Publicidad

Durante la cuarentena, ¿cuándo debo ir a urgencias si estoy embarazada?

Durante la cuarentena, ¿cuándo debo ir a urgencias si estoy embarazada?
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

El plena epidemia por coronavirus en España, son muchas las futuras madres que están viviendo sus embarazos con una mezcla de miedo y ansiedad. No son tiempos fáciles para ellas, y a la incertidumbre de cómo será su parto se unen también las reticencias a acudir a urgencias en caso de dudas o síntomas que les alarmen.

Pero aunque en estos momentos todos hemos de valorar muy bien cuándo y por qué acudir a las urgencias de un hospital, la matrona Carla Quintana afirma que las embarazadas no deben demorar este momento en caso de presentar determinados síntomas que puedan poner en peligro su salud y la de sus bebés.

Carla es la fundadora del proyecto 'Matrona para mí', y estas son las recomendaciones que nos ha dado sobre cuándo acudir a urgencias si estás embarazada en estos tiempos de coronavirus.

Fiebre alta y/o síntomas respiratorios

fiebre en el embarazo

Ante la pandemia de coronavirus es importante señalar en primer lugar los síntomas relacionados con el COVID-19 que deben tener en cuenta las embarazadas a la hora de acudir a urgencias. En este sentido, la matrona nos hace las siguientes apreciaciones:

Debes acudir a urgencias

  • Si presentas síntomas respiratorios como falta de aire, presión en el pecho o dificultad para respirar debes acudir de inmediato al hospital, y hacerlo con las máximas medidas de protección: uso de guantes y mascarilla y guardando la distancia de seguridad.

  • Ante fiebre de más de 38 que no cesa tras tomarte un paracetamol, también es importante acudir a urgencias. En este caso podría no solo tratarse de una infección por coronavirus sino de cualquier otro motivo que ponga en riesgo el embarazo, por lo que es necesario que lo valore un profeisonal.

No es motivo de urgencia

Si únicamente presentas tos y fiebre de menos de 38 (sin dificultad respiratoria) es preferible que te quedes en casa. Eso sí, si este episodio tuviera lugar en las últimas semanas o días de embarazo, la matrona insiste en la importancia de mencionarlo de manera inmediata cuando acudas al hospital en el momento del parto.

Sin la realización de un test es imposible saber si estos síntomas se corresponden o no con los del coronavirus, pero ante la duda y dada la situación excepcional que estamos viviendo, es necesario que los profesionales que te atiendan tomen todas las medidas de seguridad pertinentes, por lo que es aconsejable que en el momento del parto acudas al hospital con guantes y mascarilla.

Sangrado vaginal

embarazo

Debes acudir a urgencias

Si se trata de un sangrado constante y de color rojo vivo (es decir, similar a una regla normal) debes acudir de inmediato al hospital, con independencia del trimestre en el que te encuentres. El color rojo intenso indica que se trata de una hemorragia fresca que está teniendo lugar en el momento actual, por lo que es imprescindible que el médico valore el motivo de la misma.

No es motivo de urgencia

  • Si se trata de un sangrado de color marrón, similar al de los últimos días de regla, no es motivo de consulta urgente, pues este color de la sangre nos indica que no existe una hemorragia activa, sino que es un sangrado viejo.

En muchos casos, este tipo de sangrado se produce como consecuencia de la expulsión del tapón mucoso o porque el cuello del útero está comenzando a dilatarse, pero recordemos que aún pueden pasar días, e incluso semanas, hasta que el parto se desencadene.

  • Si tras una exploración ginecológica o después de haber mantenido relaciones sexuales ves manchas de sangre en el papel a la hora de ir al baño, tampoco debes alarmarte. La matrona nos explica que durante el embarazo el cuello uterino está inflamado y es fácil que puedan romperse pequeñas venitas que provoquen un leve sangrado sin importancia.

Dolores abdominales

dolores abdominales

Debes acudir a urgencias

  • Si en las primeras semanas de embarazo experimentas un dolor abdominal intenso que no cesa, debes acudir a urgencias pues podría ser signo de embarazo ectópico o extrauterino. Sucede en el dos por ciento de los embarazos, cuando el embrión se desarrolla fuera del útero, usualmente en las trompas de Falopio. Este dolor se describe como un cólico intenso en la parte baja del abdomen, inicialmente en uno de los lados.

  • Si en cualquier momento del embarazo notas un dolor abdominal agudo y constante, que no cesa tomando un baño caliente, relajándote o recostándote sobre el lado izquierdo, has de acudir a urgencias.

No es motivo de urgencia

En el primer trimestre, especialmente en el caso de las primerizas, pueden aparecer dolores en el bajo vientre similares a los menstruales. Salvo que estos dolores vayan acompañados de sangrado o no cesen con un paracetamol, no es necesario acudir a urgencias, pues se deben a la distensión de los músculos abdominales.

Contracciones uterinas

contracciones uterinas

Debes acudir a urgencias

  • Es motivo de consulta urgente si en cualquier momento del embarazo la tripa se pone dura, duele y no se relaja en ningún momento; es decir, sientes una contracción muy larga, intensa, dolorosa y que no remite.

  • También debes acudir a urgencias si tu embarazo tiene menos de 37 semanas y comienzas a notar contracciones regulares que no cesan, aunque no sean especialmente dolorosas. Detrás de este tipo de episodios a veces se encuentran infecciones urinarias o de cualquier otro tipo que necesitan de atención inmediata para evitar que el parto se desencadene de manera prematura.

  • Si tu embarazo ha llegado a término y comienzas a experimentar contracciones dolorosas, regulares (cada vez más frecuentes) y no se detienen, es momento de acudir al hospital pues te encuentras en proceso de parto. Las contracciones de parto se diferencian de las contracciones de Braxton Hicks en que van aumentando en dolor, intensidad y frecuencia.

No es motivo de urgencia

  • No hay que alarmarse ante contracciones aisladas, aunque sean molestas, que se suceden de manera irregular y que cesan cuando te relajas o te tumbas sobre el lado izquierdo.

  • Las contracciones de Braxton Hicks, conocidas como "falsas contracciones", son las contracciones preparatorias de parto, y aunque en algún momento podrían ser algo molestas, no duelen, no aumentan en frecuencia ni intensidad y no son motivo de consulta.

  • Y si ya estas al final de tu embarazo y has comenzado con contracciones de parto, es preferible que esperes en casa a que sean regulares y cada vez más frecuentes, pues esto indica que el parto ya ha comenzado y no puede detenerse. La matrona explica que si acudes a urgencias con un intervalo grande entre contracciones, puedes correr el riesgo de que estas se detengan al llegar al hospital.

Pérdida de líquido amniótico

perdida de liquido amniotico

Podría ser fácil confundir la pérdida de líquido amniótico con el flujo vaginal en el embarazo. Por eso es importante que, sobre todo a partir del segundo trimestre, la embarazada esté atenta a estas señales, de cara a detectar rápidamente si se produjera una rotura de la bolsa que pudiera derivar en un parto prematuro.

Debes acudir a urgencias

  • Si has llegado al final de embarazo y rompes la bolsa, pero el color del líquido es verde u oscuro debes acudir al hospital de inmediato, pues eso indica que tu bebé ha hecho meconio dentro del útero y podría correr peligro.

  • Si tu embarazo no ha llegado a término y notas tu ropa interior mojada, con un líquido acuoso que fluye lenta pero constantemente, o al realizar determinados movimientos, y que no huele, es recomendable acudir al hospital para su valoración. El flujo es más denso y filamentoso, y las pérdidas de orina tienen olor.

No es motivo de urgencia

  • Si has llegado al final del embarazo y rompes la bolsa, pero el líquido es clarito o rosáceo, no debes alarmarte. En este caso es recomendable que te quedes en casa esperando de forma paciente a que tus contracciones de parto comiencen a ser regulares.

La matrona nos recuerda que, por lo general, no se emplea tratamiento profiláctico con antibiótico hasta las 12-18 horas después de haber roto la bolsa, por lo que la embarazada tiene mucho margen para estar en su casa tranquila, relajándose y ultimando los detalles de su bolsa de hospital mientras espera a que el parto se desencadene.

Movimientos fetales

movimientos fetales

Debes acudir a urgencias

El movimiento es un signo de bienestar fetal, por lo que un bebé que está sufriendo tenderá a reducir sus movimientos y la madre lo apreciará. Ante un descenso brusco o ausencia de movimientos fetales la matrona aconseja tumbarse sobre el lado izquiero, hidratarse abundantemente, tomar algo de azúcar y movernos la tripa con las manos.

Si a pesar de estas medidas la madre sigue sin notar a su bebé, debe acudir a urgencias lo antes posible.

No es motivo de urgencia

  • La matrona nos explica que algunas madres se alertan cuando notan que sus bebés se mueven más de la cuenta, pero según nos dice, "el movimiento no debe preocuparnos nunca, sino todo lo contrario".

  • En cualquier caso, también hay que remarcar que a medida que avanza el embarazo el bebé va teniendo menos espacio para moverse, por lo que es normal que los movimientos tiendan a disminuir de manera progresiva a medida que se acerca la fecha de parto, aunque siempre deberías notar a tu bebé en diversos momentos de día.

Síntomas de preeclampsia

fiebre en el embarazo

La preeclampsia es una complicación del embarazo que se caracteriza por tener la presión arterial elevada. Esta condición puede llegar a ser muy grave y poner en riesgo la vida de la madre y el bebé. Por eso, ante la aparición de alguno de estos síntomas principales relacionados con la preeclampsia, es importante acudir a urgencias de inmediato:

  • Dolor de cabeza intenso que no cesa con analgesia ni técnicas de relajación
  • Dolor en el lado derecho, debajo de las costillas o en el hombro derecho
  • Problemas en los ojos, como visión borrosa, lucen centelleantes, ver puntos o estar sensible a la luz.

Alguno de estos síntomas podría confundirse con otras molestias y pasar desapercibidos en un principio. Por eso, la matrona recomienda que ante un historial de presión arterial alta o si padeces otras complicaciones como diabetes o enfermedad en los riñones, consultes de inmediato con el médico ante cualquier sospecha.

Otros motivos de urgencia

  • Golpes y caídas: la mayoría de percances o accidentes que se tienen durante el embarazo no afectan al bebé, pues este está bien protegido dentro de la bolsa amniótica. Pero si el golpe ha sido muy fuerte y como consecuencia de ello comienzas a manchar, perder líquido o tener contracciones, debes acudir de inmediato a urgencias. También, lógicamente, si te has hecho un daño considerable en la caída.

  • Los vómitos en el embarazo son bastante normales, sobre todo desde las primeras semanas hasta el segundo trimestre. Pero cuando los vómitos son muy intensos y repetidos, pueden derivar en una pérdida importante de peso y deshidratación. Es lo que se denomina hiperémesis gravídica y requiere de atención médica urgente.

Deseamos que estos consejos ofrecidos por la matrona os ayuden a identificar los síntomas de consulta urgente durante el embarazo. En cualquier caso, es recomendable que en estos momentos que estamos viviendo, tengáis siempre a vuestra disposición el teléfono de un médico o matrona de confianza a quien poder llamar en caso de duda, pues aunque estos consejos pueden orientaros en un primer momento, debe ser el profesional sanitario quien valore si se trata o no de una urgencia médica que requiera de atención inmediata.

Fotos | iStock

Asesoramiento | Carla Quintana, Matrona para mí

En Bebés y Más | Dolor pélvico en el embarazo: por qué se produce y cómo aliviarlo, Señales de parto: se acerca el día

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios