Compartir
Publicidad

El ABC de los biberones: ¡Elige el más adecuado para tu bebé!

El ABC de los biberones: ¡Elige el más adecuado para tu bebé!
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No importa el periodo histórico en que nos encontremos, la maternidad ha sido una de las etapas más importantes en la vida de aquellas mujeres que decidieron ser mamás. El cuidado y crianza de los hijos es una de las actividades más demandantes y relevantes de cara al futuro de cualquier familia e, incluso, de la subsistencia de la especie.

¿Y los biberones qué papel juegan en esta tarea? Bueno, distintos utensilios han sido utilizados desde la antigüedad y evolucionaron junto con los humanos. De hecho, los primeros con forma de botella -los modernos- aparecieron hasta el siglo XVI y conforme fueron haciéndose más populares, sustituyeron en todo el mundo, el uso de cuernos de vaca y vasijas de terracota que se habían estado usando.

Botellas de cristal, algunos metales y hasta madera fueron usados para alimentar a los pequeños, claro que se les acondicionaron chupones de esponja, cuero y, más adelante, plástico, para permitir que los bebés se alimentaran.

Claro que el conocimiento relacionado con el cuidado materno también se ha nutrido con los hallazgos médicos y científicos, permitiendo que los biberones sigan un camino de mejora. Ejemplo de ello es la línea NaturalFeeling, de Chicco, que ofrece a las mamás opciones para la alimentación de sus bebés en sus primeras etapas de vida.

Ahora, ante las diversidad de biberones existentes, ¿cómo elegir el más adecuado para un pequeño? ¿En qué habrían de fijarse todas las mamás que buscan alimentar a sus hijos de la mejor manera?

El ABC de la elección del biberón

Chicco Biberones Ba 1

Son varios los factores que toda mamá debe considerar al momento de elegir el más adecuado para su pequeño.

Material: los hay de cristal y de plástico, cada uno de ellos ofrece algún tipo de beneficio. Por ejemplo, los primeros son más duraderos, se pueden lavar muy a profundidad y no liberan ningún tipo de sustancia en la bebida del bebé. Sin embargo, son más pesados y difíciles de sostener para los pequeños -ojo con las caídas, pues se pueden fracturar-.

Los de plástico pueden estar hechos de polipropileno (están marcadas con un 5) o polietileno (llevan impresos los números 1, 2, ó 4), ambos materiales son seguros y libres de Bisfenol A (BPA). También son duraderos, no se rompen, son más ligeros y fáciles de transportar.

En cualquier caso, hay que esterilizar continuamente las botellas para que no queden residuos de ningún tipo en las paredes internas.

Tamaño y diseño: el tamaño de la botella y su forma importan. ¿Por qué? El primer factor permitirá a los bebés consumir las porciones adecuadas a sus requerimientos (que van en función de su edad y complexión -un nutriólogo/pediatra puede ser la guía para ello-).

En cuanto al diseño, las botellas ergonómicas permiten a los bebés sujetarlas de una forma más sencilla y si la parte de la boquilla, donde va el chupón, es lo suficientemente grande, facilita su lavado con escobeta.

Chupón o tetina: este es un factor importante a considerar, pues es la parte del biberón que tu pequeño introducirá a su boca. Los hay de caucho y silicón y adoptan muchas formas (redondeados, alargados, planos o hasta con la forma del pezón de la madre).

Por otro lado, el tamaño del orificio en el chupón permitirá que el líquido salga de la botella en mayor o menor medida.

Volviendo al ejemplo de Chicco, por ejemplo, ofrecen una tetina inclinada que permite que el bebé tenga su cuello y cabeza en una posición correcta y natural, además de que reduce la ingesta de aire gracias a que cuenta con una doble válvula anticólicos. Ergonómicamente es muy semejante a alimentarse del pecho de su madre.

Consejos para cuidar los biberones

Chicco Ba Vaquita Tetinas

Una vez que elijas el biberón adecuado para tu bebé, dale el cuidado adecuado y sigue algunas de estas recomendaciones:

  • Cambia los chupones con regularidad, recuerda que estos comienzan a presentar filtraciones o resquebrajamientos con el uso y el paso del tiempo.

  • No es necesario esterilizar los biberones y chupones después de cada uso (cada tercer día puede ser un buen periodo). Solo asegúrate de lavarlos bien en cada ocasión.

  • Si el biberón presenta una fisura, tiene filtraciones o mal olor es momento de reemplazarlo.

  • Si la leche sale demasiado rápido del chupón, posiblemente esté dañado, así que es momento de cambiarlo.

  • No laves las botellas con agua caliente, esto puede hacer que el material se torne menos duradero.

Entre biberones, tetinas y bebés

Ahora que sabes más sobre los biberones que debes usar para alimentar a tu pequeño, elige el más adecuado para él. Si requieres más información, acércate al pediatra de tu bebé, seguramente te podrá ofrecerte alternativas específicas para tu caso. Claro que también puedes acercarte a lo hecho por marcas como Chicco en cuestiones de investigación y recomendaciones a través de su Observatorio con soluciones de bienestar.

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos