Compartir
Publicidad
¡Nos vamos de vacaciones! Consejos para viajar con bebés en el coche, el tren y el avión
Consejos

¡Nos vamos de vacaciones! Consejos para viajar con bebés en el coche, el tren y el avión

Publicidad
Publicidad

¡Por fin han llegado las ansiadas vacaciones! Un pequeño respiro que será aprovechado por muchas familias para disfrutar de unos días de desconexión y descanso. Pero, ¡quizá sea el primer viaje de tu bebé y tengas montones de dudas al respecto!

Por eso, tanto si te dispones a viajar con tu peque por primera vez en avión, como si has optado por el tren, o un trayecto largo por carretera echa un vistazo a estos consejos que compartimos para que el viaje con tu bebé resulte lo más cómodo y llevadero posible.

Consejos para viajar en coche

coche

El coche es una opción cómoda porque ofrece una gran independencia a la hora de moverse, pero si para la mayoría de los adultos los viajes por carretera resultan aburridos y pesados, ¡cuánto más lo son para los niños!

Os dejamos una serie de consejos que pueden ayudar a los bebés a llevar mejor los viajes en coche:

  • Lo primero que debes hacer es supervisar el estado de la sillita en la que viajará tu bebé. Revisa que esté correctamente anclada al asiento y que los tirantes no están retorcidos. Recuerda que los niños deben viajar a contramarcha el mayor tiempo posible (y como mínimo hasta los cuatro años de edad) y nunca deben llevar ropa de abrigo puesta.

  • Consulta previamente el estado de las carreteras y del tráfico a través de la web de la DGT. Allí encontrarás recomendaciones para un viaje seguro así como los días y franjas horarias con más previsión de tráfico para que trates de evitarlos.

  • No te marques una duración concreta de tu viaje, pues tu bebé es quien manda y sus necesidades deben estar siempre por delante, por lo que quizá te lleve más tiempo del esperado. Para el vehículo tantas veces como tu peque necesite para cambiarle el pañal, calmar su llanto o darle de comer.

  • Si no necesitaras parar con más frecuencia, recuerda que como máximo debes hacerlo cada dos o tres horas (o incluso cada hora y media si se trata de bebés muy pequeñitos): saca a tu peque de su sillita para que pueda estirar las piernas y tomar aire fresco. Si ya camina déjale que corretee un poquito antes de volver a emprender la marcha.

  • Ten en cuenta que no todas las gasolineras o áreas de servicio están acondicionadas para bebés o niños. Algunas no cuentan con cambiadores en sus aseos, son muy pequeñas o las zonas comunes son incómodas o están mal habilitadas para los peques. Si es posible, infórmate previamente de las mejores áreas de servicio para programar tus paradas.

  • Ten a manos siempre una bolsa con los imprescindibles de tu bebé para el viaje: toallitas, pañales, muda de recambio, snacks saludables (si ya toma sólidos), agua o leche (si no toma lactancia materna), juguetes...

  • Intenta aprovechar las horas de sueño de tu bebé para viajar. De esta forma, el viaje será más cómodo para todos.

  • Coloca parasoles en las ventanillas traseras del vehículo, controla la temperatura del interior y revisa con frecuencia el estado de tu bebé para comprobar si suda o si, por el contrario, tiene las manitas o los pies fríos.

Consejos para viajar en avión

avion

El avión es un medio de transporte rápido y a veces el único posible según nuestro destino, pero puede resultar algo incómodo cuando viajamos con niños, especialmente si son muy pequeños.

Te dejamos algunos consejos que podrían ayudarte a llevar mejor el viaje en avión:

  • No vayas a aeropuerto con el tiempo justo. Es preferible esperar allí con tu bebé, que agobiarte si surgen imprevistos y la hora del embarque se acerca.

  • Llévate un bolso con todo lo que tu bebé puede necesitar, tanto mientras esperáis en la sala de embarque como durante el vuelo. Intenta llenarlo solo de cosas imprescindibles, pero no escatimes en pañales ni olvides una muda de repuesto y juguetes.

  • Aunque resulte una obviedad, no pierdas nunca de vista a tu hijo, especialmente si tu bebé ya es independiente y camina o si se trata de un niño más mayor. Perder de vista a nuestro hijo es uno de los mayores terrores de los padres, y los aeropuertos son espacios muy amplios y llenos de gente, en donde en un abrir y cerrar de ojos podrían despistarse.

  • Cuando llegues a tu destino, ¿vas a hacer desplazamientos en automóvil? Si es así, no olvides llevarte un sistema de retención infantil adecuado a la edad, peso y talla de tu peque.

  • Sabemos que preparar la maleta cuando viajamos con niños puede ser una tarea complicada. Siempre surgen dudas sobre qué es realmente imprescindible y que no, pero intenta aligerar al máximo tu equipaje. Piensa en las cosas que puedes comprar en tu lugar de destino y así ahorrarás peso y espacio en la maleta. Cuantos menos bártulos lleves y más ligeros sean, más práctico y cómodo será para todos.

  • No olvides consultar la política de transporte de líquidos y comida. Y si tu bebé se alimenta de lactancia materna pero por algún motivo quieres llevarla extraída, consulta en este post las recomendaciones de una asesora de lactancia para su correcta conservación.

  • A la hora de seleccionar el horario de tu vuelo, intenta adaptarlo en la medida de los posible a los horarios, necesidades y ritmos de tu bebé. Si respetamos sus rutinas de sueño y alimentación, tu pequeño permanecerá tranquilo durante el vuelo, y por consiguiente, tú también

  • A la hora de seleccionar los asientos, lo más recomendable es dejarse asesorar por el personal de la compañía y tratar de buscar un sitio cómodo y tranquilo para que tu peque pueda descansar.

Consejos para viajar en tren

viajar en tren

Para muchas familias, los viajes en tren resultan la opción ideal porque en el tren se dispone de más espacio para levantarse y caminar, o desconectar en el vagón-cafetería. Es cierto que los viajes en tren no son tan rápidos como en avión, pero suelen resultar más cómodos.

Si vas a viajar el tren con tu bebé, te dejamos estos consejos para ayudarte con el viaje:

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio