Publicidad

Cómo será mi parto durante la crisis del coronavirus

Cómo será mi parto durante la crisis del coronavirus
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Si ya de por sí, estamos todos preocupados por la situación que vivimos, la incertidumbre aumenta en el caso de las mujeres embarazadas que en los próximos días o semanas van a dar a luz. No hay evidencia sobre el contagio del virus de la madre al bebé durante la gestación, y eso es una buena noticia, pero, ¿cómo son los nacimientos durante la crisis del COVID?.

Con la intención de tranquilizarlas, en base a la información que hay hasta el momento, y con la ayuda de las matronas a las que hemos consultado, intentaremos daros información sobre cómo son los partos en tiempos de coronavirus y todo lo que necesitas saber para tener una experiencia de parto positiva.

Antes de pasar a las preguntas, tened en cuenta que cada hospital y centro tiene su propio protocolo, y que estos van cambiando para adaptarse a las circunstancias. Y por supuesto, no es lo mismo un hospital con la saturación que hay en Madrid, por ejemplo, que otros de ciudades no tan afectadas donde hay menos ingresos.

¿Qué pasa si me pongo de parto?

Cuando una mujer acude al hospital con señales de trabajo de parto, lo primero que se hace es determinar si la paciente está infectada de coronavirus o puede estarlo para tomar las medidas de aislamiento adecuadas.

Aroa Vaello, tesorera de la Asociación Andaluza de Matronas y especialista del Hospital de Jerez, explica que en el caso de que la mamá esté infectada por el virus, o se tenga sospecha de que pueda estarlo, se le aísla desde el principio en una sala de espera especial para practicarle las pruebas pertinentes: “Si está de parto, pasa a una sala de dilatación habilitada para ellas donde continúa su proceso de parto en las mismas condiciones que las mamás que no están infectadas extremando, eso sí, las precauciones para evitar contagios”.

El objetivo es que los circuitos de las madres sanas y las contagiadas no se mezclen en ningún momento.

Por su parte, Ignacio Brunel, ginecólogo del Hospital Quirón Málaga nos explica que "no se hace screening de COVID a ninguna embarazada, salvo que presente sintomatología altamente sospechosa. En cualquier caso, los resultados tardan en estar, por lo que si se tiene una alta sospecha se trata como si fuera COVID positivo."

¿Qué medidas de protección se están tomando durante el parto?

María José Remesal, matrona del Hospital Virgen del Valme de Sevilla, nos cuenta que en su hospital, "en las madres que son negativas en COVID, actuamos como siempre. Entra con su acompañante -lo que sí solo uno y no se permiten cambios-, a la hora del parto igual, piel con piel y todo como siempre".

Desde que la embarazada entra al hospital para dar a luz, deberá llevar una mascarilla en todo momento, tanto ella como su acompañante. Luego se utilizarán correas desechables para los monitores y el personal intentará mantener siempre la distancia de seguridad.

Dado que durante el parto no se puede mantener una distancia de seguridad menor a dos metros, todo el personal que atiende al parto deberá llevar unos trajes de protección especiales (EPI), compuestos por bata impermeable, mascarilla, guantes y gafas.

La matrona puntualiza que "en el caso de que la gestante sea positiva para COVID-19 permanece aislada. El parto, aunque sea vaginal es en quirófano, y no hace piel con piel con el recién nacido. El bebé se ingresa en neonatos para observación".

¿Puedo entrar con un acompañante?

A las embarazadas les preocupa no poder estar con su pareja en ese momento tan especial, pero en la mayoría de los hospitales permiten entrar un acompañante al paritorio, excepto que sea positivo en coronavirus o se sospeche que pueda serlo. Igualmente, esto dependerá del protocolo de cada hospital y las circunstancias de cada uno (como puede ser -por ejemplo- la falta de equipos de protección).

La matrona Carla Quintana, fundadora de 'Matrona para mí', nos explica que "si el padre (o acompañante) es positivo, la madre debe permanecer sola en todo momento. Y si la madre es positivo, la atención al parto debe hacerse con todas las medidas de protección adecuadas por parte de los médicos (EPI), e inmediatamente se separa a la madre del bebé, que pasa a ser ingresado en neonatos para su observación. Si el padre es negativo, puede visitar al bebé".

Si el acompañante es negativo podrá permanecer con la madre durante el ingreso hospitalario, aunque hay hospitales que solo lo permiten en caso de cesárea, por ser la recuperación más dura para la mujer.

¿Será parto vaginal o cesárea?

No hay recomendaciones científicas sobre este tema, dependerá de cada caso, independientemente del coronavirus. Cada caso deberá individualizarse tomando la decisión en función del estado de la madre y de las condiciones obstétricas.

En caso de una madre infectada por coronavirus en estado grave, será preciso acabar la gestación por la vía más rápida, y esta forma suele ser la cesárea.

En nuestro país ya se han asistido partos tanto por vía vaginal como por cesárea en pacientes con COVID-19 positivo.

¿Y la anestesia?

Según recomendaciones del Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Universitario Puerta de Hierro, no hay evidencia de que la analgesia o anestesia epidural o espinal esté contraindicada en presencia de coronavirus.

Se recomienda una analgesia temprana en mujeres con sospecha o confirmación de COVID-19 para minimizar la necesidad de anestesia general en caso de urgencia.

El uso de Óxido Nitroso para el control del dolor puede aumentar la aerosolización y la propagación del virus, por lo que no está indicado en mujeres de parto con sospecha o confirmación de COVID-19 .

¿Podré hacer piel con piel después del parto?

recien-nacido

Aún hay poca evidencia científica, por lo que no hay una respuesta consensuada y dependerá del modo de proceder de cada hospital. Existen diferentes protocolos (que se van actualizando) sobre cómo actuar cuando una madre con COVID-19 da a luz:

  • La Sociedad Española de Neonatología habla de valorar el piel con piel si se puede garantizar un aislamiento correcto madre-hijo. En madres sintomáticas con infección confirmada o en investigación, sí recomienda ingresar al recién nacido aislado y separado de su madre.
  • La Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia, en caso de madre infectada, recomienda realizar clampaje inmediato del cordón umbilical y evitar el contacto piel con piel tras el parto. Debe valorarse separar a la madre y al bebé temporalmente, mientras la madre tenga posibilidad de transmitir la infección. En el caso de que permanezcan en la misma habitación, el recién nacido deberá estar al menos a dos metros de distancia de su madre; si la madre debe cuidarlo, deberá lavarse las manos antes y después de cualquier contacto con él y llevar mascarilla quirúrgica cuando esté a menos de dos metros de distancia.
  • La OMS, en cambio, defiende, textualmente, que "las madres y los bebés deben poder permanecer juntos y practicar el contacto piel con piel, cuidado de la madre canguro y permanecer juntos y practicar el alojamiento conjunto durante el día y la noche, especialmente inmediatamente después del nacimiento durante el establecimiento de la lactancia materna, ya sea que ellas o los lactantes sean casos probable o confirmado de COVID-19". Deberán extremar la higiene de manos y usar una mascarilla quirúrgica. Ésta también es la opinión de la IHAN, que defiende el piel con piel tras el parto y favorecer el enganche espontáneo en la primera hora de vida, así como mantener la lactancia materna en cualquier caso (de manera directa si la salud de la madre lo permite y en diferido si esto no es posible).
  • Según el protocolo del Ministerio de Sanidad para el Manejo de la mujer embarazada y el recién nacido con COVID-19, "si se puede garantizar un adecuado aislamiento entre madre-hijo, se podría valorar la realización del clampaje tardío de cordón y contacto piel con piel tras el nacimiento".

El ginecólogo Ignacio Brunel, nos cuenta que en Quirón Málaga no restringen el piel con piel de manera genérica, salvo en los casos de sospecha alta de COVID positivo. 

¿Podré amamantar a mi bebé al nacer?

Por sus beneficios inmunitarios, la OMS recomienda mantener la lactancia materna desde el nacimiento, tanto para casos de madres positivas como en investigación, tomando las medidas de seguridad necesarias para prevenir contagio (mascarilla y lavado frecuente de manos).

En caso de madres con enfermedad grave, recomienda recurrir a la extracción de leche.

La SeNeo (Sociedad Española de Neonatología) en su última revisión también aconseja mantener la lactancia materna desde el nacimiento, aún en caso de madres infectadas.

La matrona María José Remesal nos explica que en su hospital, en caso de madre positiva, "se extrae la leche con todas las medidas higiénicas y es otra persona la que da la leche al bebé hasta que la madre se cure".

¿Qué pasa con las visitas?

No se permiten visitas tras el parto. Aunque familiares y amigos deseen conocer al recién nacido, y resulta frustrante para abuelos, tíos y familiares no poder conocer al bebé el día de su nacimiento, es algo que hay que evitar por prevención. Los padres tendrán que presentar al bebé a distancia por videoconferencia.

¿Cuándo me darán el alta?

La matrona Carla Quintana nos explica que en el caso de parto vaginal, se intenta que la hospitalización no dure más de 24 horas para aminorar riesgos. En caso de cesárea, el alta se está adelantando a las 48 horas en lugar de a las 72 horas.

Una vez que se ha dado el alta, se cita a la madre o padre (solo a un adulto) a acudir al hospital o centro que indiquen con el bebé, para practicarle la prueba del talón.

¿Cómo será el control después del parto?

En general, y salvo que haya puntos o grapas que se tengan que retirar, el control a la madre tras dar a luz se hace por teléfono.

Se pregunta a la madre cómo está siendo el sangrado, si tiene alguna molestia... No se están haciendo analíticas de sangre de control salvo que la situación lo requiera (una anemia o cualquier otro motivo médico).

¿Y los primeros controles del bebé?

En cuanto a la primera visita del bebé, a los siete días para controlar su evolución y ganancia de peso, por lo general también se está haciendo por teléfono.

En Bebés y más | ¿Podría mi hijo tener Coronavirus? Qué hacer ante una sospecha en bebés y niños

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios