Compartir
Publicidad

Este verano nos quedamos en casa: diez ideas para que los niños no se aburran

Este verano nos quedamos en casa: diez ideas para que los niños no se aburran
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Quién nos lo iba a decir hace unos años cuando las vacaciones no nos dejaban ni un momento para aburrirnos porque siempre hay algo que hacer, aunque sea relajarse y descansar. Ahora con los niños en vacaciones seguramente tenemos menos descanso, lo que no ha cambiado es que tenemos mil y una cosas que hacer.

Entonces, conviene repartirse el tiempo para que los niños no estén aburridos, incluso si no salimos de vacaciones, cuando coinciden nuestros días (no es difícil, ya que los peques van a disfrutar de dos meses largos de vacaciones) o si no trabajamos.

En verano y sin colegio, puede que sin algunos amigos que sí han ido de vacaciones, el fantasma del aburrimiento puede flotar sobre nuestras cabezas, y no queremos que eso suceda. Por ello os proponemos diez ideas que pueden hacer el verano de los peques más divertido aunque nos quedemos en casa.

Actividades para divertirnos en verano con niños

  • Elaboremos un diario de verano. Algún momento del día puede destinarse a lo que hemos hecho esa misma jornada (o la jornada anterior, si lo hacemos por la mañana). Podemos utilizar hojas o alguna libreta o incluso elaborar nosotros mismos el diario. Con espacio para que dibujen los peques o pongamos alguna foto.

  • Una fotografía al día. La fotografía para niños puede ser muy educativa, aunque el simple placer de escoger qué fotografiar ya es estimulante para ellos. Los más pequeños pueden ser los protagonistas de la instantánea o elegir lo que fotografiaremos, mientras que los mayores pueden ellos mismos hacer la foto.

  • Papás, yo hago la compra. Una de las mejores maneras de implicar a los niños en la vida familiar es hacer que participen realizando la compra: que ayuden a hacer la lista, a escoger los productos en el supermercado... Al mismo tiempo hacemos algo necesario para el día a día, pero de manera divertida con los niños y no como una obligación.

  • Recetas con niños. En el súper pueden escoger los ingredientes para la comida, una comida que ellos mismos pueden preparar. Os dejamos muchas ideas para cocinar con los niños, además de un montón de recetas refrescantes para el verano.

  • Una manualidad al día. Disfrutar de las manualidades con niños es pan comido. Además, tendremos como resultado un bonito recuerdo para regalo, para adorno o simplemente para guardar. ¡Lo importante es el tiempo que pasan creando y aprendiendo! En nuestra sección de manualidades encontraréis muchas ideas.

Verano con el bebé en el campo
  • Paseos y excursiones. Puede que no salgamos de vacaciones, pero si tenemos tiempo libre hay que aprovechar el buen tiempo para hacer paseos y excursiones con los niños. Siempre hay que seguir los consejos de seguridad para estas salidas, para que no tengamos ningún contratiempo y que la jornada sea inolvidable, porque pasear con ellos es muy gratificante y aprenden muchísimo. La piscina, el parque, las afueras buscando tesoros... son lugares ideales cuando no haga demasiado calor.

  • Todos a bailar. Os propongo un baile al día, escogiendo su música favorita o alguna otra que nos guste a nosotros, seguro que es muy divertido inventar una coreografía en casa. Bailar es beneficioso para los niños, otra manera de estar en forma, desarrollar su sentido auditivo, su psicomotricidad...

  • Un cuento o un poema al día. Siempre es buen momento para leerles a nuestros hijos, ellos se enfrascan en las historias e imaginan otras nuevas. Los mayorcitos incluso podrán crear ellos su cuento. Antes de la siesta, por la noche, al despertar... ¡cualquier momento es bueno para leer!

  • Hacer ejercicio, practicar algún deporte. Saliendo a pasear ya practicamos una actividad física excelente, pero también podemos hacer otro tipo de ejercicio. Marcarnos una tabla en casa, o durante los paseos, ir a nadar, hacer bicicleta... Hay muchas maneras de que funcione el corazón y nos mantengamos en forma con nuestros hijos. Eso sí, precaución con el sol, con el calor y con las horas centrales del día.

  • Una guerra de agua. Tal vez no se pueda hacer todos los días, pero si se dan las condiciones apropiadas podemos hacer una fiesta refrescante con agua para aliviar los rigores del calor. ¡No olvidéis vuestras chanclas porque acabaremos todos mojados!

En definitiva, si este verano nos quedamos en casa tenemos muchas formas de lograr que los niños estén entretenidos, y nosotros con ellos. Compartir el tiempo con nuestros hijos es importante y muy enriquecedor, será un verano inolvidable.

Fotos | StormyDog y Ann Marie Michaels en Flickr-CC En Bebés y más | Verano con niños: consejos sobre las altas temperaturas, Cuidados para los niños ante la ola de calor, En las vacaciones se aprende tanto (o más) que en el colegio

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio