En Navidad, regala experiencias: 21 ideas de regalos que les gustarán a tus hijos más que los juguetes

En Navidad, regala experiencias: 21 ideas de regalos que les gustarán a tus hijos más que los juguetes
Sin comentarios

La Navidad es época de regalar, y los Reyes Magos trabajan sin descanso para que todos los niños puedan ver cumplidos sus deseos. Pero en estas fiestas deberíamos hacer el ejercicio de mirar más allá del puro consumismo, y por eso es importante no hiperregalar a nuestros hijos y enseñarles el verdadero valor de estas fiestas, que no es otro que disfrutar del tiempo juntos y de las experiencias en familia.

Por eso, hoy queremos proponeros una serie de ideas, que no son juguetes, para regalar a los niños. Todas estas propuestas tienen un denominador común: pasar tiempo de calidad con nuestros hijos, y disfrutar del maravilloso regalo que supone estar juntos.

1) Pasar un día en un parque de atracciones

parque de atracciones

Los parques de atracciones son diversión asegurada, pero las tarifas para entrar en muchos de ellos no siempre están al alcance de todos los bolsillos. Por eso, una buena idea podría ser sustituir los juguetes de Navidad por un pase familiar al parque de atracciones favorito de tu hijo.

Adrenalina, emoción, diversión y muchas aventuras juntos harán que el día se convierta en una experiencia maravillosa y difícil de olvidar.

2) Ir al teatro o disfrutar de otros espectáculos

teatro

Llevar a los niños al teatro es una actividad fabulosa, que además les aporta múltiples beneficios: desarrollan su imaginación, aprenden valores, mejoran su capacidad de concentración y pasan un rato muy divertido.

Seguro que en vuestro municipio hay algún teatro dirigido en exclusiva a los más pequeños. Si es así, preguntad sobre la posibilidad de sacar un bono de temporada para acudir a todos los estrenos y sorprender a vuestros hijos con este genial regalo.

Pero si buscas otros espectáculos infantiles más allá del teatro, no dejes de informarte de las propuestas de tu ciudad.

Exhibiciones de baile y patinaje, musicales (como El Rey León, Cenicienta  o La Bella y la Bestia), circo (Cirque du Soleil, Circlassica El sueño de Miliki, ), conciertos (El Loco concierto de los Gabytos, 10 años de Pica Pica...) la lista de planes es interminable y pasaréis una tarde fantástica disfrutando en familia.

3) Visitar los museos de vuestra ciudad

Ir a museos con los niños es un maravilloso plan que, sin embargo, no siempre es tenido en cuenta como alternativa de ocio. Pero visitar museos (de arte, ciencia, naturaleza...) fomenta el desarrollo de los peques y les abre la posibilidad de conocer muchos más detalles del mundo que les rodea.

4) Hacer un scape room

juegos de escape

Los juegos de escape están de moda y son una de las opciones de ocio preferidas de niños y adolescentes. El trabajo en equipo y la toma de decisiones a contrarreloj son los grandes protagonistas de este tipo de actividades, que tantos beneficios aporta.

Seguro que en tu ciudad hay una amplia oferta de juegos de escape (algunos incluso se han adaptado para poder hacerse al aire libre). ¡Buscad el que tenga una temática que más se adecue a los gustos de los niños y probad la experiencia!

5) Clases de cocina para niños

escuela de cocina

¿A qué niño no le gusta ayudar a sus padres en la cocina? Amasar, mezclar ingredientes, hornear... en definitiva, ser el "pinche" perfecto. Si tu hijo es de los que disfruta ayudando a preparar las comidas familiares, regálale un curso de cocina para niños.

Son muchas las empresas que ofrecen cursos de cocina para niños, como por ejemplo Kitchen Academy,  Escuela Hostelera de Madrid, Escuela Pimienta y Sal... combinando la actividad lúdica que para los peques supone cocinar, con los importantes beneficios que esta actividad tiene para su desarrollo.

6) Sorprende con un taller original

Otra gran idea puede ser la de sorprender a tu hijo con un taller original y divertido; de esos que nadie espera, o que no se nos ocurre tener en cuenta como plan de ocio.

Talleres de alfarería, de magia, tecnología y robótica, cine, expresión corporal...¡echa a volar tu imaginación y deja boquiabierto a tu peque! Seguro que hay opciones muy interesantes en tu ciudad para regalar estas Navidades.

7) Clases de iniciación a las artes circenses

circo

Cada vez son más los colegios que incluyen en la oferta de sus actividades extraescolares las clases de arte circense. Y es que "hacer circo" no solo es divertido para los niños, sino que les ayuda a desarrollar sus habilidades psicomotoras, al tiempo que trabajan otros aspectos como la disciplina, el compañerismo y la creatividad.

Si tu hijo no ha tenido nunca ocasión de iniciarse en el arte circense, un gran regalo de Navidad podría ser un año de clases en una escuela de circo, donde aprenderá a hacer malabares, equilibrios y todo tipo de acrobacias. ¡Le encantará!

Algunas escuelas que ofrecen esta disciplina en nuestro país son: Escuela Carampa, Aire, talleres en Teatro Crico Price, Escuela Charivari, El Circódromo...

8) Aprender juntos a tocar un instrumento

experiencias

¿Te imaginas lo divertido y enriquecedor que debe ser aprender junto a tu hijo a tocar un instrumento musical? Los expertos coinciden en afirmar que aprender música juntos refuerza el vínculo entre padres e hijos, además de ser una actividad maravillosa para compartir nuestro tiempo.

Infórmate en tu ciudad sobre escuelas musicales que ofrezcan a los niños la posibilidad de aprender un instrumento en compañía de sus padres. Y si no encuentras esta opción, siempre queda la posibilidad de contratar a un profesor particular.

9) Ver a su equipo favorito en directo

¿Tu peque es un fanático del fútbol, el baloncesto o de cualquier otro deporte? ¿Sois de los que disfrutáis viendo un partido en televisión, vestidos con las camisetas de vuestro equipo favorito?

Pues imagina lo impresionante que debe ser para un niño visitar el estadio de su equipo y ver un partido desde las gradas. ¡Sin duda una experiencia emocionante que os encantará vivir juntos!

10) Regala experiencias en la naturaleza

jardenería

Realizar talleres medioambientales, colaborar en el cuidado de los animales en una granja, aprender sobre pájaros, insectos o hierbas aromáticas, o formar parte de los programas de huertos urbanos que ponen en marcha los ayuntamientos.

Son innumerables las actividades relacionadas con el medioambiente que podemos regalar a nuestros hijos, y muchas de ellas podemos incluso disfrutarlas en familia.

11) Hacer una ruta a caballo

montar a caballo

Niños y animales forman un binomio perfecto, y por lo general, la idea de pasar tiempo juntos suele entusiasmar a los más pequeños. Los perros, gatos y otras mascotas están al alcance de cualquiera, pero ¿qué carita pondría tu niño si le sorprendes con un paseo a caballo?

Las rutas a caballo o en pony (según la edad del niño), son seguras si se hacen en sitios especializados, y una alternativa de ocio diferente y especial. Los monitores os darán las instrucciones precisas para disfrutar del paseo, no siendo necesario tener experiencia previa en equitación.

12) Practicar esquí en familia

esquiar con hijos

El esquí es un deporte ideal para disfrutar juntos, y esta es la temporada perfecta para hacerlo. A los niños les encanta la nieve y tienen gran facilidad para aprender a esquiar, así que ¿por qué no regalar esta experiencia?

Si nunca habéis tenido la oportunidad de esquiar en familia, informaros en cualquier estación de esquí. Muchas cuentan con espacios familiares para los más pequeños que harán que esta actividad sea aún más divertida, si cabe.

13) Practicar otros deportes en familia

hacer deporte

Pero si el esquí no es lo vuestro, siempre podéis pensar en otros deportes más adaptados a vuestras habilidades y gustos, y practicarlos en familia.

Y es que cuando padres e hijos nos ejercitamos juntos, no solo estamos beneficiándonos de los numerosos aspectos positivos que tiene el deporte en nuestra salud y en el desarrollo de los niños, sino que es una excelente forma de estrechar vínculos, conocernos más y fomentar la comunicación y la confianza mutua.

Así pues, tanto si decidís como propósito de año nuevo ejercitaros más veces juntos, como si optáis por matricularos en alguna academia o escuela deportiva para padres e hijos, la experiencia tendrá un incalculable valor para los niños a todos los niveles.

14) Un día de aventuras

tirolinas

Y si a tu hijo le gusta la aventura y la emoción prueba a sorprenderle con alguna de estas geniales ideas: una sesión de paintball infantil, un circuito de karts para niños, una jornada de aventuras en los árboles, espeleología, tirolinas, escalada...

No hay mejor forma de descargar adrenalina, liberar tensiones y disfrutar de un impactante día en familia; ¿no os parece?

15) Un fin de semana de acampada

Quizá ya seais expertos campistas y esteis acostumbrados a pasar vuestras vacaciones en tiendas de campaña o autocaravanas. Pero si no es el caso, os aseguro que vuestros hijos se quedarán boaquiabiertos cuando les sorprendáis con una acampada de fin de semana.

Acampar en un camping o en un parque natural habilitado para ello es una maravillosa aventura que los niños disfrutarán enormemente, y una forma única de conectar con la naturaleza y disfrutar del tiempo juntos. ¡Sin duda será un fin de semana que recordarán toda la vida!

16) Planear un viaje juntos

viajar con niños

Viajar es probablemente una de las experiencias que más nos gusta a la mayoría de las personas, y que además de ser divertida y maravillosa, tiene muchos beneficios para todos.

Aunque hay quien considera que viajar con niños cuando estos son pequeños es una pérdida de tiempo, pues no recordarán nada, lo cierto es que viajar en familia nos ayuda a fortalecer los vínculos al tiempo que vamos creando memorias juntos que perdurarán en sus sentimientos por siempre.

Por otro lado, un estudio realizado en Estados Unidos, encontró que los niños y adolescentes que viajan son más tolerantes y respetuosos, y presentaban una mayor disposición para aprender y probar cosas nuevas.

Así pues, regalémonos un viaje en familia y si es posible involucremos a los niños en la elección del destino y en su organización.

Y recuerda: no es necesario viajar a la otra punta del mundo para disfrutar de una de las mejores experiencias que podemos vivir en familia.

17) Hacer un taller de "risoterapia"

risas

La risa es fundamental en nuestra vida y jamás debería faltarnos. Aunque reír es algo que los niños hacen constantemente -y que los adultos deberíamos copiar-, nunca es suficiente reír a carcajadas durante un buen rato.

Ese es el objetivo principal de los talleres de risoterapia: desinhibirse, reír, disfrutar y conectar emocionalmente con quienes nos rodean. Si tenéis la oportunidad, os aconsejo probar este tipo de talleres en compañía de vuestros hijos, y la experiencia la recordareis siempre con una sonrisa en los labios.

18) Un fin de semana en una casa rural con los abuelos

abuelos

Pasar tiempo junto a los abuelos es algo que deberían poder hacer todos los niños a menudo, pero no siempre es posible. El acelerado ritmo de vida que llevamos o el hecho de vivir en ciudades diferentes, hace que muchas veces abuelos y nietos no puedan disfrutar de la compañía mutua.

Si es tu caso, piensa en regalar a tu hijo tiempo de ocio junto a sus abuelos; seguro que se convierte en un recuerdo entrañable y maravilloso que tanto tu peque como los abuelos guardarán siempre en su corazón.

19) Disfrutar de un balneario en familia

Los spas y balnearios no tienen por qué ser un plan exclusivamente para adultos. De hecho, muchos de estos recintos incorporan en sus programas actividades infantiles para que padres e hijos puedan disfrutar juntos de un plan tan relajado como este.

La hidroterapia es una experiencia sensorial que estimula el desarrollo cerebral y físico del niños al tiempo que se divierten, y una experiencia única que os encantará vivir en familia.

20) Regala una mágica fiesta de pijamas

fiesta de pijamas

A veces las cosas más sencillas son las que más emocionan a los niños. Y lo digo especialmente por mi hija, que lleva días diciéndome que "su mayor sueño en la vida sería organizar una fiesta de pijamas con amigas". Dicho y hecho.

Sorprende a tu peque con una noche mágica en casa en compañía de dos o tres amiguitos de confianza, aunque si lo preferís también podéis hacerlo exclusivamente entre vuestra familia. Despeja cualquier habitación de tu hogar y conviértela en un lugar mágico para soñar y disfrutar: con tipis o tiendas de campaña, luces, mantas y sacos de dormir. ¡Las risas y la emoción estarán aseguradas!

21) Colaborar con una ONG

Y no queremos terminar nuestro repaso de "experiencias" sin recomendar una actividad que calará profundamente en los corazones de todos, y nos enseñará a valorar más la vida y lo que tenemos: colaborar con una ONG o cualquier otra entidad que pueda requerir de nuestra ayuda.

Esta acción solidaria puede incluir, por ejemplo: visitar un centro de protección animal e interesarse por su funcionamiento, participar en un mercadillo solidario, formar parte de una coral que visite residencias de ancianos o personas enfermas...

Busca en tu municipio si existe la oportunidad de participar junto a tu hijo en algún tipo de actividad solidaria. También en la ONG "Haces falta" encontrarás varias publicaciones al respecto.

Fotos | Pixabay, iStock

Temas
Inicio