Publicidad

La emotiva actividad de una profesora para ayudar a sus alumnos a soltar su "bagaje emocional" y fomentar la empatía

La emotiva actividad de una profesora para ayudar a sus alumnos a soltar su "bagaje emocional" y fomentar la empatía
1 comentario

Publicidad

Publicidad

La educación emocional es un aspecto muy importante en el que debemos ayudar a trabajar a nuestros hijos desde que son pequeños. Teniendo una buena educación emocional, los niños sabrán gestionar mejor sus emociones desde pequeños, lo que les ayudará a saber cómo actuar ante sentimientos negativos y cómo ayudar a otros que estén pasando por un momento difícil.

Y aunque es importante trabajarla desde pequeños, cuando son mayores también es bueno reforzarla a través de nuestro ejemplo y otros ejercicios, como la actividad viral de una profesora, con la que ayudó a sus alumnos a soltar su bagaje emocional y a fomentar la empatía entre ellos.

Karen Wunderlich Loewe es la profesora detrás de la publicación que se ha hecho viral tras mostrar una genial actividad para ayuda a sus alumnos a fomentar la empatía y recordarnos que todos tenemos problemas o situaciones que nos preocupan, y que llevamos sobre nuestros hombros.

Publicada en su cuenta de Facebook, la profesora de Oklahoma, Estados Unidos, comparte el resultado de una actividad que realizó el primer día de clases con sus alumnos de primaria:

"Este es mi vigésimo segundo año dando clases en primaria. Ayer fue posiblemente uno de los días más impactantes que he tenido. Probé una nueva actividad llamada 'La actividad del bagaje'", comienza a contar Karen, en la publicación que ya se ha compartido más de 574.000 veces.

"Les pregunté a los niños qué significaba 'bagaje' y la mayoría de ellos decían que eran situaciones dolorosas que llevaban sobre sus hombros", cuenta Karen.

Posteriormente, pidió a sus alumnos que escribieran en un papel en blanco alguna cosa o situación que les preocupara, les causara pesar en sus corazones o que les hiriera. Todo de forma anónima. Sus alumnos entonces arrugaron el papel y lo lanzaron dentro del salón de clases.

Después, cada uno de ellos levantó un papel al azar y leyó en voz alta lo que sus compañeros habían escrito. Después de cada uno, la profesora preguntaba si quien lo había escrito deseaba revelar quién era y hablar sobre eso.

"Debo decirles, nunca me había conmovido hasta las lágrimas como lo que estos niños abrieron y compartieron con la clase. Cosas como suicidio, padres en prisión, drogas en la familia, ser abandonado por sus padres, muerte, cáncer, la pérdida de una mascota [...] Los niños que leyeron los papeles lloraban porque las cosas que leían eran duras. La persona que lo había compartido (si habían elegido decir quiénes eran) también lloraba en ocasiones. Fue un día emocionalmente agotador, pero creo firmemente que mis chicos juzgarán un poco menos, amarán un poco más y perdonarán un poco más rápido", cuenta Karen

Todos los papeles fueron colocados en una bolsa que fue colgada junto a la puerta del salón de clases, como un recordatorio de que todos ellos tienen bagaje emocional. "Mientras se iban les dije que no estaban solos, que eran amados y que nos teníamos unos a otros. Me siento honrada de ser su profesora", concluye.

La actividad de esta profesora, que fue aplaudida por miles de personas que la compartieron y felicitaron a la maestra porque ha mostrado que no solamente lo académico es lo único que importa, sino que la educación emocional es algo que también se trabaja todos los días.

Desde luego, esto también podemos y debemos hacerlo desde casa, tal y como lo comentaba hace tiempo en otro artículo donde te explicaba por qué está bien que nuestros hijos nos vean llorar: les enseña a no guardarse las cosas, que llorar está bien (¡y es muy sano!) y que todas las personas tienen malos días o preocupaciones, en las cuales podemos apoyar o escuchar a otros.

Actividades como éstas nos ayudan a evitar que nuestros hijos sean analfabetos emocionales, a ayudarles ser más empáticos y comprensivos con los demás, y también, a saber que no están solos y que siempre pueden buscar ayuda.

Foto | iStock
Vía | Scary Mommy

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir