Compartir
Publicidad

¿Las madres comen adecuadamente durante la lactancia?

¿Las madres comen adecuadamente durante la lactancia?
Guardar
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tanto durante el embarazo como durante la lactancia es importante que la mujer siga una dieta sana y rica en los nutrientes necesarios también para su bebé. Sin embargo, según un estudio de la Universidad de Granada, nueve de cada diez mujeres que dan el pecho a sus hijos no siguen una dieta adecuada·

Lo cierto es que me han sorprendido las cifras tan elevadas, hasta el 94% de las madres que dan el pecho a sus hijos consumen menos grasas, vitaminas A, E y hierro y más proteinas de las cantidades diarias recomendadas, aunque realmente eso no creo que afecte significativamente a los nutrientes que lleguen al bebé.

La investigación servirá parar crear grupos de educación sanitaria sobre la alimentación en embarazadas en centros de salud y hospitales, mostrando que se ha de mejorar la composición de la dieta de las madres lactantes e implementar así el aporte de nutrientes al recién nacido y lactante.

El trabajo ha sido elaborado por Jose Luis Gómez Llorente, del Departamento de Pediatría de la UGR, que recogió un total de 100 muestras de leche procedentes de 34 madres lactantes de las provincias de Granada y Almería.

A todas ellas les pasó un cuestionario para conocer la ingesta dietética realizada los 3 días anteriores a la toma de la muestra de leche. Su objetivo fue compararlas con las recomendaciones diarias con el fin de detectar desviaciones.

De los resultados obtenidos, lo más destacable es que el 94% de las madres mantienen una dieta hipocalórica, debida a la baja ingesta de grasa, e hiperproteica, ya que toman un contenido proteico superior a las recomendaciones.

Destaca, igualmente, el déficit en vitaminas A (en un 88% de las mujeres) y E (en el 99%) de la dieta de las madres del estudio.

Actualización: Habíamos apuntado anteriormente que uno de los datos numéricos que aparecían en las noticias sobre el estudio estaba equivocado, concretamente, el que hablaba de las necesidades de hierro.

Pero después de habernos puesto en contacto con el autor para aclarar las cifras sobre las que había dudas, nos confirma que respecto al consumo medio de hierro (el estudio habla de que fue de 13,8 miligramos/día y lo sitúa por debajo de lo recomendado), las recomendaciones tomadas como base son las de España publicadas por la UCM (Universidad Complutense de Madrid) que son de 18 mg/día en lactantes.

Las recomendaciones americanas de la RDA (Recommended Dietary Allowance. Food and Nutrition Board. Institute of Medicine. National Academy of Sciences) establece para madres lactantes 9 mg al día, pero para el estudio se han tomado los baremos anteriores.

Vemos que no hay acuerdo en estas recomendaciones, que varían entre países, autores y fechas, hay controversia por la disparidad de las mismas y se evidencia la necesidad de revisarlas para encontrar un consenso.

En el caso de una ingesta inferior de hierro, recordemos que el bebé dispondría en su organismo de reservas de hierro suficientes hasta los seis meses, siempre que no se corte el cordón umbilical tempranamente o no sean prematuros, cuando sí necesitarán tomar el hierro de su alimentación. 

Recomedaciones para mejorar la dieta materna

Boppy

Según el autor del estudio,

La dieta afecta a la composición de la leche y, por tanto, al alimento que reciben los recién nacidos. Si la dieta de la madre es deficitaria y tiene carencias, la leche también tendrá esas ausencias y el recién nacido será deficitario en algunas vitaminas o hidratos.

Por ello se recomienda a las madres aumentar el consumo de cereales y frutas y disminuir el de grasas trans, aceites refinados y bollería industrial, entre otros consejos. También se destaca la carencia de Omega-3, un ácido graso esencial para un completo desarrollo y funcionamiento del cerebro humano y que se contiene en alimentos diversos.

Creo que son consejos a seguir en cualquier momento de nuestra vida, pero especialmente durante el embarazo y la lactancia, y ya no sólo por el bebé sino por la salud de la mujer. Sin embargo, y respondiendo a la pregunta que formulaba el título, soy de la opinión de que, en general, no solemos comer bien ni cuidar demasiado nuestra dieta durante la lactancia, ni durante el embarazo, ni en cualquier otro periodo, ni hombres, ni mujeres.

Pero si en cualquier otra etapa esa falta no nos afecta visiblemente, para prevenir el déficit de vitaminas o minerales y oligoelementos que nuestra dieta pueda echar en falta podemos tomar durante el embarazo y la lactancia los complementos alimenticios que nos indique nuestro médico. De ese modo contribuimos a nuestra salud y la del bebé, sin descuidar una alimentación lo más sana, completa y equilibrada posible.

Respecto a este estudio, me parece que la muestra que toma es bastante reducida, y no hemos podido acceder a las recomendaciones citadas.

Y si bien la dieta de la madre determina la composición de la leche, respecto a las vitaminas presentes en la leche materna hemos de recordar que cubren las necesidades del bebé, pero son variables en concentración, según el estado nutricional y el aporte de vitaminas que recibe la madre.

La composición de la leche materna tiene todo lo necesario para que un bebé crezca sano, y la AEPED sólo recomienda un suplemento de vitamina D para los bebés, de hierro si son prematuros, y de yodo para las madres. En todo caso, lo que las madres podemos hacer es optimizar la composición de la leche al mejorar nuestra dieta con una alimentación más adecuada para nuestra salud.

Vía | Granada Hoy
En Bebés y más | La alimentación durante la lactancia, ¿Qué contiene la leche materna?, Nutrir el cerebro del bebé

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos