Compartir
Publicidad
Publicidad

El reflejo de extrusión en los bebés

El reflejo de extrusión en los bebés
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Hace poco vimos que en muchas ocasiones lograr que un bebé tome con normalidad sus primeras papillas no es tarea fácil y se necesita mucha paciencia. Se impone un nuevo mecanismo de deglución, y los pequeños no saben cómo comer con cuchara.

La capacidad de tragar alimentos no líquidos se establece sobre los 4 o 5 meses de vida. Todos los padres habrán observado que con las primeras cucharadas, el bebé vuelve a sacar la comida fuera de la boca.

Este movimiento es el reflejo de extrusión y consiste precisamente en que, cuando se introduce un alimento en la parte anterior de la boca, se expulsa al exterior con la lengua. Este reflejo permite a los pequeños expulsar de su boca cualquier alimento que no sea líquido o de la textura de la mama, o del sabor y olor de la leche.

El reflejo de extrusión sólo desaparece entre los 4 y 6 meses de edad, siempre que se "practique" con la cuchara. Muchas veces este reflejo es interpretado como una señal de que al bebé no le gusta la comida en cuestión y lo rechaza, pero como vemos se trata de un movimiento automático.

Cuando desparece este reflejo, de modo natural, los pequeños son capaces de llevar el alimento a la parte posterior de la cavidad bucal y finalmente deglutirlo. Es importante intentar que las comidas no contengan grumos, ni trozos de fibra que estimulen este reflejo.

Otra cosa es que esos nuevos alimentos que empieza a saborear no le hagan gracia... Como decíamos, ¡cuestión de paciencia!

Más información | Pediatra al día En Bebés y más | ¡Hola cuchara!: primeras papillas de fruta En Bebés y más | Papilla de fruta: cuestión de paciencia En Bebés y más | A la décima vez va la vencida

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos