Compartir
Publicidad

Estiramientos de columna durante el embarazo

Estiramientos de columna durante el embarazo
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si no existe ninguna contraindicación, realizar estiramientos de columna durante el embarazo puede ayudar a disminuir el riesgo de sufrir dolores de espalda, dolor lumbar o ciática, unas de las molestias más frecuentes durante esta etapa.

Esto es debido generalmente a que la musculatura de la espalda se sobrecarga y se contractura. Lo mejor que se puede hacer para evitarlo es hacer ejercicios de manera habitual e intentar adoptar las posturas adecuadas. Veamos algunos ejercicios que, combinados con otros, nos ayudan a mantenernos en forma durante el embarazo.

  • Posición inicial: sentada con las piernas flexionadas, apoyada sobre las manos, con los brazos hacia atrás. Hay que inspirar mientras se eleva las costillas, enderezando la espalda y sin levantar los hombros. A continuación espiramos volviendo a la posición inicial.

  • Posición inicial: (junto a una pared) sentada con las piernas flexionadas con la columna y la cabeza apoyada contra la pared, las manos sujetando los tobillos. Inspiramos, y al expulsar el aire, llevamos la pelvis hacia delante apoyando toda la espalda contra la pared.

  • Posición inicial: (con una cinta elástica ancha, del tipo que se usa para clases de pilates), sentada, con las piernas juntas y estiradas. Ponemos la cinta en las plantas de los pies y sujetamos los extremos con las manos, manteniendo los brazos estirados. Inspiramos, y al expulsar el aire, tiramos de los extremos de la cinta, llevando los hombros hacia atrás y manteniendo la espalda recta.

  • Posición inicial: en pie, con las piernas ligeramente abiertas, elevamos un brazo por encima de la cabeza y flexionamos el tronco desde la cintura hacia el lado contrario tres veces. A continuación, volvemos lentamente a la posición vertical y cambiamos de brazo, realizando las tres flexiones hacia el otro lateral.

Cada ejercicio se puede repetir cuatro o cinco veces, siempre que no sintamos molestias, y combinado con otros ejercicios como los de cabeza (preferiblemente, los de cabeza primero y a continuación los de espalda), para mantener a raya también los dolores cervicales, o simplemente caminar, que aporta tantos beneficios.

Gracias a estos ejercicios de columna durante el embarazo estaremos más flexibles y nos encontraremos mejor para sobrellevar las molestias propias de la gestación, especialmente en el último trimestre, cuando el peso ha aumentado considerablemente.

Foto | Fuzzyyol en Flickr-CC En Bebés y más | Entrenamiento en el agua para embarazadas, El embarazo y la tonificación muscular, Ejercicios preparto para fortalecer el suelo pélvico, Ejercicio durante el embarazo: recomendaciones generales (I) y (II)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos