Nueve ideas, juegos y actividades para preparar una fiesta de pijamas y que los niños se lo pasen en grande

Nueve ideas, juegos y actividades para preparar una fiesta de pijamas y que los niños se lo pasen en grande
Sin comentarios

Uno de los planes típicos de la infancia y que se queda por siempre grabado en la memoria, son las fiestas de pijamas. Se trata de invitar a unos cuantos amiguitos de tu hijo a casa para que disfruten de la tarde y la noche juntos, aderezando la experiencia con juegos, actividades, música y comida rica.

Si no tienes experiencia en organizar una fiesta de pijamas, te compartimos algunas sugerencias que pueden ayudarte a preparar este divertido e inolvidable plan para niños.

Gymkana de obstáculos

Comenzamos nuestro repaso de ideas para convertir tu fiesta de pijamas en un momento inolvidable con una gymkana de obstáculos. Si tienes un jardín te será muy sencillo preparar un circuito de pruebas, en donde no pueden faltar los saltos de obstáculos, pruebas de agilidad, arrastre, rapidez...

Si no tienes jardín te proponemos una actividad súper divertida y original para los niños: tratar de evitar caer en una gigantesca tela de araña. Para preparar la tela tan solo necesitarás uno o dos ovillos de lana y mucha paciencia para convertir toda la estancia en un amasijo de lana para sortear.

Fiesta ibicenca nocturna para niños

fiesta ibicenca

Continuamos nuestra fiesta de pijamas con una fiesta ibicenca. Este tipo de fiestas, que forman parte del programa de actividades de cualquier hotel o discoteca de verano, son especialmente divertidas para los niños, pues no falta la música y el baile.

Os compartimos algunas ideas para organizar esta divertida fiesta nocturna:

Spa sin salir de casa

Después de la fiesta ibicenca, ¿qué mejor que relajarse en una sesión de spa sin salir de casa? Prepara una variedad de cremas corporales y aceites naturales y, bajo supervisión adulta, permite que los niños se diviertan dando masajes a sus amiguitos.

También puedes apostar por otras actividades como sesiones de peluquería, manicura, belleza y maquillaje, siempre en función de las edades de los niños. Acompaña todas estas actividades con ejercicios de relajación, música suave, iluminación tenue y bruma de ambiente. ¿Quién podrá resistirse?

Ecape room en casa

escape room

Y tras recargar baterías con la sesión de spa, toca poner a prueba el ingenio con un escape room sin salir de casa. En Internet podéis encontrar una amplia variedad de juegos online para disfrutar de esta divertida experiencia, en la que el trabajo en equipo y la toma de decisiones a contrarreloj son los grandes protagonistas.

Picnic bajo las estrellas

picnic

¡Llega el momento de cenar, y si tienes una terraza o jardín nuestra propuesta va un paso más allá! Prepara la bolsa o la mochila que os soláis llevas de excursión a la montaña o a la playa y guarda en ella todo lo necesario para que los niños organicen un picnic sin salir de casa.

Bajo las estrellas, y sentados sobre una manta de campo, podrán degustar comida caliente con la emoción de hacerlo en formato picnic, como si fueran auténticos excursionistas.

Organizar un cine de verano

Y después de cenar toca volver a relajarse con una sesión de cine y palomitas. Este plan nunca defrauda y podemos aprovechar los numerosos estrenos que se presentan esta temporada. Si tienes jardín o terraza te recomendamos sacar la televisión fuera para disfrutar de una verdadera sesión de cine de verano, pero si no tienes, bastará con apagar todas las luces y subir el volumen de la tele para simular una verdadera sala de cine.

Permitir que los niños acondicionen el espacio en el que van a dormir

tienda de campaña

A menudo veo en redes sociales imágenes idílicas de fiestas de pijamas infantiles, en donde los padres anfitriones dejan todo absolutamente preparado para el descanso de los niños, sin dar lugar a la improvisación. Pero nosotros os proponemos hacer justamente lo contrario y permitir que sean los peques quienes organicen su propio espacio para dormir. Obviamente dentro de unos límites y tras haberles aportado todo lo que necesitan para descasar cómodamente (sacos de dormir, colchonetas, almohadas, ropa de cama...)

Para los niños no hay nada más emocionante, creativo y divertido que construirse su propia casita o cabaña donde jugar. Si son un poco más mayores pueden echar manos de tutoriales sencillos para levantar su propio tipi, pero si son más pequeños, unas sábanas y unas sillas serán suficientes para echar a volar su imaginación.

Cantar canciones de campamento

No hay fiesta de pijamas que se precie sin un recital de canciones. Os proponemos las típicas canciones de campamento que seguro que muchos niños conocen, pero puesto que son ellos quienes deben elegir quizá los últimos éxitos que suenan en la radio les resulten más atractivos.

En cualquier caso, y para que la noche de cánticos sea redonda, no podemos olvidar simular una fogata con velas de luz LED y papel celofán en color rojo.

Galletas a media noche, ¡irresistibles!

galletas

A nadie le amarga un dulce y esta ocasión especial bien lo merece. Seguro que los niños disfrutan mucho comiendo a deshora unas cuantas galletas (mejor si son caseras), chocolate o snacks dulces. ¡Pero sin pasarse!, que no queremos que después les duela la tripa.

Fotos | iStock, Pexels (Yaroslav Shuraev, Marta Dzedyshko)

En Bebés y Más | Los deberes para el verano que todos los niños deberían hacer durante estas vacaciones

Temas
Inicio