Piden 11 meses de prisión para unos padres asturianos que no están llevando a sus hijos al colegio por la COVID

Piden 11 meses de prisión para unos padres asturianos que no están llevando a sus hijos al colegio por la COVID
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

La Fiscalía de Menores del Principado de Asturias ha solicitado 11 meses de cárcel para los padres de dos niños a los que no están llevando al colegio por temores relacionados con la pandemia de COVID.

Pese a que desde los centros educativos de los menores se había informado a los padres sobre las consecuencias de un absentismo continuado, los progenitores continuaron manteniéndose firmes en su postura, por lo que se acabó activando el protocolo de absentismo siguiendo indicaciones de la Consejería de Educación.

La Fiscalía considera que los motivos que alegan los padres para justificar el absentismo de sus hijos son "incoherentes", y les acusa de un delito de abandono de familia y desobediencia grave. El escrito de acusación ya ha sido presentado en el Juzgado correspondiente

Les habían inscrito en una escuela americana a distancia sin homologación en España

colegio

Los hermanos, de 11 y 14 años, deberían estar cursando 5º de Primaria y 2º de la ESO en un colegio e instituto del concejo asturiano de Cangas del Narcea. Pero desde que comenzara este curso académico no han asistido a sus respectivos centros educativos ni una sola vez, salvo el mayor que acudió en una ocasión a hacer un examen.

Según podemos leer en el diario 'El Comercio', los padres tomaron la decisión de no llevar a sus hijos al colegio e instituto durante este curso antes de que comenzaran las clases en septiembre, y así lo hicieron saber. De hecho, leemos que habían solicitado un traslado del sistema educativo para que los niños pudieran estudiar en casa, y les habían matriculado en una escuela americana a distancia -aunque este tipo de enseñanza no está homologada en nuestro país-.

Entre los motivos alegados para no llevarles de forma presencial está el uso de mascarillas y la distancia social:

"Las limitaciones al contacto y movimiento impuestas por las medidas sanitarias derivadas de la pandemia, impiden un desarrollo motriz y neurológico necesario para el despliegue de las capacidades cognitivas vitales para el aprendizaje"

"La distancia social impuesta genera sentimientos de desconfianza, desvitaliza las relaciones, dificulta la empatía y el desarrollo de las habilidades sociales".

"La visión continuada de personas y compañeros con mascarillas, a las que no se les puede ver la expresión de gestos y emociones, fundamentales para una correcta comunicación verbal y no verbal, obstaculiza la misma entre compañeros y profesorado, impide una comunicación fluida, modula defectuosamente la vocalización (timbre) impidiendo la adecuada comprensión del lenguaje y potencia la individualidad frente a la colectividad" -leemos en 'El Comercio'

Tras numerosos avisos, la Consejería de Educación activó el protocolo de absentismo

Tanto el colegio como el instituto de los niños informaron en sucesivas ocasiones a los padres sobre las consecuencias del persistente absentismo y la obligación de acudir a clase de forma presencial, incluso en estos momentos de pandemia. También los responsables de los Servicios Sociales de Cangas del Narcea contactaron con la familia, pero a pesar de los varios requerimientos, los progenitores continuaron firmes en su postura.

Finalmente, el 30 de noviembre del pasado año se pusieron los hechos en conocimiento de la Fiscalía de Menores del Principado de Asturias.

El fiscal de menores pidió a los padres que cumplieran con su obligación de garantizar la escolaridad de sus hijos en un centro educativo homologado, recordándoles que en España no está permitida la enseñanza en casa.

Pero acabadas las vacaciones de Navidad, los niños continuaron sin asistir a sus respectivos centros, por lo que la Fiscalía decidió presentar una querella criminal contra los padres por un delito de abandono de familia y desobediencia, que fue admitida a trámite por el juzgado de primera instancia e instrucción de Cangas del Narcea.

El pasado mes de febrero, los padres prestaron declaración en el Juzgado, y en ese momento, la magistrada que lleva el caso ordenó continuar con la tramitación de diligencias, pues con las investigaciones realizadas hasta la fecha veía indicios de un posible delito.

Ahora, la Fiscalía de Menores de Asturias solicita 11 meses de prisión para cada uno de los padres; cuatro meses por un delito de abandono de familia y siete meses por un delito de desobediencia. A fecha del escrito de acusación de la Fiscalía, los acusados no habían modificado su posicionamiento.

Foto | iStock

Vía | El Comercio

En Bebés y Más | Una juez obliga a un niño de cinco años a ir a clase aunque su madre se oponía por miedo al Covid: "va a socializarse", Multar a los padres que no lleven a sus hijos al colegio: la posibilidad que contempla Reino Unido

Temas
Inicio