Publicidad

Perdió todas sus posesiones en un incendio, pero sus compañeros de colegio le dieron una preciosa sorpresa que nos ha emocionado

Perdió todas sus posesiones en un incendio, pero sus compañeros de colegio le dieron una preciosa sorpresa que nos ha emocionado
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

El pasado 21 de septiembre, probablemente fue uno de los peores días para el pequeño Daniel Hunt y su familia, pues su casa sufrió un terrible incendio y perdieron gran parte de las pertenencias. Y aunque sin duda, lo importante es que ninguno sufrió daños personales, para Daniel fue especialmente traumático perder todos sus juguetes.

Por eso, cuando sus compañeros de clase se enteraron de lo que había ocurrido, decidieron sorprender a Daniel de una manera muy especial. La escuela donde estudia, en Philadelphia, se hizo eco de esta preciosa historia que hoy os compartimos.

Una lección de amor, generosidad y agradecimiento

Daniel Hunt lo había perdido todo en un incendio declarado en su vivienda de Philadelphia. Con tan solo nueve años ya había vivido una terrible experiencia, pero aún así no perdió la sonrisa. Y es que según declaraba a ABC News el director de su escuela, si algo caracteriza a este pequeño de Tennesse es su positivismo y su felicidad, que siempre siembra allá donde va.

Es por ello, que sus compañeros y profesores no quisieron quedarse de brazos cruzados ante la tragedia, y comenzaron a recolectar dinero en secreto para reemplazar todos los juguetes que Daniel había perdido en el incendio de su casa. Juegos de mesa, Legos, un balón de fútbol, figuras de Pokémon... en menos de una semana, habían comprado todos los juguetes que las llamas devoraron días antes.

Hace unos días, el colegio donde Daniel estudia se hizo eco de esta bella historia, compartiendo en su página de Facebook las fotografías del momento en que el niño fue sorprendido por todos sus amigos con una mesa repleta de regalos para él.

Y por si este increíble detalle no fuera suficiente, el director de la escuela afirma que durante la semana que duró la colecta, los compañeros se volcaron con Daniel, mostrándole su apoyo incondicional, haciéndole sonreír y no dejándolo solo en ningún momento. Y lo mejor, ¡sin desvelar ni un detalle de lo que estaban preparando para él!

"Los niños estaban deseando hacer esto por Daniel. Fue sorprendente presenciar la emoción de todos los alumnos de tercer grado, mientras preparaban a escondidas los juguetes que iban a regalarle" - afirmaba el director a Today Parents.

El niño reaccionó con gran emoción y una enorme sonrisa, y pidió a sus compañeros que se fundieran todos en un gran abrazo grupal. En aquel momento, para Daniel no era importante revisar los juguetes ni abrir las cajas, sino agradecer a todos los amigos lo que habían hecho.

"Todos los adultos e incluso muchos estudiantes tenían lágrimas en los ojos mientras presenciaban la escena. Soy muy afortunado de haber sido testigo del amor tan puro entre estos niños, y de las donaciones que han hecho los alumnos de esta escuela".

Sin duda, la historia de Daniel y sus amigos es digna de alabar por ambas partes, y nos da muestra de una gran empatía, amor y generosidad. La solidaridad de los compañeros de clase hizo posible este hermoso gesto, pero también cabe destacar la reacción del pequeño, que lejos de ser material y abalanzarse a los juguetes (algo que, por otro lado, hubiera sido lógico y comprensible dadas las circunstancias) no quiso perder un minuto en agradecer y abrazar a todos los que habían hecho posible aquel bonito desenlace.

Vía / Today Parents, ABC News

En Bebés y Más / Siete claves para evitar que nuestros hijos sean analfabetos emocionales, La emotiva actividad de una profesora para ayudar a sus alumnos a soltar su "bagaje emocional" y fomentar la empatía

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir