Compartir
Publicidad
Publicidad

La historia de Nora, la perrita maltratada que superó sus miedos gracias a este bebé

La historia de Nora, la perrita maltratada que superó sus miedos gracias a este bebé
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La familia Spence es una gran familia compuesta por tres niños, tres perros y tres gatos cuyas fotografías en Instagram están cautivando a más de 100.000 personas por la preciosa relación que muestran los niños y los animales.

Pero todas las miradas se las está llevando el benjamín de la casa, Archie, que con sólo 11 meses ha logrado que Nora, una de las perritas de la familia, haya superado por fin todos sus miedos y traumas que le acompañaban desde su adopción. Te contamos la cautivadora historia de amor entre Archie y Nora.

Maltratada y temerosa, Nora comenzó a confiar en Archie

Nora es una preciosa perrita de raza pointer inglés que fue maltratada por sus primeros dueños y abandonada a su suerte, hasta que se topó con el matrimonio Spence que decidió adoptarla.

Cuando la llevaron por primera vez a casa descubrieron que Nora tenía un miedo atroz a todo y a todos, y a causa de la dura vida que había llevado, no confiaba en los seres humanos y se mostraba huidiza y esquiva.

Poco a poco, con mucho trabajo, tesón y cariño, Nora fue adaptándose a su nueva familia y ganando confianza, hasta que nació Archie, el benjamín de la casa, para quien Nora se ha convertido en su mejor guardián.

La familia Spence ha ido publicando fotografías de la evolución de Nora en los últimos años, y de cómo ha pasado de ser una perra temerosa que apenas salía en las instantáneas familiares, a convertirse en la sombra del pequeño Archie, que actualmente tiene 11 meses.

La relación entre Nora y Archie ha traspasado la pantalla, y ya son decenas de miles de personas los que se han sentido cautivados con las preciosas imágenes que comparten sus padres de la estrecha relación entre el perro y el bebé. Se cuidan, se quieren se complementan y protegen, y pasan todo el tiempo juntos.

La madre del pequeño, afirma que el pequeño Archie es "pura magia" y que no sólo ha cambiado por completo el carácter de Nora, sino que también está influyendo en sus tres gatos, que abandonan sus horas de sueño para seguirle allá donde va.

Os compartimos una selección de fotos en donde se ve a Nora durmiendo junto a Archie, esperando paciente a que termine el cuento o compartiendo juegos y confidencias. ¡Imposible quedarse con una sola fotografía que identifique esta relación tan especial porque todas son maravillosas!

Sus primeros meses juntos

Velando sus sueños

El mejor vigila-bebés

Acompañándole allá donde va

Una publicación compartida de Elizabeth Spence (@wellettas) el

¡Hora del cuento!

Una publicación compartida de Elizabeth Spence (@wellettas) el

Los mejores amigos

Compañeros de aventuras

Compartiendo

Quienes tenemos animales y los amamos, sabemos lo maravillosa que puede ser la relación entre éstos y los niños. Además de que criarse con animales tiene múltiples beneficios para la salud de los más pequeños, el vínculo afectivo que se establece entre ellos puede llegar a ser realmente asombroso.

Los peques aprenden a querer y a respetar la naturaleza gracias a sus mascotas, a las que protegen y cuidan. A cambio de ese amor desinteresado, los animales nos ofrecen su compañía y fidelidad, y en ocasiones también se convierten en una excelente terapia para niños enfermos o con autismo.

Porque quien da amor, recibe amor, y los niños y los animales son la mejor muestra de ello.
Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos