Compartir
Publicidad

Podrían haber encontrado una solución para prevenir los abortos espontáneos o involuntarios

Podrían haber encontrado una solución para prevenir los abortos espontáneos o involuntarios
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los abortos espontáneos, naturales o involuntarios son aquellos que ocurren antes de la semana 20 de gestación, y lamentablemente son más frecuentes de lo que creemos, se cree que la mitad de las concepciones no llegan a término, lo que sucede es que muchas veces el embarazo se pierde incluso antes de saber que hemos estado embarazadas.

Según publican en la revista científica Human Reproduction, investigadores de la Universidad de Sheffield, en Reino Unido, podrían haber encontrado una solución para prevenir los abortos espontáneos. Han identificado una proteína involucrada en el desarrollo de la placenta que también contribuye a la correcta implantación del embrión en el útero en los primeros estadíos del embarazo.

Atravesar un aborto es una situación muy dura para la pareja, un trance en el que nos preguntamos por qué, nos sentimos responsables y nos asalta la duda de si podremos cumplir el sueño de tener un hijo. Hay mujeres que han pasado por esto más de una vez, los conocidos como abortos recurrentes, uno tras otro, con lo que la situación se agrava.

Es una gran noticia saber que la ciencia podría haber encontrado una solución para mejorar los tratamientos en complicaciones habituales del embarazo como abortos involuntarios recurrentes, retraso del crecimiento intrauterino y preeclampsia, un trastorno de presión arterial elevada de la madre durante el embarazo.

Los investigadores identificaron una proteína llamada sincitina-1, cuyo origen se encuentra en una infección viral que afectó a nuestros antepasados primates hace 25 millones de años. Esta proteína es secretada en la superficie del embrión en desarrollo, incluso antes de que éste se implante en el útero, por lo que consideran probable que cumpla un importante papel en ayudar a los embriones a adherirse al útero, así como en la formación de la placenta.

Lo esperanzador del hallazgo es que podría permitir identificar posibles problemas con una simple análitica de la madre. El profesor Harry Moore, codirector del Centro de Biología de Células Madre de la Universidad de Sheffield y principal autor del trabajo, ha afirmado que su hallazgo es clave para desarrollar análisis de sangre que permitan identificar embarazos de riesgo, y complicaciones del embarazo como abortos espontáneos recurrentes, preeclampsia, o crecimiento intrauterino retardado, así como para desarrollar tratamientos adecuados para abordarlas.

Descubrieron además que las células trofoblásticas que secretan la proteína, no sólo se fusionan formando una barrera fundamental para proteger al embrión, sino que también secretan exosomas, que tienen la capacidad de comunicarse con las células de otras zonas de la mujer para preparar su organismo para el embarazo. Y si este proceso, señala el profesor Moore, no se desarrolla de forma adecuada en las primeras etapas de la gestación, puede provocar problemas durante el embarazo.

Vía | Sciende Daily
Más información | Human Reproduction
En Bebés y más | Las nueve cosas que no debes decir a una mujer que ha sufrido un aborto

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio