Compartir
Publicidad
La única 'vitamina' necesaria durante la lactancia es el yodo
Lactancia

La única 'vitamina' necesaria durante la lactancia es el yodo

Publicidad
Publicidad

Hace unos meses publicamos una entrada en la que explicamos que los estudios decían que durante el embarazo sólo se deben tomar aquellas vitaminas que una mujer necesite de manera individual, y como suplemento de beneficios probados el ácido fólico durante el primer trimestre.

El yodo quedaba como opcional para aquellas mujeres que no lo recibieran en cantidad suficiente a través de la dieta, el hierro según fueran los valores en la analítica y la vitamina D, dependiendo de la situación individual de cada mujer (de dónde viva, básicamente).

Ahora bien, la gran duda quedó para después del embarazo. ¿Qué hay que tomar cuando estás amamantando? En la farmacia venden suplementos multivitamínicos específicos para la lactancia que pueden llegar a costar unos 15 euros (tienes para un mes), que en la mayoría de casos son innecesarios porque la única 'vitamina' necesaria para la lactancia es el yodo.

Por si acaso, toma de todo...

Seguro que habéis oído en más de una ocasión esta frase. La madre duda de la calidad de su leche, ha oído que hay suplementos para que sea lo más nutritiva posible y cuando va a la farmacia y da con alguien con ganas de vender o pregunta a algún profesional de la salud poco actualizado, le dicen esto: "Por si acaso, toma esto, que lo lleva todo".

Y la mujer paga porque la salud de su bebé no tiene precio y no habría nada más duro que tener una leche de poca calidad, poco nutritiva, por culpa de no gastarse el dinero.

Pero esto no es cierto. Vamos, que es mentira directamente: la leche de todas las madres es buena, a menos que no coma absolutamente nada, y entonces no solo preocupa la leche, sino su capacidad para cuidar de un bebé, porque será una madre desnutrida.

Pero como las mujeres que van a la farmacia a comprar suplementos no están desnutridas, sino que tienen comida a su alcance, no hay posibilidad de que tengan leche poco nutritiva.

Y lo más fuerte del asunto es que esto se sabe desde hace más de 30 años: un estudio realizado en 1985 en Bangladesh comparó la leche materna de 60 madres de una zona periurbana, con carencias nutricionales, con el fin de saber si producían una la cantidad suficiente de leche y si la calidad era tan pobre como su alimentación.

Vieron que todas producían leche suficiente para sus bebés y observaron que las mujeres con mejor alimentación producían una leche nutricionalmente mejor, con más grasa, energía y nutrientes, pero concluyendo lo siguiente:

Aunque las madres estaban mal alimentadas en comparación con las poblaciones de referencia internacional, su capacidad de lactancia no se vio gravemente afectada.

Es decir, que a pesar de la mala nutrición de la madre, la leche seguía siendo suficiente y los nutrientes válidos para criar a un bebé, siendo recomendable mejorar la nutrición de la madre para asegurar el aporte al bebé. En nuestro medio, sólo vería lógico tomar multivitamínicos en caso de que la madre lleve una dieta desequilibrada (y la recomendación primera sería mejorar la dieta, ya no por la leche, sino por su salud).

¿Estás amamantando? Deberías tomar yodo

Durante el embarazo, como hemos dicho, no está protocolarizado el uso de yodo a nivel nacional, aunque sí se tiene (o se debería) tener en cuenta que su déficit puede afectar a la función tiroidal tanto de la madre como del bebé, y al desarrollo neuropsicológico del feto.

Esto quiere decir que a las mujeres embarazadas hay que preguntarles por su aporte diario de yodo a través de la dieta, y si es insuficiente, informar de por qué es importante el consumo de yodo o de un suplemento.

Tal y como leemos en la Guía de Práctica Clínica de Atención en el Embarazo y Puerperio (los protocolos por los que deberían regirse los hospitales españoles):

Se sugiere la suplementación farmacológica durante la gestación con yoduro potásico a dosis de 200 μg/día en aquellas mujeres que no alcanzan las cantidades diarias recomendadas de ingesta de yodo con su dieta (3 raciones de leche y derivados lácteos + 2 g de sal yodada).

Istock 000008873591 Large

Sin embargo, durante la lactancia el tema del yodo adquiere aún más relevancia, porque el yodo que reciba el bebé a través de la leche materna es dependiente de la cantidad que reciba la madre, y porque se ha visto que el déficit de yodo afecta al desarrollo psicomotor e intelectual de los niños, y en España son muchísimos los que tienen dicho déficit.

Por esta razón, en base a los estudios disponibles, se recomienda que las mujeres tomen un suplemento de yodo durante toda la lactancia. El Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría establece que dicha suplementación sería de este modo:

Las necesidades de yodo en la mujer lactante se estiman en 250-300 µg /día. Dado que el consumo de sal puede estar reducido en ese período (la sal yodada es la fuente de yodo recomendada para todo el mundo), se aconseja un suplemento de 200 µg de yodo al día en forma de yoduro potásico, durante el periodo de lactancia, tanto si se lacta a un solo niño como si se trata de gemelos o hermanos (lactancia en tándem).

¿Y cuánto cuesta el yodo?

"Es un negocio, no lo tomaré", me dijo una madre cuando le expliqué que era una recomendación oficial. Y sí, claro que hay negocio detrás de muchas recomendaciones a embarazadas y mujeres lactantes; sin ir más lejos, acabamos de explicar uno: el negocio de los multivitamínicos, que como veis son innecesarios (y que en algunos casos podrían ser hasta contraproducentes).

Pero el yodo no parece tan negocio si tenemos en cuenta que una caja de pastillas de yodo tiene un precio de unos 4 euros (no llega) y vienen 50. Vamos, que con los 15 euros que te gastas en un mes en un multivitamínico para la lactancia tienes pastillas de yodo para casi siete meses.

Claro que se gana dinero con ello, pero es muy poco en realidad, y la diferencia es que con el yodo estás percibiendo algo que sí se recomienda para ti y tu bebé, cuando con lo demás estás pagando por sustancias que la mayoría de mujeres no necesitan porque ya las reciben a través de la comida, sobre todo si siguen una dieta equilibrada.

Fotos | iStock
En Bebés y más | La importancia del yodo durante el embarazo y la lactancia, El yodo en la lactancia, también imprescindible, Yodo en el embarazo: ¿por qué es importante?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos