¿Sois familia numerosa? Nueve claves para organizar con éxito las vacaciones de verano siendo cinco o más

¿Sois familia numerosa? Nueve claves para organizar con éxito las vacaciones de verano siendo cinco o más
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Las vacaciones de verano están a la vuelta de la esquina, y son muchas las familias que están ultimando los preparativos para disfrutar de unos días de merecido descanso.

Viajar con una familia grande puede suponer un auténtico reto logístico y económico. Por eso, si este año vas a disfrutar por primera vez de tus vacaciones siendo familia numerosa, queremos compartir una serie de recomendaciones para que la experiencia resulte más cómoda, práctica y económica. ¡Toma buena nota!

Di 'no' a la improvisación

Quizá cuando viajabas en pareja  - o incluso cuando solo tenías un hijo- muchos de vuestros planes vacacionales estaban regidos por la improvisación; desde comer en un restaurante a pie de playa, hasta comprar entradas para un espectáculo o aprovecharte de una oferta express de billetes de tren y planificar sobre la marcha unas improvisadas vacaciones.

Pero con una familia numerosa la improvisación a la hora de viajar no tiene cabida, pues donde antes comían dos, ahora no comen cinco, seis o más personas.

Por eso, nuestro primer consejo es que antes de salir de vacaciones con tu familia llevéis todo lo más planificado posible y reservéis siempre cualquier plan con suficiente antelación (comida en un restaurante, entrada a espectáculos o museos, parques de atracciones, transporte... ). De este modo evitareis quedaros sin ese plan de verano que tanto os apetece hacer.

Define el presupuesto que quieres gastarte, y si es posible ahorra con antelación

El gasto de viajar con una familia grande puede dispararse si no tenemos en cuenta una serie de consejos que nos ayuden a ahorrar.

En este sentido, los consultores financieros de OVB España nos proponen  definir un presupuesto para saber de antemano cuánto quieres gastar. Es decir, se trataría de tener un presupuesto y adaptar las vacaciones a él, en lugar de hacerlo al revés.

Y si todavía tienes tiempo antes de irte de vacaciones, también es muy recomendable que te plantees un plan de ahorro. Reducir gastos superficiales y destinar una pequeña cantidad semanal o mensual a vuestro objetivo vacacional, os ayudará a que el golpe del desembolso de vuestras vacaciones sea menor.

Aprovecha todos los posibles descuentos

A la hora de visitar museos, exposiciones, parques temáticos o espectáculos, las familias numerosas suelen contar con descuentos, aunque no siempre se informan de manera clara y fácilmente visible. Por eso, antes de sacar unas entradas no olvides preguntar sobre los descuentos o promociones para familias grandes.

Otro buen truco para ahorrar en nuestras vacaciones es aprovechar los cupones descuento que ofrecen algunas tiendas, supermercados o marcas, así como los puntos de fidelización que dan los hoteles o aerolíneas y que ayudan a reducir el gasto de la factura total.

Planifica las vacaciones pensando en toda la familia

Quizá parezca 'misión imposible' planificar las vacaciones atendiendo a los gustos y necesidades de toda la familia, máxime cuando hablamos de una familia grande.

Pero las vacaciones de verano es la cita más esperada del año, por lo que debemos asegurarnos de que todos los miembros de la familia estén a gusto y las disfruten.

Así que después de tener en cuenta en primer lugar las demandas y necesidades de los más pequeños (intentando no alterar demasiado sus rutinas y horarios, optando mayoritariamente por planes tranquilos y adaptados a ellos...), debemos adaptar después el resto de planes o excursiones a los gustos personales de los demás miembros.

El mejor alojamiento para familias numerosas

Uno de los problemas a los que nos enfrentamos las familias numerosas cuando nos vamos de vacaciones, es que no siempre es posible encontrar hoteles que permitan el alojamiento conjunto en una habitación estándar, pues en la mayoría de los casos la ocupación no puede superar las cuatro personas.

En este sentido, si quieres alojarte en un hotel deberás optar por habitaciones familiares, suites o habitaciones comunicadas que dispararán el gasto de una forma desorbitada.

Por eso, desde mi experiencia siempre recomiendo optar por otro tipo de alojamientos que no solo nos permitan estar juntos, sino que además resulten más cómodos y económicos que el hotel.

Tal sería el caso de los apartamentos o casas de alquiler, los apartahoteles, casas rurales de alquiler íntegro, los campings con alojamiento en tienda de campaña, autocaravana o bungalow, entre otros.

Busca el sello de 'Turismo Familiar'

Turismofamiliar Logo

A la hora de buscar alojamiento, lugares de interés o actividades de ocio para hacer en familia, te recomendamos elegir aquellas reconocidas con el Sello de Turismo Familiar.

Este sello, que ha sido creado por la Federación Española de Familias Numerosas, nos garantiza que todos los establecimientos, actividades y destinos turísticos que elijamos estarán pensados para el público familiar.

Simplifica al máximo (¡no te lleves la casa a cuestas!)

A la hora de viajar con niños es importante ser previsores y hacer su equipaje con cautela, a fin de asegurarnos de que llevamos todo lo que nuestro hijo pueda necesitar para disfrutar de unas vacaciones plenas.

Pero esto no significa que debamos llevarnos la casa a cuestas, pues un exceso de equipaje no solo resulta poco práctico (probablemente la mitad de las cosas no las utilicemos), sino que nos complica la logística, nos da mucho trabajo y ocupará gran parte del maletero del coche en caso de viajar por carretera.

Para reducir el equipaje a lo básico e imprescindible, lo mejor es que preparéis con antelación una lista de las cosas que vuestros hijos van a necesitar en su destino vacacional y os ciñáis a ella. 

No olvidéis guardar la documentación de todas las personas que vais a viajar (DNI, pasaporte si fuera necesario y libro de familia), así como el carnet oficial de familia numerosa que os permitirá justificar los descuentos a la hora de sacar entradas y billetes.

Si es posible, viaja fuera de temporada

Y aunque sabemos que no siempre es posible viajar fuera de temporada (pues muchas empresas obligan a los trabajadores a coger sus vacaciones entre julio y agosto), si tienes la suerte de poder elegir no dudes en plantear tu vacaciones en los meses de junio, septiembre y octubre.

En estos meses del año suelen encontrarse buenas ofertas, los hoteles están menos concurridos, hay menos colas para entrar a los sitios, y en general, está todo mucho más tranquilo.

Sin duda, para las familias numerosas viajar fuera de temporada es una opción cómoda, práctica y más económica, por lo que no queríamos dejar de incluirla en nuestra guía de recomendaciones.

Temas
Inicio