Compartir
Publicidad
Víctimas de bullying con cuatro años: el acoso escolar en edad preescolar
Educación Infantil

Víctimas de bullying con cuatro años: el acoso escolar en edad preescolar

Publicidad
Publicidad

Alrededor del 17 por ciento de los niños sufre algún tipo de acoso escolar, y no es sólo cuestión de niños mayores. Es un una situación que se da en niños de todas las edades, se registran casos desde los tres años hasta la adolescencia, la mayoría entre los 11 y los 13 años.

El bullying en edad preescolar, bullying temprano o acoso a edades tempranas es infrecuente, pero es una situación que puede darse. Por más pequeños que sean, el acoso escolar no es "cosa de niños" y los centros deberían tomar medidas contundentes para frenarlo ante el mínimo signo de posible acoso hacia un compañero.

Acoso escolar desde infantil

Acabamos de conocer un caso de bullying a un niño de cuatro años que nos ha estremecido por varios motivos. En primer lugar, por la corta edad del niño, en segundo, porque el centro no ha hecho nada para proteger al menor a pesar de la insistencia de los padres. Y por último, porque al ser llevado a juicio, la Generalitat solo fue condenada a pagar 3.800 euros de indemnización a la familia del alumno.

Los hechos sucedieron entre los años 2013 y 2016, desde que el niño cursaba preescolar (P4) en la escuela Pla de Mar, en el barrio de Coma-ruga, en El Vendrell (Baix Penedès) hasta primero de primaria, es decir entre los cuatro y los seis años, cuando fue trasladado a otro centro. La sentencia sostiene que hay indicios suficientes de que el menor sufrió un acoso "continuado".

Los padres notaron cambios de carácter en su hijo, quien incluso pidió apuntarse a clases de defensa personal. Y a pesar de que la familia se entrevistó con la dirección del centro en varias ocasiones, no se aplicaron medidas contundentes ni se informó de la situación a las familias de los acosadores.

Según el juez es "preocupante e insólito" que el centro "no activara un protocolo de actuación contra un posible acoso escolar de un menor pese a la insistencia de la madre". Ni siquiera cuando denunció dos episodios concretos de "violencia".

Señales de alerta de acoso en niños pequeños

Tal vez las autoridades del colegio no consideraron que en niños tan pequeños pudiera darse una situación de acoso, pero a esas edades ya pueden darse algunas señales particulares, aparte de los que pueden darse a cualquier edad, como por ejemplo:

  • Rechaza ir al colegio o hacer excursiones o actividades en grupo.
  • Hace comentarios sobre que un niño le molesta o que "fulanito" ya no es su amigo. (Aunque este es un comportamiento habitual entre niños pequeños).
  • Se quejan de dolor de cabeza o de barriga sin motivo aparente.
  • Comienza a aislarse del grupo, se aparta en una esquina, no participa.
  • Emite opiniones negativas sobre sí mismo: "soy tonto", "soy feo"
  • Se vuelve introvertido y tímido.

Pequeños acosadores en preescolar

bullying-preescolar

El acoso escolar en niños pequeños no es habitual (la mayoría de los casos suceden en niños mayores), sin embargo, puede producirse a cortas edades. Puede darse en forma de exclusión, apartando al niño de resto del grupo, de insultos, o de violencia física (golpes y palizas).

A estas edades es difícil detectarlo, ya que los niños están aprendiendo a relacionarse con los demás y es frecuente que peleen, discutan e incluso peguen. Sin embargo, cuando estos comportamientos son reiterados y van dirigidos siempre al mismo niño, es una señal de alerta que no se puede pasar por alto.

¿Hay mala intención?

Hay expertos que sostienen que no se puede hablar formalmente de bullying en niños pequeños, ya que el factor intencional en edades tan tempranas es subjetivo.

Antes de los tres años los niños no tienen desarrollado el concepto de empatía, por lo que aunque deben ser corregidas las conductas violentas hacia otros niños, no son realmente conscientes de las consecuencias de su comportamiento.

Es a partir de los cuatro años, cuando el niño ha desarrollado su autoconsciencia y es capaz de valorar las consecuencias de sus actos. Es decir, ya sabe cuando ha actuado mal. A esta edad, pueden presentarse actitudes agresivas y constantes hacia otros compañeros. Puede haber premeditación de ir en contra de un niño y actitudes de liderazgo agresivas hacia otros niños.

Qué hay detrás de un niño acosador:

No debemos olvidar que hablamos de niños pequeños que pueden estar viviendo circunstancias especiales que le lleven a actuar de la misma forma con sus compañeros.

  • El niño recibe un mal ejemplo de padres, familiares u otras personas de su entorno.
  • Exposición a vídeos o programas de televisión con mensajes negativos.
  • Desensibilización hacia el dolor ajeno, falta de empatía.
  • Aceptación cotidiana de la violencia.

Como padres, no debemos permitir jamás que un niño se burle de otro ni mucho menos el uso de la violencia. Aunque son espontáneos y puede que no lo hagan con mala intención, es esencial enseñarles desde pequeños a ser tolerantes, empáticos y respetar a los demás. Y por supuesto, educar con el ejemplo.

Si crees que tu hijo puede estar sufriendo acoso en preescolar, habla con él, no minimices sus emociones y actúa cuanto antes poniéndolo en conocimiento de profesores y autoridades del centro. El bullying a edades tempranas debe ser atajado a tiempo, tanto en el acosador como en el acosado, para evitar males mayores.

En Bebés y más | Cómo detectar si tu hijo sufre acoso escolar, Lou, el genial cortometraje de Pixar sobre el acoso escolar que nos invita a la reflexión

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio