Compartir
Publicidad

El 37% de las madres contempla renunciar a su trabajo al regresar de su baja maternal, incluso cuando ésta es extendida

El 37% de las madres contempla renunciar a su trabajo al regresar de su baja maternal, incluso cuando ésta es extendida
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Coordinar la vida maternal cuando se es madre que trabaja fuera de casa puede ser algo complicado. Desde ver quién o dónde cuidarán a nuestros hijos mientras trabajamos, hasta organizar los horarios y lidiar con los sentimientos de culpa, las cosas no son fáciles.

Cada día se habla más de extender la baja por maternidad en decenas de países, sin embargo, de acuerdo con una encuesta reciente, aún cuando ésta sea muy amplia, más del tercio de las madres que vuelve a trabajar contempla renunciar a su empleo.

La encuesta, realizada por la entrevista británica MMB y en la cual participaron 1.000 madres, arrojó algunos resultados que podrían mostrarnos el verdadero sentir de las madres acerca del balance que existe (o no) entre la vida maternal y laboral.

Es importante mencionar que la encuesta fue realizada únicamente con madred británicas, que de acuerdo con nuestra investigación acerca de los permisos de maternidad en Europa y el mundo, es actualmente de 365 días, una de las más extendidas que existen.

De acuerdo con información de Working Mother, la mayoría de las madres encuestadas tomaron la baja maternal completa, lo que nos lleva al punto central de los resultados de la encuesta: los permisos de maternidad, aunque sean extensos, no son suficientes ni son lo único que importa.

Según los resultados publicados en el sitio web de la revista MMB, estas serían las cifras más relevantes o importantes:

  • Tan solo el 18% de las madres que regresaban de su baja maternal se sentían felices y seguras en su trabajo, esto debido a la forma en la que habían visto anteriormente a otras madres, que también habían regresado lidiar con su jefe o empleador.
  • El 37% de ellas se sentía tan aisladas y sin apoyo, que habían deseado renunciar.
  • Sólo el 17% sentía que habían tenido una buena comunicación y apoyo durante todo el proceso de su maternidad (desde embarazo y baja maternal, hasta la vuelta al trabajo como madres).
  • El 59% de ellas temía que sus peticiones para un horario flexible fueran rechazadas.
  • El 68% se preocupaba por el costo del cuidado de sus hijos cuando regresaran a trabajar.
  • El 41% temía que su carrera se estancara tras convertirse en madres.

Lo cierto es que, aunque en cada país los permisos de maternidad son totalmente distintos, ésto no es lo único que importa o que hay que tener en cuenta para las madres trabajadoras. Espacios para extraerse leche, por ejemplo, es algo que también falta por impulsar, pues de hecho, muchas madres dejan la lactancia al regresar a trabajar porque las condiciones se lo ponen muy difícil.

Otro ejemplo, sería la falta de comprensión y flexibilidad laboral, ya sea para reducir la jornada laboral o para obtener permisos sin tanto problema o malas caras cuando se presente alguna emergencia relacionada con los hijos. Además, como mencionamos en un estudio reciente, trabajar en un ambiente hostil también afectaría negativamente la forma de crianza de las madres.

La conclusión que se obtiene principalmente de este tipo de encuestas (y que en realidad, ya sabíamos pero también hace falta seguir mencionando y luchando por ello), es que en general, la falta de comprensión y apoyo que experimentan las madres al retornar a la vida laboral es escasa, y no siempre basta con un permiso de maternidad extenso.

Foto | iStock
Vía | Working Mother

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio