Compartir
Publicidad

Sed insaciable durante la lactancia

Sed insaciable durante la lactancia
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Como dijimos al hablar acerca de deshidratación y lactancia, la mujer que da el pecho ha de hacer caso a su sed y beber lo que necesite para calmarla. A veces, la sed que se siente durante la lactancia parece insaciable.

Desde que soy mamá vivo junto a una botellita de agua que me acompaña a todas partes. Ahora, son mis hijas también las que beben de ella, pero al principio era para mí sola, y podía bebérmela de una sola sentada.

Con el nacimiento de mis hijas me sentía sedienta a todas horas durante los primeros meses. Especialmente a lo largo de la noche, he llegado a beber más de un litro de agua y con la sensación continua de sed. Una sed insaciable.

Junto al sofá donde les daba de mamar en casa estaba la botellita de agua. En la mesita de noche, la botellita, en el bolso de mamá, en el bolso del carrito, en el coche… A veces parecía que estaba preparando mi casa para una invasión extraterrestre como hacía inconscientemente la niña de la película “Señales”, colocando vasos de agua por toda la casa.

No sé si tendría que ver con el hecho de que al sentarme tranquilamente a dar pecho me hacía consciente de la sed, pero, como también comentasteis que hacíais muchas en la entrada sobre deshidratación y lactancia, muchas veces aprovechaba para beber agua en abundancia mientras mis hijas mamaban porque notaba la sed enseguida.

También he leído que la oxitocina es muy similar a la vasopresina, una hormona relacionada con la regulación de fluidos del organismo, y por ello muchas madres sienten sed durante la toma.

bebiendo agua

No sé si os habrá pasado a vosotras, pero la noche y al despertar eran los periodos más “críticos” de sed insaciable. Actualmente, mi hija pequeña toma pecho por las mañanas, y sigo teniendo mucha sed por la noche, por lo que la botellita me sigue acompañando.

Otra cosa es beber más líquidos si no tenemos sed. Beber más de lo normal si el cuerpo no nos lo pide es un contrasentido. Ya vimos ayer que no está comprobado que al beber más agua se vaya a producir más leche, incluso podría ser al contrario. Para una producción de leche adecuada bastaría una alimentación sana y variada (incluida la ingesta de líquidos suficientes) y la succión del bebé.

Pero lo que sí parece cierto es que las madres que damos el pecho tenemos más sed de lo habitual, lo cual es totalmente lógico, ya que nuestro organismo necesita estar bien hidratado, como en cualquier etapa de la vida, pero especialmente en ésta en la que compartimos nuestro alimento con el del bebé.

La madre que lacta necesita beber más, pero no es posible decir qué cantidad. Dependerá de su sed: ése es el sencillo indicador que nos muestra cuánto necesitamos beber. Y aunque la sed parezca insaciable, llega un momento en que se calma.

Tener una sed insaciable durante la lactancia es habitual y lo único que hay que hacer es beber líquidos para calmarla, junto a alimentos ricos en agua, como frutas y verduras, que también contribuyen a la hidratación del organismo y a calmar la sed.

Más información | Prematuros
Fotos | Rakesh Rocky y Perfecto Insecto en Flickr
En Bebés y más | Relación entre la sal en la dieta y duración de la lactancia, Deshidratación en el embarazo y lactancia, ¿Las madres comen adecuadamente durante la lactancia?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos