Embarazadas que pasan mucho tiempo de pie: diez consejos para aliviar molestias

Embarazadas que pasan mucho tiempo de pie: diez consejos para aliviar molestias
Sin comentarios

En el embarazo, debido a los cambios hormonales, al aumento de la circulación y al creciente tamaño de la barriga, el estar de pie muchas horas seguidas acarrea algunas molestias en la mujer relacionadas con los cambios propios de la gestación.

Algunas mujeres pasan mucho tiempo de pie debido a las exigencias de su puesto de trabajo, como peluqueras, dependientas, o camareras, por ejemplo. Esto aumenta claramente el riesgo de dolores de espalda o problemas de circulación (edema, venas varicosas, hemorroides…), que pueden hacer muy difícil llevar la gestación, sobre todo hacia el final de la misma.

Es posible que a lo largo del embarazo puedas combinarlo con el trabajo y llegar hasta el final de los nueve meses sin dejar de trabajar. Pero algunos trabajos se adaptan mejor a las embarazadas que otros y cada mujer es distinta incluso en el mismo puesto de trabajo (según sus condiciones físicas…).

Por ello, si la embarazada realiza un puesto de trabajo que le resulta fatigoso (en este caso, por estar mucho tiempo de pie), podría pedir un traslado a otro puesto más adecuado si fuera posible.

No te pierdas estos consejos para las embarazadas que pasan mucho tiempo de pie en su puesto de trabajo, para evitar problemas físicos.

Consejos para las embarazadas que pasan mucho tiempo de pie

embarazada-pie

Dependiendo del puesto de trabajo, podrás llevar a cabo algunos de estos consejos durante la jornada laboral, pero si no es así, no dejes de hacer los ejercicios en casa.

  • Evitar pasar demasiado tiempo de pie, buscando alternativas para sentarse cada cierto tiempo o soluciones como utilizar un taburete alto o una silla para realizar el mismo trabajo.
  • Caminar un poco cada media hora para no alargar una posición estática que carga la musculatura.
  • Coger un reposapiés o pequeño elevador (cojín, caja...) para ir apoyando cada pie alternamente, cambiando de posición los pies para relajar zona lumbar.
  • Si se cargan piernas y espalda podemos hacer estiramientos de piernas apoyadas en pared, barra o mesa (ya sabemos que cambia el eje del cuerpo y el equilibrio es más inestable durante el embarazo), o guardando equilibrio, estirar el gemelo doblando cada pierna hacia atrás, intentando que el talón toque el glúteo. Aguantar el estiramiento unos segundos y cambiar de pierna.
  • Otro movimiento que podemos hacer a menudo en nuestro puesto de trabajo, en las pausas, en casa... para descansar las piernas es rotar los tobillos en círculos.
  • El dolor de espalda es muy frecuente en el embarazo, ya que las articulaciones de la pelvis se relajan, el abdomen tiene un gran tamaño que hace que cambie el equilibrio (la madre suele arquear el cuello y echar los hombros hacia atrás), la parte inferior de la espalda se curva y surge la tensión, el dolor… Estos dolores son más frecuentes si se trabaja de pie. Recuerda que hay ejercicios específicos para la espalda durante el embarazo, puedes hacer estiramientos de columna...
  • Intenta mantener una buena postura que evite tensiones musculares, sentada con la espalda recta, recostarnos y levantarnos despacio, tumbada de lado...
  • Realiza ejercicio de manera habitual desde el principio del embarazo, ya que tiene múltiples beneficios. El hecho de reforzar la musculatura abdominal y lumbar puede prevenir futuros dolores, y la circulación que mejora evita varices...
  • Realiza ejercicios de bascular la pelvis para alinear el cuerpo. De pie, con la región lumbar apoyada en la pared, intentando estirar la musculatura de la espalda. Balancear la pelvis hacia delante y hacia atrás manteniendo la espalda recta.
  • También puedes realizar ejercicios de cuello y cabeza que relajen la tensión de la zona y ejercicios de relajación en general, que contribuyen al bienestar físico y psicológico.

En definitiva, si pasas mucho tiempo de pie durante el embarazo ten en cuenta estos consejos para que esto no afecte a tu salud ni a la del bebé. Y si aun así esta situación te causa malestar, los dolores son fuertes (varices, espalda...) y no remiten, consulta al médico sin falta.

Fotos | Amina Filkins y Amina Filkins en Pexels 

En Bebés y más | Cuida tu postura durante el embarazo: nueve consejos para mantener una correcta higiene postural y evitar el dolor de espalda

Temas
Inicio