Compartir
Publicidad

¿Es aburrido dar el pecho o el biberón?‏

¿Es aburrido dar el pecho o el biberón?‏
Guardar
14 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una de las características comunes de muchas madres (al menos de las que yo conozco) es que tienen ganas de empezar a dar comida a sus bebés.

Hacia los cuatro meses la mayoría empiezan ya a valorar el tema y preguntar al pediatra si ya pueden empezar a dar fruta y otras cosas. Algunas incluso hacen estas preguntas a los 2-3 meses, cuando el bebé (pobretico) está aún empezando a sujetar la cabeza.

La respuesta siempre es “es pronto, tranquila, no hay prisa”, pero ante la insistencia uno acaba por preguntarse: ¿Acaso es aburrido dar el pecho o el biberón a los niños?

Antiguamente

Estas “prisas” por dar comida a los bebés provienen, más que probablemente, del “antiguamente se hacía así”, y es que a los 3 meses éramos pocos los que aún no habíamos probado el zumo de naranja, por ejemplo.

Coincidiendo con la crisis de los tres meses, cuando muchas madres tenían la sensación de quedarse sin leche (ya hemos explicado en otras ocasiones que no es que la madre se quede sin leche, sino que el bebé necesita más leche y por eso succiona más, para aumentar la producción), los pediatras introducían los primeros biberones de leche artificial e iniciaban la alimentación complementaria.

Con el tiempo estas recomendaciones han ido quedando obsoletas, ya que se ha observado que como buenos mamíferos que somos, la leche materna cubre las necesidades de los bebés hasta, al menos, los seis meses de vida. La leche artificial, que ahora viene más enriquecida que entonces y con más nutrientes, ya no necesita ser complementada tan pronto con otros alimentos.

Ahora

Ahora muchas madres, cuando se les dice que hasta los seis meses pueden dar sólo leche, se alegran por la comodidad de poder seguir con el pecho sin tener que empezar todavía a preparar comidas para el bebé (pese a que tienen claro que el momento llegará pronto). Las que dan biberón no suelen ver (al menos es mi percepción) un beneficio en ello, imagino que porque preparar por preparar, tanto da un biberón que una papilla.

bebe-al-biberon.jpg

Sin embargo, hay otras madres que, ilusionadas por empezar a dar comida a sus bebés, se quedan a dos velas cuando les dices que lo más recomendable es que sigan con leche hasta los seis meses. En casos así no pasa nada por abrir un poco la puerta a la alimentación complementaria: “no hace falta, ni mucho menos, que tome fruta o cereales todos los días con esta edad, pero si os hace ilusión, tampoco pasa nada si le dais algún día” (de hecho, estoy casi seguro que aunque se les dijera que no lo hicieran lo harían… porque “a nosotros nos dieron y no nos ha pasado nada”).

Por qué es mejor esperar

Pues básicamente por dos razones: la leche es mejor y a los cuatro meses aún son pequeños para la cuchara.
Hablando sobre la calidad nutritiva de los diversos alimentos, la leche es el más completo de todos los que se puede ofrecer a un bebé. Tiene más calorías que la fruta y aporta muchas más cosas que los cereales, por estas razones es preferible seguir con leche hasta los seis meses de manera exclusiva.

Con respecto a la cuchara, muchos bebés de esta edad tienen todavía activo el llamado reflejo de extrusión, con el que expulsan con la lengua cualquier cosa extraña que entre en la boca (como método de supervivencia para evitar ahogos). Esto hace que muchos bebés rechacen la comida y que muchas madres traten de insistir para que su hijo se coma la papilla, iniciando así una relación problemática con la comida totalmente innecesaria.

A partir de los seis meses son más capaces de empezar a probar alimentos y las probabilidades de éxito son mucho mayores.

¿Es aburrido?

¿Es aburrido dar el pecho o el biberón, como para insistir en empezar a dar comida cuando aún no la necesitan? Quizás no, quizás simplemente pueden más las ganas de ver que tu hijo crece, madura y empieza a comer otras cosas. ¿Qué opináis?

Fotos | Raphael Goetter, [derekmswanson] en Flickr
En Bebés y más | Por qué se aconseja lactancia materna exclusiva hasta los seis meses (I) y (II), Alimentación complementaria: ¿Cuándo empezar? (I) y (II)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos