Compartir
Publicidad
Publicidad

Las madres están demasiado cansadas para tener sexo, según un estudio que no revela nada nuevo

Las madres están demasiado cansadas para tener sexo, según un estudio que no revela nada nuevo
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Al convertirnos en padres, la relación de pareja se transforma y evidentemente, las relaciones sexuales se ven afectadas por este cambio. Cuando llegan los hijos, la vida cotidiana se hace agotadora y al final del día, el sexo no es lo primero que se nos cruza por la cabeza al llegar a la cama.

Un equipo de científicos británicos llevó a cabo un estudio publicado en BMJ que no revela nada nuevo para las madres. Concluye que tanto hombres como mujeres pierden el interés por el sexo tras vivir durante un tiempo con sus parejas. Pero especialmente las madres, que están demasiado cansadas para tener sexo.

Al encuestar a 4.839 hombres y 6.669 mujeres entre las edades de entre 16 y 74 años y encontraron que el 15 por ciento de los hombres y el 34,2 por ciento de las mujeres admitió perder el deseo sexual.

"Para las mujeres en particular, el interés sexual aparece fuertemente vinculado con sus percepciones de la calidad de sus relaciones y su comunicación con la pareja", asegura Cynthia Graham, autora principal del estudio.

Después del primer año de relación, las mujeres muestran cuatro veces menos interés por el sexo que antes. Entre las principales razones, según los expertos, se encuentran los problemas de salud física y mental, la falta de comunicación con la pareja y la falta de conexión emocional durante el sexo.

Niños, trabajo... ¿quién piensa en sexo?

pareja-sexo

Pero lo más llamativo es que en el caso particular de las mujeres, la disminución del interés por mantener relaciones sexuales se vio influenciada por la presencia de niños menores de cinco años en el hogar.

El estudio menciona que las mujeres "que habían estado embarazadas en el último año presentaban mayor falta de interés sexual, al igual que las que tenían uno o más hijos". Es decir, las madres en general.

"Esto puede ser debido a la fatiga asociada con un papel de cuidado primario, el hecho de que el estrés diario parece afectar el funcionamiento sexual en mujeres más que los hombres o posiblemente un cambio en el foco de la atención con respecto a criar a niños pequeños", dice el estudio.

El trabajo, los niños, el colegio, limpiar la casa, preparar la comida, los deberes, las extraescolares... Al final del día al tocar la cama, ¡lo único que queremos las madres es dormir!

Fotos | iStockphoto
Vía | Babble
En Bebés y más | "Pensamientos que tienen las madres al finalizar el día", la publicación viral acerca de la carga mental que llevamos, La sincera confesión sobre el sexo durante el embarazo de una mujer que dice ser una "ballena hecha polvo", Retomar las relaciones sexuales después de tener un bebé

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos