Compartir
Publicidad

Por qué es peligrosísimo llevar a los niños en la silla del coche con el abrigo puesto

Por qué es peligrosísimo llevar a los niños en la silla del coche con el abrigo puesto
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando hace frío y os montáis en el coche, ¿cómo los atáis a la silla, con o sin abrigo? Porque yo a esta pregunta respondería siempre un "con abrigo" y acabo de descubrir un vídeo con el que tendré que cambiar los hábitos al respecto, por lo peligroso que puede llegar a ser hacerlo de esta manera. A continuación lo podéis ver: por qué es peligrosísimo llevar a los niños en la silla del coche con el abrigo puesto.

El vídeo de "Today" que da respuesta a la pregunta

El vídeo está en inglés, pero es más importante ver las imágenes porque son muy representativas de lo que queremos explicar. El que los niños lleven el abrigo puesto en el coche puede llegar a ser peligroso, o incluso mortal, según sea el accidente, según lo ajustados que vayan los cinturones y según lo voluminoso que sea el abrigo.

Según sea el accidente

Obviamente, no es igual de peligroso un accidente frontal que uno lateral, o uno en el que la embestida llegue por detrás. Si el accidente es frontal y el niño va sentado de cara, en la dirección de la marcha, la inercia es mucho mayor que en los otros supuestos y es el momento en el que los cinturones tienen que sujetar su cuerpo.

Según lo ajustados que estén los cinturones

En ese momento, si el niño lleva abrigo y los cinturones están un poco sueltos puede suceder lo que veis en el vídeo, que el tórax se escurra a través de los mismos y el cuerpo se flexione adelante de manera muy enérgica y peligrosa para la columna y el cuello (esto me recuerda a aquel niño que tuvo que ser intervenido de urgencia tras luxarse la cabeza con respecto al cuello en un accidente de tráfico).

Según lo voluminoso que sea el abrigo

El peligro de poner los cinturones con el abrigo puesto es que el abrigo está generando un volumen falso en el tórax del niño. Nos vemos obligados a extenderlos un poco para poder atarle y esto es en base a un volumen que no pertenece en realidad al cuerpo del niño, sino que ha aumentado por la prenda de ropa. En caso de accidente, si el niño no lleva chaqueta, su cuerpo no pierde volumen por la presión del cinturón, pero una chaqueta sí. El acolchado que lleve para el frío puede llegar a ceder por la presión del cinturón y, en consecuencia, dejar ese espacio para que el cuerpo del niño pueda deslizarse hacia afuera de la sujeción.

Si a esto le añadimos que muchos de los abrigos que les ponemos son impermeables y, por lo tanto, "resbaladizos", tenemos una combinación demasiado peligrosa en caso de accidente.

Mejor sin abrigo y ponerle el abrigo por encima

Así que la recomendación es poner a los niños en la silla sin abrigo, ponerles los cinturones de manera que el niño quede bien cogido a la silla (y no aquello de ponerle en ella para evitar multas, de cualquier manera), y echarle la chaqueta por encima, o bien llevar una mantita que podamos usar en sustitución.

Pero... en el vídeo no parece que los cinturones estén muy bien puestos

Ya. Supongo que os habréis dado cuenta vosotros también de que podrían haber atado al muñeco con un poco más de esmero. Probablemente, de haber sido así, el resultado no sería tan llamativo, porque al final del vídeo el muñeco apenas se mueve (va muy bien cogido) y el del principio sale casi volando (se ve más holgura en los cinturones). En cualquier caso, la lógica de lo que pretenden explicarnos sigue ahí y debemos ser muy cuidadosos al respecto y tener claro que si la chaqueta genera volumen de más y es resbaladiza, nuestro hijo podría no estar viajando suficientemente seguro.

Vía | Today
En Bebés y más | Sillas infantiles mal utilizadas en el coche, más común de lo que creemos, Los niños que midan menos de 1,35 metros, siempre en el asiento trasero, La asfixia postural o posicional: por qué los bebés no deberían dormir en las sillitas de coche

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio