Compartir
Publicidad
Publicidad
Cómo ayudar a mi hijo a dejar el chupete
Consejos

Cómo ayudar a mi hijo a dejar el chupete

Publicidad
Publicidad

El chupete es un objeto mágico en determinadas situaciones: para calmar al bebé, para ayudar a dormirse... incluso se ha relacionado con la prevención de la muerte súbita en los primeros meses. La succión es un reflejo que a los bebés les calma, les proporciona seguridad y tranquilidad aparte de alimento. Por eso parece inimaginable que el chupete pueda resultar perjudicial en algún momento y sin embargo así es. El chupete en determinadas circunstancias no ayuda al bebé o al menos no a medio plazo.

Por ejemplo, en los recién nacidos no es recomendable. Lo mejor es evitar el chupete durante los primeros días de vida y hasta cuando la lactancia materna está bien establecida, alrededor del mes de vida. Si después le has dado chupete al bebé y se ha acostumbrado a él, pasan los meses y no lo deja, tendremos que facilitarle que lo haga, ya que es entonces cuando más problemas puede generar en el niño. ¿Cómo ayudar al niño a dejar el chupete después del año?

Es después de los doce meses cuando los especialistas señalan los riesgos del uso frecuente del chupete (también hay riesgos al chuparse el dedo). Este aumenta el riesgo de problemas dentales (de los que hablamos a continuación), así como el riesgo de accidentes o de desarrollo del lenguaje.

Según la Sociedad Española de Odontología Pediátrica, la succión no nutritiva provocaría que los dientes centrales inferiores se desvíen paulatinamente hacia dentro, mientras que los superiores tienden a separarse y a sobresalir hacia fuera. Si se alarga el uso del chupete, los colmillos chocan entre sí y ambas filas de dientes no se cierran correctamente. Además, la acción de succionar pone en funcionamiento una serie de músculos de la cara y una posición de la lengua particular, algo que hace que con el paso del tiempo las líneas superiores e inferiores pierdan su paralelismo.

Por ello los pediatras aconsejan limitar el uso del chupete hasta el año de vida (aunque en la SEOP retrasan ese abandono hasta los dos o tres años). Según la AEP:

Para evitar otros efectos adversos del uso del chupete se recomienda, en todos los niños, limitar su uso hasta el año de vida, lo cual incluye las edades de máximo riesgo del SMSL y aquellas en las que el lactante tiene más necesidad de succionar.

Por supuesto, cuando al uso prolongado del chupete se suma la utilización de este como "golosina", impregnándolo en líquidos azucarados, miel... los problemas dentales y otros riesgo aumentan (caries, obesidad...).

Consejos para ayudar a nuestro hijo a dejar el chupete

Ayudar al niño a dejar el chupete

En definitiva, hemos sido nosotros los que les hemos ofrecido el chupete al niño y ahora no podemos dejar que pasen los años sin quitárselo. tampoco podemos hacer que este desaparezca de manera radical. Estos son algunos consejos para ayudar a nuestro hijo a dejar el chupete.

  • Empieza quitando el chupete durante el día, poco a poco, en determinadas situaciones, no ofreciéndoselo al niño, tal vez nos sorprenda al no echarlo mucho de menos... Si te pregunta, explícale por qué no es bueno que use tanto el chupete ahora que ya no es un bebé.

  • Si identificamos las situaciones en las que nuestro hijo necesita el chupete, podremos ofrecerle una alternativa, como algún muñeco, un peluche... y anticiparnos a esas situaciones para que esté más tranquilo.

  • Por supuesto, la alternativa que le ofrecemos al chupete no puede ser una chuchería o una bebida azucarada... ya que sería peor el remedio que la enfermedad.

  • En las situaciones en las que podamos distraer al niño antes de darle el chupete, es recomendable hacerlo y no acudir a él como primer recurso (nervios, llanto...). Resulta mucho más trabajoso para nosotros, pero recordemos que lleva chupete porque nosotros se lo dimos.

  • Tal vez el momento más duro para dejar el chupete sea el de dormir. Si el niño no se tranquiliza por la noche, acompáñalo explicándole que lo haces para que se calme y para ver lo mayor que es durmiendo sin chupete, acariciarlo, cuçentale un cuento para que se duerma sin "pupo"...

  • Podéis preparar un "ritual" o fiesta para despedir al chupete, es un truco sencillo que suele funcionar con muchos niños: un árbol de los chupetes, ponerlo como adorno en algún sitio (no al alcance del niño), dentro de una cajita...

  • Si os van las historias de hadas, podéis recurrir al hada de los chupetes, que se lleva estos pequeños artilugios para los bebés más pequeños que sí lo necesitan.

  • Si estáis atravesando por una situación de cambio importante (mudanza, entrada al colegio...), mejor posponer el abandono del chupete, ya que sería un cambio más que puede costarle asumir y cargarlo demasiado de estrés.

  • Si en este proceso durante el día sorprendes al niño con el chupete en la boca, no se lo quites de golpe, forzándolo, para evitar que se lastime y por supuesto no te enfades con él. Explícale que habíais hablado de que no iba a llevar el chupete durante el día.

  • No utilicéis chupetes desgastados, suponen un peligro para los niños. Explícaselo a tu pequeño cuando el chupete empiece a deteriorarse y que comprenda que hay que cambiarlo... por otra cosa. ¿Qué tal un juguete "de mayores"?

La clave para favorecer que tu hijo abandone el chupete está en controlar los tiempos, ir reduciendo su uso y prepararse la mayoría de veces para un adiós difícil. En otras ocasiones, nos sorprenderá que nuestro hijo o hija se desprenda del chupete con una facilidad pasmosa, lo cual puede suceder sobre todo si se acostumbró tarde a él (es lo que nos pasó con mi hija pequeña, a la que "obligamos" a usar chupete porque no dejaba el dedo).

Finalmente, recuerda las cuestiones a tener en cuenta antes de ofrecerle el chupete a tu bebé, ya que no es obligatorio (de hecho no se recomienda al principio para que no interfiera en la lactancia). Cada bebé es un mundo y si finalmente no lo utiliza, no existirá esta preocupación de cómo quitarle el chupete al niño para que no le perjudique.

Fotos | iStock
En Bebés y más | ¿Cuándo es perjudicial el uso del chupete?, Recomendaciones de la AEP sobre el uso del chupete, Los efectos de chuparse el dedo y del chupete más tiempo del recomendable (y cómo evitarlo)

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos