Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Qué es una salus y qué servicios ofrece?

¿Qué es una salus y qué servicios ofrece?
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A raíz del post que publicamos hace unos días sobre Tania Llasera y su deseo de contratar una salus cuando nazca su segunda hija, muchas madres se están preguntado qué es una salus y qué servicios ofrece.

¿Es lo mismo una salus que una niñera? ¿Por qué ha alcanzado tanto auge esta figura en los últimos años? ¿Qué papel juega una salus en el post parto? ¡Os resolvemos todas las dudas!

¿Qué ofrece una salus?

Desde Mysalus, nos explican que SALUS es un título otorgado por la escuela de enfermería Salus Infirmorum que capacita para trabajar con el recién nacido.

"Las salus sustituyen profesionalmente a las antiguas nodrizas - nos explica Raquel Herraiz, enfermera de pediatría y Cco-directora de MySalus - Con el tiempo, las nodrizas se fueron dispersando y trabajando en domicilios particulares"

"Como Salus infirmorum "tituladas" no hay muchas - continua contándonos- las empresas que ofrecemos este tipo de servicios, elegimos enfermeras o auxiliares de enfermería con experiencia demostrable en unidades de maternidad hospitalaria"

Pero no todas las salus son enfermeras o auxiliares. Paloma, salus de la la empresa SalusBebés nos dice que es frecuente también encontrar a puericultoras, sobre todo entre las profesionales que más años llevan trabajando, y en Mysalus me comentan que además de puericultoras también han incorporado a su equipo maestras de educación infantil.

La función principal de una salus es la de ayudar a la madre con el bebé en el propio hogar familiar, especialmente durante las primeras semanas tras haber dado a luz. Otras de sus funciones, son:

  • Ayudar a los padres en los cuidados básicos e higiene del bebé: cómo y cuando bañarle, cuidados del ombligo o cualquier otro aspecto relacionado con el aseo diario

  • Ayudar a los padres con la alimentación del bebé, ya sea solventado las dudas que pueda tener la madre con respecto a la lactancia materna, como ayudando a darle el biberón o aclarando cualquier cuestión al respecto si se ha optado por lactancia artifial

  • Favorecer el descanso y la recuperación de la madre ocupándose del bebé durante la noche

  • Cuidados relativos a la salud del bebé: estreñimiento, masajes, gases, cólicos y valoración física general de su estado

  • Ayudar a la madre psicológicamente, reforzando su confianza y seguridad con respecto al cuidado de su hijo, especialmente durante el postparto más inmediato, cuando todo parece caótico y más dudas e inseguridades surgen.

  • Aunque en menor medida, también se ocupan de niños más mayores, ayudando a los padres con su alimentación, cuidados o crianza

"En nuestro caso, la protagonista principal es la mamá. Si la madre está bien, el bebé estará bien. Un apoyo emocional y físico y unas horas de descanso son fundamentales para una buena recuperación tras el parto"- nos cuentan desde Mysalus..

Cualquier madre puede contratar los servicios de una salus, aunque suelen ser las primerizas quienes más recurren a ellas; bien sea por su inexperiencia como por la necesidad de sentirse acompañadas y arropadas durante el postparto

Pero las salus son también de gran ayuda para las madres que han dado a luz por cesárea, que han tenido un parto múltiple, un bebé prematuro, e incluso para otras que aun siendo experimentadas, necesitan contar con un apoyo para poder ocuparse de sus otros hijos.

dar-biberon

Aunque algunas madres no se sienten seguras delegando el cuidado de su recién nacido en otra persona, las mujeres que han recurrido a los servicios de una salus afirman que resultan de gran ayuda; ya no sólo por su cualificación sino por su amplia experiencia acompañando a otras madres en estos momentos tan especiales.

Por eso, las salus consideran que su papel de acompañamiento en el postparto más inmediato es fundamental para ayudar a la madre a evitar la temida depresión postparto al verse acompañada, asesorada y confiada.

¿Qué tarifas tiene una salus?

El precio de una salus depende de muchos factores. Desde el número de bebés de los que ocuparse (no es lo mismo encargarse de un bebé que de gemelos o mellizos), hasta el tiempo de contratación.

Las empresas dedicadas a ello ofrecen diversas alternativas que se adaptan a las necesidades de todas las familias y que van desde la contratación de una salus por horas o noche (el servicio más demandado), hasta días enteros, semanas o incluso meses.

La tarifa media de la salus por cuatro horas de trabajo está en torno a los 60 euros si hablamos de un sólo bebé, aunque lo más solicitado suele ser el turno de noche, con un precio medio de entre 90/100 euros.

Empresas como Mysalus por ejemplo, ofrecen a los padres un pack de descanso de dos noches por 200 euros. Pero si tienes gemelos y quieres que una salus se ocupe de ellos durante la noche, entonces la tarifa ascenderá a 110/120 euros en empresas como Babysalus.

Si quieres contratar una salus debes saber...

mujer-ocupandose-de-bebe

Si quieres contratar los servicios de una salus te recomendamos que recabes todas las opiniones e información que puedas sobre empresas dedicadas a ello ya que, como sucede con otras profesiones, también en este campo se puede encontrar personal poco cualificado que vende sus servicios como salus.

Raquel Herráiz, de Mysalus, nos aconseja:

"Es importante que los padres sepan que los profesionales que van a cuidar a su bebé estén formados y actualizados y posean un certificado libre de delitos a menores así como un seguro de responsabilidad civil".

"Además, las salus deberán estar siempre actualizadas en temas de lactancia, primeros auxilios y novedades en el cuidado de recién nacidos segun las recomendaciones de la Asociación Española de Pediatria"

Por todo ello, no es lo mismo una salus que una niñera aunque, por el tipo de funciones que ambas realizan haya quien pueda llegar a confundirlas. La diferencia principal y más importante radica en que la salus es una profesional cualificada y experta en el cuidado de niños, cuyos conocimientos deben adaptarse siempre a las recomendaciones de la Asociación Española de Pediatría.

Si estás embarazada y deseas recurrir a una salus para los primeros días en casa con tu bebé, te aconsejamos que no lo dejes para ese momento, sino que te entrevistes y conozcas con antelación a la persona que se ocupará de tu hijo.

"Nosotras también asesoramos sobre la ropa de cuna más recomendable para la llegada del bebé, así como todo lo que la madre necesitará para preparar la canastila" - nos cuenta Paloma, de SalusBebés.

Es fundamental que exista una confianza con la salus desde el primer momento, de manera que aproveches su ayuda para aprender, descansar y recuperarte tras el parto
Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos