Compartir
Publicidad

Sed insaciable durante la lactancia: a qué se debe y qué puedes hacer para aliviarla

Sed insaciable durante la lactancia: a qué se debe y qué puedes hacer para aliviarla
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Como dijimos al hablar acerca de deshidratación y lactancia, la mujer que da el pecho ha de hacer caso a su sed y beber lo que necesite para calmarla. Es muy frecuente que la madre sienta más sed de lo habitual durante la lactancia, una sed que a veces parece insaciable.

Durante la noche y al despertar es cuando más puedes sentir esa sensación de boca seca y sed continua mientras amamantas a tu bebé. Explicamos a qué se debe y qué puedes hacer para aliviarla.

¿A qué se debe la sed durante la lactancia?

Es normal sentir sed durante la lactancia, ya que el organismo nos pide que repongamos el líquido que pierde mientras amamantamos. No debemos olvidarnos que el 88 por ciento de la leche materna es agua.

También puede deberse al aumento de los niveles de hormonas como la oxitocina y la vasopresina, una hormona relacionada con la regulación de fluidos del organismo

¿Cuánto líquido debo beber durante la lactancia?

Se calcula que la mujer produce aproximadamente entre 700 y 900 ml diarios de leche, por lo que en teoría debería reponer esa cantidad de líquido en su organismo.

Pero lo cierto es que no hay una cantidad fija para todas las mujeres, puesto que cada una tiene necesidades diferentes (algunas están acostumbradas a beber más líquido que otras)... El único indicador que nos muestra cuánto necesitamos beber es nuestra sed.

¿Cómo aliviar la sed durante la lactancia?

agua

Aumenta la ingesta de líquido según tu sed

El cuerpo necesita reponer el líquido que pierde durante la lactancia, pero no debes beber más de lo normal si el cuerpo no te lo pide. Es un contrasentido. Ya vimos que no está comprobado que al beber más agua se vaya a producir más leche, incluso podría ser al contrario.

Para una producción de leche adecuada bastaría una alimentación sana y variada (incluida la ingesta de líquidos suficientes) y la succión del bebé.

Aumenta el consumo de frutas y verduras

Ten en cuenta que hablar de líquidos no es solamente agua, sino también zumos, sopas, infusiones y el agua que contienen los alimentos de forma natural, especialmente frutas y verduras. Lo importante es que te mantengas bien hidratada a lo largo del día.

Bebé agua antes o durante el amamantamiento

Una buena idea para aliviar la sensación de sed es beber un vaso de agua antes o durante la toma. Cuando te sientes a darle el pecho llévate siempre un vaso o una botella de agua, lo que nos lleva al siguiente consejo.

Ten siempre a mano una botella de agua

Procura tener siempre una botella de agua que te acompañe a todos lados: donde acostumbres dar el pecho, en tu bolso, en el bolso del bebé, en el coche... Y recuerda también llevártela también a la mesilla de noche, ya que durante la noche se incrementa la sensación de sed.

Mi consejo: a mi me calmaba mucho la sed añadir una rodaja de limón en el vaso y muchos hielos (los primeros meses de lactancia me tocaron en verano).

Tener una sed insaciable durante la lactancia es habitual y lo único que hay que hacer es beber líquidos así como alimentos que contribuyen a la hidratación del organismo y a calmar la sed.

Fotos | iStockphoto
En Bebés y más | Deshidratación en el embarazo y lactancia, ¿Las madres comen adecuadamente durante la lactancia?

Por qué es tan importante incrementar la ingesta de líquidos durante el embarazo y la lactancia
En Vitónica | Con el agua no se juega: todas las locuras que se han dicho sobre beber agua y que no tienen aval científico

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos