Compartir
Publicidad
Paracetamol en el embarazo: usos, consejos y precauciones
Embarazo

Paracetamol en el embarazo: usos, consejos y precauciones

Publicidad
Publicidad

Durante el embarazo, enviamos a través de nuestro cuerpo todos los nutrientes que el bebé necesita para desarrollarse e ir creciendo. Pero una de las cosas que también recibe, pues atraviesan la placenta, son los medicamentos que tomamos.

Por ello, se recomienda evitar por completo tomar fármacos durante el embarazo, sin embargo, hay algunos que se consideran seguros bajo ciertas condiciones y que podrán ser preescritos por tu médico en esta etapa.

Uno de ellos es el paracetamol, y te contamos sobre su uso, consejos y precauciones durante el embarazo.

Qué es y para qué sirve el paracetamol

El paracetamol, también llamado acetaminofén o acetaminofeno, es un analgésico y antipirético que se utiliza para el tratamiento de la fiebre y el dolor. Es frecuente su venta en solitario o como medicamento combinado con otros principio activos, y puede ser tomado vía oral, rectal o intravenosa.

En un analgésico leve y tiene un efecto antiinflamatorio leve, por lo que suele ser recetado en casos de dolor leve o moderado, por lo que es seguro continuar utilizándolo en ciertas enfermedades o condiciones, siguiendo siempre las dosis recomendadas.

Uso en el embarazo

El paracetamol es uno de los fármacos que se consideran seguros de utilizar durante el embarazo, pues de acuerdo con la clasificación de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés), éste se encuentra en la Categoría B, según los riesgos y beneficios que representa en el embarazo:

Seguridad Farmacos Embarazo

En este grupo o categoría entran aquellos medicamentos que han sido usados frecuentemente en el embarazo, y que parecen no causar defectos congénitos graves ni otros daños en el bebé. Sin embargo, lo ideal es evitarlo en lo posible.

Consejos y precauciones

Algunos estudios han encontrado que existe una relación entre el uso del paracetamol en el embarazo y la probabilidad de que el bebé padezca asma en la infancia, o con problemas de fertilidad en hijos varones, aunque este tipo de consecuencias ocurriría solo cuando éste es tomado en exceso o de forma simultánea con otros medicamentos. De igual forma, tomar demasiado paracetamol podría causar daño al hígado, riñones, y anemia en la madre.

Es por eso que es muy importante consultar a tu médico antes de tomar cualquier medicamento y seguir al pie de la letra las recomendaciones de la dosis y frecuencia con la que podrás tomarlo, en caso de ser necesario hacerlo.

Lo ideal es evitar por completo su consumo en el embarazo, y mejor buscar formas naturales y seguras de aliviar la fiebre y el dolor. Para tratar la fiebre en el embarazo, por ejemplo, hay ciertas medidas que puedes tomar:

  • Quitarte el exceso de ropa.
  • Mantenerte hidratada.
  • Tomar una ducha tibia, con el agua a un grado menor a tu temperatura corporal.

Y en caso de dolor, dependerá de la zona en donde se manifieste, aunque en esta etapa suele ser en la espalda, por lo que hacer ejercicio leve y estiramientos controlados podrán ayudar, así como el descanso y reposo, que también son esenciales durante esta etapa.

Si la fiebre o el dolor no ceden o son fuertes, lo mejor es que acudas inmediatamente a tu médico, para asegurarse que éstos no sean producto de alguna complicación del embarazo y así puedan recomendarte qué hacer.

Y recuerda, antes de tomar cualquier medicamento, incluso aunque se trata de medicamentos seguros de utilizar en el embarazo, como el paracetamol, deberás consultar con tu médico para que él te dé las indicaciones necesarias y adecuadas para ti.

Más información | Empleo de fármacos en embarazo y lactancia
Fotos | iStock
En Bebés y más | No pongas en riesgo a tu bebé: medicamentos prohibidos durante el embarazo, Se relaciona por primera vez tomar paracetamol en el embarazo con mayor riesgo de TDAH en el niño

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio