Compartir
Publicidad
Publicidad

"No soy menos/peor madre por haber dado a luz por cesárea", Tania Llasera responde a las críticas de algunas seguidoras

"No soy menos/peor madre por haber dado a luz por cesárea", Tania Llasera responde a las críticas de algunas seguidoras
Guardar
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace unos días, Tania Llasera fue mamá por segunda vez y quiso compartir el momento tan dulce que está viviendo con sus miles de seguidores a través de redes sociales. Pero la presentadora, que suele ser objeto de críticas por sus "haters" cada vez que habla sobre su maternidad, tuvo que enfrentarse de nuevo a crueles comentarios de quienes creen que dar a luz por cesárea le hace ser menos y peor madre.

Tania, que siempre se ha caracterizado por su frescura al hablar y su absoluta franqueza, no ha dudado en dejar claro que "no se siente peor madre por haber dado a luz mediante cesárea". Y es que los comentarios que algunas personas son capaces de hacer, pueden resultar realmente hirientes.

De buenas y malas madres

Iba a subir una foto de mi hija ya que es su cumple-semana hoy pero los comentarios de mi foto anterior me han irritado, y no quiero que su cara se asocie a lo siguiente que voy a decir: NO SOY MENOS/PEOR MADRE por haber dado a luz por vía cesárea. NO SOY MENOS/PEOR MADRE por elegir dar biberón. NO SOY MENOS/PEOR MADRE por contratar los servicios de una enfermera de noche/Salus. NO SOY NI MENOS, NI PEOR o MEJOR MADRE que tú. Por razones de salud, NO PUEDO dar a luz vía vaginal. Por razones de salud, NO DEBO DAR PECHO(y aún así le di el calostro para inmunizarla). Por razones lógicas, quiero dormir y estar al 100% para mis 2 hijos de día, además de recuperarme lo antes posible de una operación de quirófano tan importante como lo es una cesárea. Y por cierto, la única calificación como madre que me importa es la de mis hijos y mi marido. Me entristece mucho y me parece un retraso que a estas alturas todavía tenga que dar estas explicaciones. Las mujeres nos debemos más crédito y respeto las unas a las otras como madres. Soy la mamá de Pepe y de Lucia y punto, y ahora me voy a darle otro biberón a lo más bonito que tengo. #Soylamejormadrequepuedoser #madre #mami #maternidad

Una publicación compartida de ⚡️Tania Llasera⚡️ (@taniallasera) el

En texto que acompaña esta foto publicada por Tania en su cuenta de Instagram, responde a las las críticas y comentarios que algunos de sus seguidores dejaron en otra fotografía anterior, en la que la presentadora compartía los últimos momentos de su embarazo antes de ser sometida a una cesárea programada.

Aquella foto dio pie a una lucha verbal entre sus seguidoras: de una lado, las que defendían que Tania hubiera dado a luz mediante cesárea programada y de otro las que criticaban esta práctica y le hacían sentir menos y peor madre por ello. Y, de paso, surgieron también las críticas por querer contratar una salus, y por no optar por lactancia materna para su bebé.

Tania es un personaje público y por eso este tipo de críticas tienen más visibilidad y repercusión. Pero, por desgracia, meterse en maternidades ajenas no es algo exclusivo de ella, y alguna vez todas las madres nos hemos sentido objeto de comentarios, críticas o juicios gratuitos por parte de quienes creen conocer a tus hijos y sus necesidades mejor que tú misma.

"¿Todavía le das teta? ¡Ya debería comer "comida de verdad"! - me decían constantemente cuando me veían dar el pecho a mi hija

"¿Pero otra vez le vas a dar pecho? ¡Te está tomando el pelo!"

"Uy, ¡como duermas con tu hijo en la misma cama, no lo sacarás de allí hasta que vaya a la universidad!" - típica frase que todos los padres que colechamos hemos escuchado alguna vez.

"Tendrás que pensar en quitarle ya el pañal, que ya es muy mayor para seguir llevándolo".

"A ver si te pones las pilas y le das un hermanito a tu hijo, que ya es muy mayor" - me comenzaron a repetir insistentemente cuando mi hijo cumplió los tres añitos, y a pesar de saber que había llegado a tener hasta tres abortos seguidos.

"¡¿Pero donde vas con otro?! ¡Estás loca! ¡Con lo mal que está la vida!" - me repetían conocidos y desconocidos cuando me veían embarazada de mi tercer hijo.

Y podría seguir y no parar, porque por desgracia, la maternidad ajena y la forma de criar de cada familia causa una gran espectación en los demás y a la gente le encanta opinar sobre ello.

La rabia que personalmente me dan estas cosas, es que este tipo de comentarios tan hirientes y ofensivos, sean dichos sin ningún pudor y en un momento de absoluta vulnerabilidad de la madre, como es el postparto, donde la revolución hormonal, la falta de sueño y, en ocasiones, la baja autoestima pueden hacer tambalear tus propias decisiones.

Nadie es mejor o peor madre por parir de una forma o de otra, por alimentar con lactancia materna o biberón, o por colechar o dormir en habitaciones separadas

Cada familia debe elegir su camino y actuar de la manera en la que todos sus miembros se sientan cómodos con la decisión tomada. Porque, si algo me ha enseñado la maternidad es que no hay dos formas iguales de criar y lo que a una familia le funciona, a otra puede no funcionarle igual.

Por tanto, desde Bebés y Más, deseamos que tanto Tania Llasera como cualquier otra reciente mamá, disfrute de su maternidad, convencida y feliz de sus decisiones, y sin la presión de guerras absurdas y opiniones no pedidas. Porque cada madre es, para su hijo, la mejor mamá del mundo.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos