Compartir
Publicidad

¿Te tienta el tabaco? Diez pasos para dejar de fumar en el embarazo

¿Te tienta el tabaco? Diez pasos para dejar de fumar en el embarazo
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Aunque en ocasiones es sencillo, dejar de fumar puede resultarle muy difícil a la mujer embarazada. No obstante, la mayoría conoce los efectos perjudiciales del tabaco para el feto y su propia salud, por lo que se suelen plantear dejar ese hábito. Aquí os dejamos diez pasos para dejar de fumar en el embarazo, para dejar atrás los malos humos, evitar riesgos y estar más saludables.

Porque a menudo hablamos de esas consecuencias negativas del tabaco, pero no siempre sabemos cómo buscar ayuda o cómo iniciar una "batalla" con la nicotina que nos atrae. A algunas mujeres les resulta más fácil dejar de fumar por la sencilla razón de que las náuseas se lo impiden, pero no así a otras, que sienten una necesidad irrefrenable. En estos casos, ¿qué tengo que hacer para dejar el tabaco?

Antes de empezar, recuerda que si estás buscando el embarazo ya te lo puedes plantear, pues librando el cuerpo de nicotina y otros tóxicos será más fácil la concepción. Además no nos veremos en la situación de dejar el hábito cuando ya estemos embarazadas si lo hemos conseguido antes. Si ya estás embarazada, casi nunca es tarde para empezar a dejar de lado el tabaco.

  • En primer lugar, identificaremos nuestros motivos para dejar de fumar, que junto a nuestra salud y la del bebé pueden ser otros variados, como ahorrar dinero o tener más confianza en una misma. Recuérdate estos motivos a menudo.

  • Coméntales a tu pareja, amigos y familiares que vas a dejar de fumar. Pídeles su apoyo durante esos primeros días y semanas, ya que ellos pueden ayudar a atravesar esos momentos difíciles. Concreta cómo quieres que te ayuden a dejar de fumar y pídeles que no fumen en tu presencia (mejor que dejen de hacerlo, sobre todo tu pareja).

  • Busca el apoyo que necesites, crea tu propio plan para dejar de fumar e infórmate de los programas que te pueden ir bien. Consulta al ginecólogo o en el centro de salud al respecto. La Asociación Española Contra el Cáncer para ayudar a las personas que quieren dejar el tabaco. También existen guías que puedes consultar para informarte, como "Nacer y vivir libre de humos", "Nacer sin humo"...

  • Elimina todo lo que te recuerde al cigarrillo para mantenerte firme (paquetes, encendedores, ceniceros...). Mantén la casa y el coche ventilados para eliminar el olor a humo (aunque tarda más de lo que pensamos en desaparecer...).

  • Manténte ocupada, saliendo de casa, poniendo en marcha tus hobbys, cine, lectura, queda con los amigos (que también han de conocer tu esfuerzo)... La inactividad muchas veces lleva a coger el cigarrillo. Es una estrategia para evitar los desencadenantes, a lo que nos referimos más abajo.

  • Haz ejercicio físico de manera habitual y combínalos con ejercicios de relajación que te mantengan tranquila, alejando el estrés y las ganas de fumar. Descansa el tiempo suficiente.

  • Evita los desencadenantes: personas, lugares, cosas y situaciones que provocan la necesidad de fumar. Cambia tu rutina habitual relacionada con el consumo de tabaco.

  • Si necesitas tener algo en la mano o algo que llevarte a la boca, escoge tentempiés saludables. Evita la cafeína y sustitúyela por agua o zumos naturales. Es normal sentir el "síndrome de abstinencia" porque cuando dejamos de fumar el cuerpo tiene que adaptarse a no tener nicotina. Por eso conviene desarrollar anticipadamente estrategias para afrontar los síntomas de abstinencia, como este punto y los anteriores.

  • Permanece positiva, pero atenta, porque a veces dejar de fumar lleva un tiempo. Y piensa que dejar de fumar es un logro que puede que no dure para siempre, no caigas en tentaciones pero no te atormentes si alguna vez caes, los cigarrillos que vayas restando son una mejora y tienes que intentarlo de nuevo, volviendo al primer paso con convicción.

  • Recompénsate si lo has logrado, date un capricho, una cena especial, ir al cine, una escapada en pareja...

La recompensa primera es que en pocos días te sentirás más saludable y llena de energía, notarás mejoras en tu piel, en tu cabello, en tus dientes... Aunque la mejor recompensa es que tendremos una gestación más segura y un bebé más sano si seguimos estos pasos para dejar de fumar durante el embarazo.

Más información | Smokefree
Foto | Thinkstock
En Bebés y más | Fumar durante el embarazo, ¿irresponsabilidad o necesidad?, Dejar de fumar durante el embarazo: mejor tarde que nunca

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio