Lograr que tus hijos coman verduras es más sencillo de lo que crees, según un nuevo estudio

Lograr que tus hijos coman verduras es más sencillo de lo que crees, según un nuevo estudio
Sin comentarios

Una de las consultas (y dilemas) que con mucha frecuencia experimentamos los padres surge al momento de alimentar a nuestros hijos: ¿cómo logramos que coman más verduras? Sabemos que presionarles para comer ciertos alimentos no funciona ni es recomendable, por lo que muchas veces recurrimos a trucos y preparaciones para lograr que los acepten.

El problema es que a veces terminamos montando todo un circo para que las coman, pero de acuerdo con un nuevo estudio motivarlos a comer verduras es mucho más sencillo de lo que parece.

Los resultados de este estudio fueron presentados por investigadores de la Universidad de Maastricht, durante el Congreso Europeo de Obesidad 2022 (ECO2022) realizado en Países Bajos hace unas semanas.

De acuerdo con su investigación sobre estudios previos relacionados con la alimentación infantil, los niños prueban de ocho a 10 veces una verdura nueva antes de que éste sea de su agrado. Partiendo de esta base, decidieron poner a prueba si la exposición constante favorecía que comieran más verduras, y agregaron un pequeño grupo al que además se le daba una recompensa divertida para ver si había alguna diferencia.

Tras concluir el estudio con la participación de casi 600 niños de escuelas infantiles, el equipo determinó que el secreto para que los niños coman verduras es más simple de lo que parece: ser paciente y constante, y darles alguna pequeña recompensa de forma ocasional.

"Al ofrecerles verduras con regularidad a los niños en estancias infantiles, aumentó significativamente su habilidad para reconocer varias de ellas. Pero además, recompensarles por probar verduras también parece incrementar su disposición a probar otras diferentes", explica Britt van Belkom, una de las autoras del estudio.

Sin embargo, los autores aclaran que la recompensa que se le ofrezca a los niños debe ser diferente: "El tipo de recompensa es muy importante: debe ser divertida, pero no debe ser comida". A los niños que participaron en el estudio, por ejemplo, se les dio una pegatina o una corona de papel.

Si a pesar de esto no logras que tu hijo las coma...

Aunque los resultados del estudio nos recuerdan que cuando se trata de probar cosas nuevas con los niños lo mejor es ser paciente, lo cierto es que hay niños que son un poco más quisquillosos que otros.

En estos casos, lo mejor es pasar a otra verdura y después volver a ella, o bien, recurrir a alguno de los trucos divertidos y recetas que anteriormente te hemos compartido en Bebés y más.

Lo más importante de esto, es recordar que cuando se trata de la alimentación de nuestros hijos (y en especial la etapa en la que prueban nuevos alimentos) debemos acompañarlos siempre y poner el ejemplo.

Temas
Inicio