Compartir
Publicidad
Las 12 cosas que no deben decirse a una pareja que espera a su tercer hijo
Ser Padres

Las 12 cosas que no deben decirse a una pareja que espera a su tercer hijo

Publicidad
Publicidad

Desde que soy padre siempre me ha generado mucha curiosidad el tema del número de hijos socialmente aceptado, y al menos en España, me he dado cuenta de que lo que mejor ve la sociedad es que tengas dos hijos, un niño y una niña: la parejita.

No tener hijos no está muy bien visto; tener uno es haber cumplido, pero la gente tiende a tratarte de egoísta, por no darle un hermanito a tu hijo (como si los segundos hijos fueran un regalo para el primero); tener dos está genial si son de diferente sexo, y no está mal si son del mismo sexo; y tener tres ya es jugar con fuego, porque te expones a que la gente te diga lo que piensa al respecto (y más de tres ya es de manicomio).

Bien, en realidad siempre te dicen lo que piensan al respecto de todo... que la gente se mete en todo aunque nadie les haya dado vela en el entierro. Pero cuando esperas al tercero se quedan a gusto. Sacan lo mejor de sí. Por eso hoy os vamos a explicar cuáles son las 12 cosas que no deben decirse a una pareja que espera a su tercer hijo.

Cuando dices que tendrás otro bebé pero aún no sabes el sexo

1. ¿Otro? Qué valientes, ¡yo no podría!

Estás diciendo que vais a tener un tercer hijo y sí, algunos te dan la enhorabuena, pero muchos se apresuran a ponerse en tu lugar y ponerte cara de horror, terror, incomprensión o sorpresa. Y luego te dicen algo así como que sois unos insensatos y que en qué estabais pensando cuando tuvisteis relaciones, como si fueseis dos adolescentes de 14 años que acaban de ver el positivo en el test de embarazo.

Vale, no te lo dicen así exactamente, pero es lo que se desprende del "qué valientes sois", el "yo ni loca", "a mí me da algo", "si lo sé, aborto", o "yo no podría con tres... madre mía".

Gracias a todos por darnos vuestra opinión... si viniera un cuarto no os lo diríamos. Lo último que queremos es que os pase algo de la sorpresa.

2. ¿Otro? ¡Pero si ya teníais la parejita!

Si sois los felicísimos padres de un niño y una niña la fábrica debe cerrarse. "Es la perfección de la descendencia", piensa la mayoría. Pero no, resulta que lo habéis tenido que fastidiar con el proyecto de un niño impar, el número tres, que desequilibrará la balanza. ¿Qué demonios serán ahora: la parejita y el adosado? ¿La parejita y la niña acoplada? Qué mal...

Sí, pero queríamos tener otro hijo. Lo de la parejita no era más que una anécdota curiosa... nuestra finalidad no era tener solo un niño y una niña. ¿Tan difícil es entender que puedas querer un tercer hijo?

3. Ibais a por la niña, ¿eh? / Ibais a por el niño, ¿eh?

Si en cambio teníais dos niños o teníais dos niñas recibiréis la misma opinión que en el número 1 (estáis locos), pero con un atenuante... porque tenéis el comodín del sexo repetido: "Madre mía tres... estáis locos. Yo no podría. Me da algo. ¿Lo buscabais? Si soy yo, aborto. Pero bueno, ahora que lo pienso, tienes dos del mismo sexo. ¿Ibais a por la niña, ¿eh?".

Pues no íbamos a por nada. Y no somos valientes, ni inconscientes, ni te importa si lo estábamos buscando o no, creo yo. Sólo os lo contamos para que lo sepáis. Y si viene otro igual, perfecto.

4. Lo habéis hecho por las ayudas por familia numerosa, ¿no?

En España se considera familia numerosa aquella que tiene tres hijos (también la familia monoparental con dos hijos). Las familias numerosas tienen algunos descuentos en ciertos servicios y disponen de una ayuda mensual de 100 euros desde hace dos años.

En realidad, no compensa, os lo digo en serio, que nosotros somos una de ellas. Pero hay gente que piensa que en el momento en que tienes tres empiezan a llenarte la cuenta con dinero de todas partes y que casi te atosigan para que aceptes todo lo que el mundo está dispuesto a darte: "Venga, abrid la puerta... sabemos que estáis dentro. Sólo queremos daros un cheque de miles de euros y un montón de regalos por ser tres... si no abrís romperemos una ventana para dejároslo todo dentro y preparaos, porque mañana viene un camión con muchas cosas más".

¿Perdona? Madre mía, si supieras lo que dan no dirías semejante tontería. Ya te digo yo que vamos a ir más apretados con tres que con dos.

Cuando sabes el sexo y será el tercer niño varón

5. Bueno, lo importante es que venga bien

Dices que será niño, como los otros dos, y aparecen las miradas de tristeza, las lamentaciones, los "vaya pena", "lo siento", "si necesitas cualquier cosa, ya sabes"... les sabe fatal porque habías gastado el comodín del tercer bebé que iba a ser diferente y cuando se supone que esperabas que la moneda diera cara, resulta que da cruz.

Así que se quedan con lo verdaderamente importante: que nazca sano y que no tenga ninguna enfermedad ni malformación.

Claro que lo importante es que venga bien. Y no tienes que poner esa cara de higo seco. Somos los primeros que sabíamos que podía ser otro niño, así que no sufras por nosotros, que ya lo teníamos asumido antes de que supiéramos que íbamos a tener otro bebé. Ah, y nos parece genial que sea otro niño.

6. No pasa nada... los niños son más de las madres

Se dirigen a ella y le dicen aquello de "Vaya, no tendrás una minitú. Pero bueno, puedes estar contenta, los niños son más de las madres".

Y luego se dirigen a él y le dicen aquello de "Vaya, no tendrás a tu princesita. Pero bueno, puedes estar contento, tendrás otro machote en casa... en nada tenéis para un equipo de fútbol sala".

Emm, bueno, los niños son de las madres y de los padres. Y las niñas también. No tenemos que competir como pareja para ver de quién son más los niños. Sería absurdo. Y no queremos futbolistas, ni princesas, ni nada por el estilo... que sean lo que tengan que ser.

7. Ostras, ¡tú sola para cuatro hombres! Anda que no vas a lavar calzoncillos...

Mis4amores

Porque todo el mundo sabe que los niños se pasan el día tirados en el sofá tirando los calzoncillos sucios al aire y la madre tiene que ir rescatándolos de encima de las lámparas, de debajo de los sofás y de entre las sábanas... porque todo el mundo sabe que sólo la madre sabe poner la lavadora, la secadora, hacer la comida y limpiar el hogar.

Porque todo el mundo sabe que las cosas de la casa son de la mujer, y que sólo pasan a ser de alguien más de la familia si viene otra niña.

Vamos hombre, con quién estoy hablando, ¿con mi abuela? ¿De qué siglo os habéis escapado?

8. Bueno, siempre podéis volver a intentarlo para que llegue la niña

Y dale.

Que no buscábamos niña, ni niño, ni hermafrodita. Siempre podemos volver a intentarlo y que llegue la niña, o que llegue otro niño. Y entonces tengamos cuatro niños y tengamos que volver a intentarlo, y así hasta que nos digáis si estamos intentando hacer la película de "Siete novias para siete hermanos".

Cuando sabes el sexo y será la tercera niña

9. Bueno, lo importante es que venga bien

Lo mismo que he comentado arriba... "Una pena que tengas tres niñas", "Te acompaño en el sentimiento". "Con lo genial que habría sido por fin tener un pichilla en la familia". "Lo lamento mucho" y todo eso.

Sí, estamos todos en la familia consternados. Mira que lo dijimos: este será niño, seguro. Ahora no sabemos qué hacer, si tenerla o abortar... ¿Qué? ¿Por qué ponéis esa cara? ¿No era tan terrible?

10. Bueno, así tendrás a otra niña para que te ayude en casa

"Uff, con tres niñas casi podrás sentarte en el sofá y que ellas vayan haciendo. En nada las tienes haciéndote la comida, la colada, limpiando los lavabos y hasta fregándote el suelo. Nada como un montón de mujeres en casa para que te ayuden en casa con (el parásito de) tu marido."

De nuevo: ¿Dónde has estado viviendo los últimos 140 años?

11. El padre estará contento... aunque qué mal lo vais a pasar cuando sean adolescentes

"Con tanta mujer en casa, lo vais a tener como un rey. El único hombre, anda que no se va a sentir querido...". Porque claro, si fuera un niño ya no se va a sentir tan querido, imagino, porque los niños no deben amar demasiado a los padres, ¿no?

"Aunque claro, qué mal lo vais a pasar cuando sean adolescentes. Tres chicas jóvenes saliendo de noche con la de cosas que pasan...".

Vaya, te agradezco tu preocupación por el devenir de mis hijas dentro de unos cuantos años. Ahora mismo teníamos intención de preocuparnos del parto de la pequeña; de la mediana, que justo va a empezar el cole; y de la mayor, que parece que le cuesta sumar. No sé qué haríamos sin tus consejos apocalípticos fuera de lugar y antes de tiempo.

12. Bueno, siempre podéis volver a intentarlo para que llegue la niña

Y de nuevo, un abrir el yogur, girar la tapa y ver ese mensaje tan odioso que dice "Sigue intentándolo: hay miles de niños esperándote. Quizás en el próximo embarazo lo consigas".

Mira, sólo cogí el yogur porque tenía hambre. Me lo voy a comer igualmente, ponga lo que ponga en la tapa. Y no, no voy a abrir otro con el deseo de que salga niño. Si sale, perfecto. Si no, perfecto. Y quizás ni siquiera vayamos a por otro.

Fotos | iStock, Mi mujer y mis hijos
En Bebés y más | Ni se te ocurra tener un tercer hijo (a menos que...), 14 razones por las que deberías tener más de un hijo, Cuando dudas sobre tener o no un segundo hijo, ¿Tener otro hijo?, Curso de paternidad y maternidad: un segundo hijo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos