Compartir
Publicidad
Siete trucos para saber qué pecho le has dado al bebé
Lactancia

Siete trucos para saber qué pecho le has dado al bebé

Publicidad
Publicidad

La lactancia materna es el mejor alimento que puedes darle a un bebé durante sus primeros meses de vida, y que se recomienda continuar ofreciéndole por lo menos hasta los dos años, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud.

Los bebés deben alternar las tomas entre un pecho y otro, pero en ocasiones es difícil recordar cuál es el que le toca. Por eso, te compartimos siete trucos para saber qué pecho le has dado al bebé.

Recordar cuál fue el pecho que le diste al bebé y cuál es el que sigue puede ser un poco difícil, especialmente en esas primeras semanas tras el parto, pues con todos los cambios de rutina y desveladas, es de esperarse que tengamos pequeños olvidos, incluyendo este.

Los trucos que te compartiré son fáciles de realizar y te ayudarán muchísimo en este aspecto, además de que en su mayoría requieren pocas cosas y se tratan básicamente de utilizar algo para señalar un lado de tu cuerpo que te sirva como guía para las tomas de tu bebé.

Usar el tirante del sujetador

Recientemente te compartí algunos consejos prácticos para los días después del parto, en el que te mencionaba utilizar el tirante del sujetador para recordar qué pecho le habías dado al bebé. Puedes colocar un broche pequeño, un listón o un prendedor en uno de los tirantes, y así saber qué pecho es el siguiente.

Ponerte una goma de pelo en la mano

Similar al truco de colocar algo en el tirante del sujetador, usando una goma de pelo en una mano puede ayudarte a saber cuál pecho es el que ya le has dado al bebé, cambiándola de lado en cada toma. Si sueles recoger tu cabello, recuerda no utilizar esa goma para hacerlo, pues podrías confundirte y no saber qué pecho es el que sigue.

Pulsera especial para recordar

Otra alternativa genial para marcar un lado de tu cuerpo y saber qué pecho ya le has dado al bebé, es utilizando una pulsera de lactancia, que hayas elegido específicamente para ello. Puedes comprar alguna que haya sido elaborada con esa finalidad, como las que dicen "Toca esta", o bien, elegir una pulsera a tu gusto y designarle esa función.

O bien, un anillo especial

Otra alternativa a la pulsera y que también puede servirnos y funcionar bien, es elegir un anillo y utilizarlo para que nos sirva de guía y podamos recordar qué pecho le hemos dado al bebé. Toma en cuenta las actividades que realizas y opta por algo sencillo, para que no te estorbe y puedas hacer tus actividades de forma regular, especialmente si no acostumbras llevar anillos.

Aplicación en tu móvil

Ahora con el uso de la tecnología y los smartphones, también podemos recurrir a alguna aplicación en nuestro móvil, que nos ayude no sólo a recordar qué pecho le toca al bebé, sino también llevar un registro de la cantidad de tomas que realiza al día, así como la frecuencia de éstas (aunque debemos recordar que la lactancia debe ser a libre demanda).

Hay distintas aplicaciones con las que te puedes apoyar, algunas son una especie de diario del bebé en las que incluye el registro de su alimentación, peso y otros datos importantes, o bien, aplicaciones especializadas para llevar un registro de la lactancia, como "Lactancia Materna Diario" que puedes encontrar para iPhone y para Android.

Lleva un diario de lactancia

Si las aplicaciones en el móvil no son lo tuyo, o quieres algo más visible para recordar qué pecho le has dado al bebé, puedes llevar un pequeño diario o registro de lactancia en un cuaderno, en el que anotes los datos que a ti te interese llevar sobre tu lactancia, incluyendo el lado con el que ya alimentaste a tu bebé.

Algún elemento u objeto en la zona donde sueles amamantar

Otra idea que puede serte útil, especialmente para los primeros días en los que suele pasarse todo el día en casa, es utilizar algún elemento en la zona donde amamantes a tu bebé. Puedes colocar una pizarra en la que anotes qué pecho es el que le has dado, o quizás colocar una franela o algún elemento en el respaldo de la silla o lugar donde le des el pecho, cambiándolo de lado según lo requieras.

Con estos sencillos y prácticos consejos espero que te resulte más fácil recordar qué pecho ya le has dado a tu bebé y disfruten juntos de una lactancia feliz.

Foto | iStock

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio