Nueve cosas que debes tener en cuenta antes de hacerle un regalo a un bebé

Nueve cosas que debes tener en cuenta antes de hacerle un regalo a un bebé
Sin comentarios

Aunque siempre que regalamos algo lo hacemos con la mejor de nuestras intenciones y con todo el cariño del mundo, cuando se trata de regalar a un bebé no siempre es fácil acertar, sobre todo si no se tiene experiencia previa en niños.

Por eso, si entre tus familiares o amigos acaba de nacer un bebé y te encuentras bastante perdido en lo que a regalos se refiere, queremos echarte una mano con una serie de recomendaciones para acertar con tu compra.

Habla primero con la madre del bebé

Desde mi experiencia, creo que no hay nada más cómodo, práctico y seguro que preguntarle directamente a la madre del bebé qué cosas necesita. Seguro que te da un montón de ideas y te facilita la compra, además de tener la certeza de saber que tu regalo será útil y bien aprovechado.

No regales ropa si desconoces los gustos de los padres a la hora de vestir

accesorios y ropa

Regalar ropa es algo muy personal, y a no ser que conozcas perfectamente los gustos que la mamá y el papá tienen a la hora de vestir (y que presumiblemente trasladarán a su bebé cuando le vistan), es preferible no regalar prendas de ropa. Y es que cuando hablamos de ropa de bebé encontramos todo tipo de estilos: desde la ropa más clásica y ornamental, hasta la más moderna e incluso de género rock.

Si quieres regalar ropa, opta por bodys y pijamas

Pero si aún así deseas regalar ropa, te recomendamos optar por bodys y pijamas de algodón, preferiblemente ecológico. Estas prendas de ropa son las más utilizadas por los bebés y nunca viene mal tenerlas por decenas, pues se ensucian con mucha frecuencia y es necesario cambiarlas.

Opta por colores neutros y con apertura de corchetes delantera o en el lateral, para vestir al bebé sin necesidad de pasar la prenda por la cabeza.

¡Cuidado con las tallas!

ropa

Un error muy habitual cuando se regala ropa es no tener en cuenta el mes de nacimiento del bebé ni el peso con el que ha nacido. Y es que no es lo mismo regalar ropa a un recién nacido de cuatro kilos que hacerlo a un bebé más pequeño, o incluso prematuro.

También debes tener en cuenta los meses que tendrá el bebé cuando vayas a visitarle y a entregarle tu regalo. Es decir, si el bebé acaba de nacer pero no será hasta después de vacaciones cuando vayas a conocerle, no compres ropa con talla de uno, dos o tres meses porque probablemente se le habrá quedado pequeña cuando se lo des.

Igualmente, si regalas ropa con vistas al futuro (por ejemplo, para cuando tenga 12 meses), ten en cuenta la estación del año en la que estaremos entonces, para adecuar las prendas y los tejidos al clima.

Evita comprar artículos de poca utilidad

Cuando entras a una tienda de ropa y accesorios para bebé es posible que te quedes prendado de todo lo que allí veas, pues no es fácil resistirse al encanto de los colores pastel y los artículos y prendas en miniatura. Pero muchas de esas cosas que tanto gustan a los adultos, y que encontramos tan "monas y graciosas", no son demasiado útiles para el bebé.

He aquí algunos ejemplos: zapatitos, chanclas hawaianas o deportivas para bebés que no caminan (los bebés, mejor descalzos o con calcetines); almohadas, cojines antivuelco o chichoneras para la cuna (los bebés deben dormir sin nada sobre su cuna); peluches gigantescos que probablemente los padres no sepan donde guardar; albornoces para después del baño (es más práctico y sencillo envolver al bebé con una toalla)...

Artículos que siempre vienen bien

regalos al bebé

Por contra, puedes optar por artículos que siempre vienen bien y que el bebé podrá aprovechar durante mucho tiempo.

Te compartimos algunas ideas: paquetes de pañales, toquillas y arrullos, gasas y muselinas, botiquín de viaje, artículos de higiene y accesorios para el baño, vajilla de iniciación a la alimentación complementaria...

Ni chupetes, ni biberones, ni sacaleches

sacaleches

El tipo de alimentación del bebé es una decisión personal que debe tomar la madre, por lo que a no ser que conozcas de primera mano la opción elegida, es preferible no regalar artículos que tengan que ver con la lactancia materna ni la lactancia artificial.

De este modo, biberones, calienta biberones y extractores de leche no estarían recomendados, como tampoco chupetes, pues son muchos los padres que deciden no ofrecer este artículo a sus bebés.

Regala juguetes educativos

Cuando hablamos de juguetes para bebés encontramos todo un universo de infinitas posibilidades, a cada cual más llamativa y exótica. Desde ordenadores parlanchines, hasta juguetes de luces, sonidos estridentes o muñecos cantarines.

Te recomendamos huir de este tipo de juguetes electrónicos y optar por artículos clásicos que fomenten el desarrollo del bebé, ajustándose a cada etapa. En este sentido, los juguetes educativos elaborados en elementos naturales, así como los libros para bebés son siempre un acierto seguro.

Elige productos de calidad

juguetes para el bebé

Sea lo que sea que vayas a regalar al bebé, opta siempre por productos de calidad y adquiridos en tiendas de confianza, o mejor todavía, en tiendas especializadas en puericultura, donde los dependientes te puedan asesorar en función de los gustos, necesidades y edad del bebé.

Por supuesto, cualquier juguete o artículo que compres debe estar homologado y ser seguro para el bebé.

Fotos | iStock, Pexels (Polina Tankilevitch)

En Bebés y Más | 17 regalos de nacimiento para sorprender en una fiesta de Baby Shower, ¿Bebé en camino? Guía de regalos útiles para un recién nacido (y sus papás)

Temas
Inicio