Publicidad

Basta ya de ciberbullying: cómo detectar las señales de alerta y claves para combatirlo

Basta ya de ciberbullying: cómo detectar las señales de alerta y claves para combatirlo
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Como madre lo tengo muy claro: hay que luchar con todas nuestras fuerzas para terminar con el ciberbullying, un problema de acoso muy grave que mina la salud psicológica de nuestros hijos hasta tal punto que les lleva incluso a desear la muerte.

Por eso, aplaudo las iniciativas útiles encaminadas a minarlo, porque sé que puede ocurrir a cualquier niño, viendo las cifras tan alarmantes de casos, solo en nuestro país. Según el estudio de Unicef 'Los niños y las niñas de la brecha digital en España' de 2018, al menos dos estudiantes en cada clase sufren ciberacoso escolar en España.

S2 Grupo de ciberseguridad ha elaborado una guía que nos da las claves para ver los síntomas de un ciberacoso y nos explica cómo actuar si aparece en nuestro círculo más cercano.

Acoso escolar dentro y fuera de las aulas

Con el término 'ciberbullying' se hace referencia al acoso psicológico entre niños y adolescentes a través de Internet. Tiene su origen en el término 'bullying', palabra inglesa que designa el acoso u hostigamiento escolar.

Dicen desde S2 Grupo que "estamos ante un caso de ciberbullying cuando un menor atormenta, amenaza, hostiga, humilla o molesta a otro/a mediante Internet, teléfonos móviles, consolas de juegos online u otras tecnologías telemáticas e incluye actuaciones de chantaje, vejaciones e insultos".

Viendo las cifras, es algo mucho más habitual de lo que pensamos: uno de cada cinco niños y una de cada siete niñas de entre 12 y 16 años están implicados en algún caso de 'ciberacoso', según el último informe de Unicef sobre el tema.

Y ese bullying, por desgracia, persigue a nuestros hijos también fuera de las aulas. Antes de Internet, el acoso escolar terminaba en cuanto sonaba el timbre del colegio o cerrábamos la puerta de nuestra casa. Hoy, este acoso pueda continuar las 24 horas del día, haciendo que las víctimas no se vean capaces de afrontar la situación.

Ahí es donde debemos estar los adultos, para apoyarlos e indicarles el camino, si lo necesitan. José Rosell, socio-director de S2 Grupo asegura que:

“El ciberacoso es un delito y puede tener hasta pena de cárcel. Los insultos y amenazas a través de redes sociales, el smartphone o el email, por ejemplo, son acciones graves que tienen consecuencias graves y todos debemos concienciarnos de esto”.

Por eso, asegura que los padres y agentes sociales debemos y podemos contribuir a erradicarlo "porque las consecuencias para los chavales que lo sufren pueden ser realmente duras. Desde hace años, nos dedicamos a concienciar a las familias sobre el uso seguro y adecuado de las nuevas tecnologías y llama mucho la atención que muchas veces desconocen qué acciones pueden ser delictivas cuando las utilizan”.

¿Cómo detectar el ciberbullying?

Lo ideal es que los niños acudan a pedir ayuda a sus padres. Pero no siempre es así, según explican en S2, "porque se avergüenzan de lo que les está ocurriendo o no se sienten capaces de contarlo".

Por eso, hay que estar alerta, ya que según encuestas realizadas a los padres, nos preocupa el ciberbullying, pero no sabemos qué hacen nuestros hijos en internet.

Sin embargo, el cibercaso provoca una serie de síntomas que podemos detectar en un niño:

Modificaciones en sus hábitos

  • El uso de los dispositivos para conectarse a Internet ha disminuido considerablemente.

  • Bajada de su rendimiento escolar.

  • Evita hablar con la familia o sus profesores.

  • Faltas de asistencia a las clases.

  • Miedo y oposición a salir de casa.

  • Cambios en sus hábitos de alimentación.

  • Lesiones físicas más frecuentes de lo normal.

  • Pérdida de objetos o desperfectos en sus posesiones.

Estado de ánimo

  • Aumento de la timidez o disminución de la confianza en si mismo. Problemas en las relaciones sociales.

  • Sentimientos de ansiedad, ira, fatiga o desánimo.

  • Reacciones agresivas fuera de lugar.

  • Sentimientos de indefensión y culpa.

  • Cambios de humor poco habituales.

  • Hombros encorvados, cabeza gacha, falta de contacto directo en la mirada.

Cambios somáticos

  • Aumento o pérdida de peso rápido derivados de cambios en el comportamiento ante la comida.

  • Diarreas frecuentes sin ir acompañadas de vómitos o fiebres.

  • Mareos frecuentes con síntomas no comunes.

  • Dolor de cabeza o estómago que no afectan al sueño pero que impiden realizar actividades normales como ir al colegio.

¿Qué hacer si se detecta un caso de ciberbullying?

Acoso

Ante una situación de ciberacoso, la recomendación del equipo de S2 Grupo para los padres es:

  • Mostrar nuestro apoyo a nuestro hijo y calmar sus sentimientos de culpabilidad.

  • Hacer capturas de pantalla de los insultos o amenazas.

  • Descargar todos los vídeos y archivos relacionados, si los hubiera, y hacer un registro de las horas y los días en los que fueron enviados o difundidos.

  • Es importante no borrar estos documentos ni alertar de lo que estamos recopilando al ciberacosador, para que no se adelante y borre antes el material delictivo.

  • Si no se conociera quién es el acosador (algo usual en redes sociales), es aconsejable acudir a un experto que recoja los metadatos de esos archivos (dónde fueron realizados, cuándo, etc.).

Además, a la par, hay que:

  • Ofrecer ayuda psicológica al niño o adolescente.

  • Poner el caso en conocimiento del centro escolar.

  • Hablar con los padres de los acosadores si el ciberbullying no cesa o incluso denunciar ante la Policía o la Fiscalía de Menores, si no se logra ningún avance.

En caso de necesitar ayuda, las familias pueden acudir a asociaciones altruistas como la Fundación ANAR (Ayuda a Niños y Adolescentes en Riesgo), que explican cómo actuar, tanto a los padres como a los niños. Su teléfono gratuito, atendido por profesionales, 900 20 20 10, está abierto las 24 horas del día.

Vía | Hijos digitales.es

Fotos | iStock

En Bebés y Más | Los alumnos de centros públicos de Madrid que no denuncien casos de bullying serán castigados hasta con seis días de expulsión , Cómo educar a nuestros hijos en la era de los 'haters' para combatir el ciberacoso escolar

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir