Accesorios hinchables y piscinas para el verano: cinco consejos para que los niños disfruten de ellos con seguridad

Accesorios hinchables y piscinas para el verano: cinco consejos para que los niños disfruten de ellos con seguridad
Sin comentarios

Llega el verano, y con él el tiempo de piscina y playa. Para los niños no hay nada más divertido que bañarse y jugar con colchonetas, flotadores e hinchables con formas originales, pero ¿sabes qué consejos debes tener en cuenta para que puedan disfrutar de este tipo de accesorios con seguridad?

Los expertos de Intex nos ofrecen una serie de recomendaciones que a continuación te compartimos, y que se basan en una premisa fundamental: cuando los niños están en el agua, no les quites nunca la vista de encima.

Los hinchables no son elementos de seguridad

hinchables

Nunca, bajo ningún concepto, debemos creer que nuestros hijos estarán seguros en el agua por el simple hecho de estar bañándose con un flotador o una colchoneta hinchable. Los expertos nos recuerda que este tipo de accesorios no son elementos de seguridad, sino juguetes con los que divertirse en el agua.

Y para divertirse y disfrutar de forma segura, siempre que los niños los vayan a utilizar debe haber un adulto cerca vigilándoles.

El riesgo principal de los flotadores es que pueden volcarse y dejar atrapado al niño dentro del agua, o bien escurrirse hacia abajo por el agujero si este es demasiado grande. Con las colchonetas ocurre algo similar. Además, al tratarse de accesorios hinchables podrían pincharse y perder la flotabilidad.

En el caso de que los utilicen niños que ya sepan nadar, la vigilancia por parte del adulto también debe ser constante, pues un mal uso o un salto inapropiado desde el bordillo podría provocar un accidente en el que tanto el niño, como otras personas de alrededor, podrían salir perjudicadas.

Por otro lado, cabe destacar que el uso de hinchables en el mar es todavía más peligroso, pues el oleaje, el viento y las corrientes podrían jugarnos una mala pasada. Así pues, para disfrutar con seguridad de estos juguetes es mejor hacerlo cerca de la orilla y siempre que el baño esté aconsejado.

Mucha precaución con las piscinas hinchables y centros de juego

piscinas acuáticas

Si no tenemos la piscina o la playa cerca, o nuestro hijo es todavía un bebé y aún no puede bañarse en el mar o en agua clorada, las piscinas hinchables o los centros de juego acuáticos son una excelente alternativa para refrescarse y pasarlo en grande si contamos con un pequeño jardín.

Algunas de estas piscinas traen incluso parasoles para proteger a los niños del sol, chorros de agua para aumentar la diversión y pequeños toboganes con base acolchada que ayudan a amortiguar la bajada. Aunque tanto los bordes elevados como la profundidad están pensados para el disfrute seguro de los más pequeños, jamás debemos bajar la guardia, pues dos centímetros de agua son suficientes para que un bebé pueda ahogarse si no estamos vigilando.

Adquiere productos certificados

Hoy en día es posible comprar flotadores, piscinas o juguetes hinchables en cualquier tienda. El mayor reclamo de muchos de estos establecimientos son sus bajos precios, pero a la hora de adquirir cualquier juguete o accesorio para los niños es importante asegurarnos de que están homologados y cumplen con todas las normativas de seguridad: fabricados sin tóxicos, sin filos que puedan cortar y sin elementos peligrosos para el niño.

Cumple las recomendaciones del fabricante

hinchables

Una vez comprado el hinchable es importante leer las instrucciones de uso y respetar siempre los pesos, edad y medidas que aconsejan.

En este sentido, por ejemplo, si sobrecargamos una colchoneta esta podría volcar y darnos un buen susto. Algo similar sucede con los flotadores, ya que si son demasiado grandes para el niño que va a utilizarlos, podría colarse por el agujero, como ya hemos comentado.

¡Cuidado con el sol!

Otra cosa que hemos de tener muy en cuenta antes de utilizar un hinchable grande como flotadores o colchonetas, es no tumbarnos directamente sobre ellos después de haber estado un tiempo expuestos al sol, pues el plástico coge altas temperaturas que pueden quemar la piel y ocasionar un importante daño.

Por eso, antes de utilizar este tipo de accesorios hemos de asegurarnos que no queman, y si es así, mojarlos previamente para enfriar la temperatura.

Vía | Intex

En Bebés y Más | El 88% de los ahogamientos infantiles suceden con un adulto cerca: este verano, no bajes la guardia, Si quieres refrescar a tu hijo con una manguera comprueba el agua primero: podrías provocarle importantes quemaduras, 13 piscinas hinchables y juguetes para refrescarse con los niños en la terraza o el jardín

Temas
Inicio