Compartir
Publicidad
Publicidad

Por qué se aconseja lactancia materna exclusiva hasta los seis meses (II)

Por qué se aconseja lactancia materna exclusiva hasta los seis meses (II)
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Seguimos con el tema iniciado ayer en el que explico por qué razones se aconseja lactancia materna exclusiva hasta los seis meses en base a las conclusiones que se extrajeron en la Reunión de Expertos sobre la Duración Óptima de la Lactancia Materna Exclusiva llevada a cabo en 2001.

Mantener durante seis meses una alimentación exclusiva con leche materna siempre había provocado dudas relacionadas con el crecimiento infantil sin embargo en la Reunión de Expertos se concluyó que en términos poblacionales no había alteraciones.

En referencia a las necesidades nutricionales de los niños normales nacidos a término se observó que están cubiertas por la leche materna durante los primeros seis meses.

En niños prematuros la composición de la leche es diferente debido a que las necesidades de estos bebés no son las mismas que los nacidos a término. Esta diferencia supone una adaptación a las necesidades reales y por ello se recomienda que los prematuros sean amamantados cuanto antes (y cuanto más mejor). Hay algunas situaciones en que puede haber problema con algún micronutriente en concreto. En niños nacidos con muy bajo peso podría haber algún déficit de hierro y podría recomendarse la administración de gotas de hierro a partir de los 2 o 3 meses de edad. Adelantar la alimentación complementaria para paliar este posible déficit podría alterar la biodisponibilidad del hierro y el zinc de la leche materna.

Una medida de prevención sería promover el pinzamiento tardío del cordón umbilical al nacer para que los bebés tengan un mayor volumen sanguíneo y por lo tanto mayores reservas de hierro.

Antes de los 6 meses también puede haber limitación de otros nutrientes tales como el zinc y algunas vitaminas, sin embargo existe poca información para sustentar que esa deficiencia de zinc limite el crecimiento de los niños de manera alguna.

La deficiencia de vitamina D puede ocurrir en niños que no reciben mucha luz solar o de piel oscura, pero el dar al niño gotas de vitamina D generalmente previene esta deficiencia. Sobre este tema hablamos en Bebés y más hace un tiempo.

Contrariamente a lo que muchas personas piensan ofrecer alimentación complementaria a los bebés antes de los seis meses no mejora el crecimiento y provoca que la leche materna puede ser desplazada por otros alimentos o líquidos de inferior calidad que pueden no ser lo bastante nutritivos ni tener la suficiente energía para satisfacer las necesidades del niño.

Pasada la barrera de los seis meses es más difícil (que no imposible) que la lactancia cubra por sí sola las necesidades nutricionales de los bebés y por ello se recomienda complementarla con otra alimentación.

Echando una mirada a los países más desfavorecidos y en ambientes donde las condiciones de salubridad son pobres esperar hasta más allá de los seis meses puede ser beneficioso para los bebés ya que supone retrasar alimentación que podría exponer a los bebés a patógenos alimenticios. Sin embargo, los seis meses coinciden más o menos con la edad en que empiezan a explorar activamente su entorno por lo que están expuestos igualmente a microbios a través del suelo y de todos los objetos que se llevan a la boca.

Por todo ello el consenso actual es que la edad apropiada para introducir los alimentos complementarios es a los seis meses de vida y por ende la recomendación relativa a la lactancia es que se le de a los niños el pecho de manera exclusiva durante seis meses.

Más información | OMS, AEPED En Bebés y más | Por qué se aconseja lactancia materna exclusiva hasta los seis meses (I), Recogida de firmas para ampliar a seis meses el permiso de maternidad, Por un permiso de maternidad de 6 meses en Facebook

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos