Compartir
Publicidad

Yodo en el embarazo: ¿por qué es importante?

Yodo en el embarazo: ¿por qué es importante?
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Yodo, ácido fólico, calcio, omega 3... son algunos términos bien conocidos por las embarazadas, ya que constituyen una parte de las recomendaciones para un embarazo saludable. Hoy nos centramos en uno de esos elementos y nos preguntamos: ¿por qué es tan importante el yodo en el embarazo?

Las mujeres embarazadas y lactantes necesitan cantidades mayores que en otras etapas de la vida ya que el yodo es esencial para el desarrollo cerebral del bebé.

El yodo es necesario para el metabolismo adecuado de las células, es decir, para el proceso de conversión de los alimentos en energía. Las personas necesitamos el yodo para el buen funcionamiento de la tiroides y para la producción de las hormonas tiroideas. Además, juega un papel fundamental en el crecimiento y desarrollo de todos los órganos, especialmente del cerebro.

Si a una persona le falta yodo en la dieta durante un periodo de tiempo prolongado podría dar lugar a un hipotiroidismo: si no hay suficiente yodo, aumentan de tamaño las células tiroideas y la glándula tiroides. La ingesta de yodo suficiente en la dieta puede prevenir el cretinismo, una forma de discapacidad intelectual y física.

Esta deficiencia afecta con más frecuencia a las mujeres que a los hombres y es más común en mujeres embarazadas y niños mayores. El hipotirodismo materno puede producir aborto e incluso problemas de aprendizaje en los niños nacidos de mujeres hipotiroideas no tratadas.

La yododeficiencia puede afectar también al desarrollo de otros órganos y ser responsable de retrasos de crecimiento intrauterino, hipoacusia permanente y defectos congénitos varios, que aumentan la posibilidad de morbimortalidad perinatal e infantil.

Por lo tanto, el yodo es un nutriente necesario para la salud y el desarrollo de las personas en cualquier etapa de la vida, pero especialmente en el embarazo.

Si una mujer embarazada ingiere menos yodo del necesario, puede presentar una hipotiroxinemia que repercuta negativa e irreversiblemente sobre el desarrollo del bebé, tanto a nivel psicomotor como intelectual.

Como la ingesta insuficiente de yodo en el niño pequeño también puede afectar al desarrollo de su cerebro, hay que garantizar también un aporte suficiente de este nutriente a la madre lactante.

Metilmercurio y embarazo

Recomendaciones de yodo en el embarazo

Según estudios recientes en la población de embarazadas españolas, la situación nutricional de yodo estimada está por debajo del rango recomendado por la OMS durante el embarazo, excepto en las embarazadas que consumen suplementos.

En la mujer embarazada y lactante las necesidades de yodo aumentan hasta 250 g/día y no son garantizadas suficientemente con el consumo de alimentos enriquecidos con yodo (como la sal yodada, que además se restringe en esta etapa), por lo que es necesario utilizar un suplemento extra de yodo en forma de yoduro potásico.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), Unicef y el Consejo Internacional para el Control de los Trastornos por Deficit de Yodo, la mejor estrategia para evitar el déficit de yodo en la población general es el consumo habitual de sal yodada, y aportar como preparado farmacológico un suplemento extra de al menos 200 mcg de yodo al día a las mujeres embarazadas, a las lactantes y a aquellas que estén planeando un embarazo.

Veamos qué elementos que podemos incluir en la dieta y alimentos son ricos en yodo, para garantizar el aporte suficiente:

  • La sal yodada es sal de cocina con yodo agregado y es la principal fuente alimenticia de este elemento.

  • Los mariscos son ricos en yodo de forma natural.

  • Pescados como el bacalao, el róbalo, el abadejo y la perca son buenas fuentes. Recuerda cuáles son los pescados que puedes comer durante el embarazo.

  • El alga parda o marina (kelp) es un vegetal alimenticio de mar con alto contenido en yodo. Las plantas que crecen en suelos ricos en yodo también son buenas fuentes.

  • Los productos lácteos también contienen yodo debido a la utilización generalizada de piensos enriquecidos con este oligoelemento en la alimentación de los animales (las ecológicas en cambio podrían presentar contenidos de yodo muy bajos).

Finalmente, recordemos que el exceso de yodo tampoco es bueno, por ello no se pueden utilizar antisépticos yodados para la antisepsia cutánea de la madre y/o del recién nacido porque causan yatrogenia.

Hay autores que señalan que la suplementación universal con comprimidos de yodo durante la gestación y la lactancia materna en estos momentos no está justificada en España, ya que con el contenido de yodo en la sal yodada y en la leche y derivados lácteos es posible cubrir las necesidades en la gestación y lactancia, y se evitan los posibles riesgos del exceso.

En estos casos, la suplementación farmacológica durante el embarazo y la lactancia podría realizarse en las áreas donde haya evidencia clara de yododeficiencia en la población o en mujeres que no tomen leche ni derivados lácteos ni sal yodada.

Unicef y la OMS recomiendan

la administración de suplementos de yodo a mujeres embarazadas o en periodo de lactancia en países en los que menos del 20% de los hogares tienen acceso a la sal yodada. Los países en los que entre el 20% y el 90% de los hogares tienen acceso a la sal yodada deberán intentar acelerar la yodación de la sal o evaluar la viabilidad de aumentar la ingesta de yodo en los grupos más susceptibles mediante suplementos o alimentos enriquecidos con este elemento.

No obstante, la "Guía para la prevención de defectos congénitos" del Ministerio de Sanidad señala que el suplemento de yodo debería iniciarse antes del inicio del embarazo, o lo más precozmente posible, y mantenerlo hasta el final de la lactancia.

Como vemos, el yodo el fundamental para un embarazo saludable, así que hemos de procurar que no nos falte este micronutriente en la dieta y también lo incluirá el suplemento alimenticio que nos recomiende el ginecólogo. Durante la lactancia, mantén los niveles adecuados de yodo.

Fotos | Thinkstock
Más información | MSSSI, Osakidetza
En Bebés y más | La importancia del yodo durante el embarazo y la infancia, Es imprescindible tomar un suplemento de yodo durante embarazo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos