Publicidad

¿Dar el pecho te produce cansancio? Cinco consejos para aumentar tu energía durante la lactancia

¿Dar el pecho te produce cansancio? Cinco consejos para aumentar tu energía durante la lactancia
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Es posible que dar el pecho te produzca más cansancio de lo habitual. Si además sumamos los continuos despertares, las mil tareas que hay que hacer en casa y la vuelta al trabajo si es tu caso, amamantar a tu bebé puede causarte sensación de agotamiento.

La razón es el aumento de niveles de prolactina, hormona encargada de la producción de leche, que puede causar en la madre cierta sonmolencia y relajación. Si te sientes cansada mientras amamantas, te damos cinco consejos que te ayudarán a aumentar tu energía.

Manténte hidratada

Es muy frecuente que la madre sienta más sed de lo habitual durante la lactancia, una sed que a veces parece insaciable. Esto se debe a que el organismo pide reponer el líquido que pierde mientras amamantas a tu bebé (recordemos que el 88% de la leche materna está compuesta por agua).

La deshidratación puede hacer que te sientas fatigada, por lo tanto es importante mantenerte continuamente hidratada para contribuir a las función normal de las células. Ten siempre a mano una botella de agua para calmar tu sed cuando lo necesites y aumenta el consumo de frutas y verduras que contribuyan a la hidratación de tu organismo.

Ponte al sol

La luz solar contribuye a aumentar la melatonina en tu organismo, hormona que ayuda a evitar la sensación de fatiga, el cansancio crónico, el sueño y la falta de energía.

Por tanto, exponte al sol al menos unos minutos al día. Puedes salir a dar un paseo con tu bebé, siempre protegiéndolo del sol directo y en horas prudentes si es verano, ya que la vitamina D también es buena para él.

Cuida tu alimentación

Los alimentos ricos en grasa y demasiado azucarados no favorecen en absoluto a aumentar tu energía. Por el contrario, son ladrones de energía.

Para mejorar tu energía y estado ánimo debes incluir en tu dieta proteínas procedentes de carnes magras, carbohidratos simples, así como granos integrales, fibra, frutos secos y grasas omega-3, como las que se encuentran en el salmón, verduras de hoja verde y atún.

Manténte activa

Cuando te sientes cansada, no apetece demasiado, pero al contrario de lo que se cree, mantenerte activa te ayudará a aumentar tu energía. No es necesario que te apuntes al gimnasio si no te apetece, con solo realizar ejercicio físico moderado como salir a caminar, montar en bici o practicar yoga, contribuirás a aumentar tu energía.

Descansa siempre que puedas

Parece una obviedad, pero no lo es. Procura descansar siempre que tu bebé te lo permita. Aprovecha a dormir cuando duerma tu bebé porque si te pones a hacer mil cosas acabarás aún más agotada. Las siestas cortas, aunque sean de 20 o 30 minutos, te ayudarán a reponer energías a corto plazo, lo que te permitirá continuar con las tareas cotidianas con menos fatiga.

En Bebés y más | ¿Las madres comen adecuadamente durante la lactancia?, La única 'vitamina' necesaria durante la lactancia es el yodo

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios