Sinovitis de cadera en niños: síntomas, diagnóstico y tratamiento de esta inflamación transitoria de la articulación

Sinovitis de cadera en niños: síntomas, diagnóstico y tratamiento de esta inflamación transitoria de la articulación
Sin comentarios

Un día, de forma repentina tu hijo comienza a cojear, a quejarse de dolor en la pierna o incluso se niega a caminar. Aparentemente no observas ningún signo de daño externo, y la cojera tampoco se ha producido de forma inmediata a una caída. ¿Qué puede ocurrirle?

Quizá se trate de una sinovitis transitoria de la cadera, una inflamación del tejido sinovial de la cadera que afecta especialmente a niños con edades comprendidas entre los tres y los diez años, aunque también puede suceder antes o incluso darse más entrada la adolescencia.

Te explicamos por qué se produce esta afección de curso benigno, cuáles son sus síntomas y tratamiento.

Qué es la sinovitis de cadera

La sinovitis de cadera es proceso benigno, leve y autolimitado, que se produce por la inflamación de la bolsa sinovial de la cadera. La inflamación produce un exceso de líquido en la articulación que provoca dolor, cojera y reducción de la movilidad.

La sinovitis transitoria de cadera puede aparecer a partir de los nueve meses y hasta la adolescencia, pero lo más común es que se manifieste entre los tres y los diez años.

Según la web En Familia, de la Asociación Española de Pediatría, en la mayoría de los casos solo afecta a una cadera, aunque en un 5% de las ocasiones puede darse de forma bilateral.

¿Qué síntomas tiene?

Los síntomas suelen aparecer de forma brusca e ir reduciendo su intensidad con el paso de los días hasta desaparecer espontáneamente, normalmente en el trascurso de una semana ó 10 días.

Cuando el niño ya sabe expresarse suele manifestar dolor en la cadera, ingle, cara anterior del muslo y rodilla. Este dolor le provoca cojera al caminar o incluso es posible que se niegue a andar. En el caso de niños más pequeños que no saben precisar con detalle dónde les duele, lo más probable es que se quejen de dolor en la pierna, en general.

Salvo estos síntomas, el aspecto del niño es bueno y no presenta fiebre, aunque a veces puede asociarse algo de febrícula.

¿Por qué se produce la sinovitis transitoria de cadera?

Las causas de la sinovitis transitoria de cadera son desconocidas, si bien en tres de cada cuatro niños ha existido una infección viral una o dos semanas antes, siendo frecuente en el 70% de los casos una infección de las vías respiratorias altas, como faringitis u otitis media.

Pero esta condición también puede darse cuando ha existido un antecedente previo de caída, golpe o traumatismo; algo que sucede en un 17-30% de las ocasiones, según leemos en este artículo del doctor García Fontecha.

Diagnóstico y tratamiento

Por lo general, al pediatra le bastará la exploración y la historia clínica del niño para diagnosticar la sinovitis transitoria de cadera. Sin embargo, en otros casos podría ser necesario complementar con análisis de sangre y pruebas de imagen para descartar otras enfermedades más graves que presentan síntomas similares.

El pronóstico de curación es muy bueno y la enfermedad cura sin secuelas en un plazo medio de 10 días, aunque en algunos casos las molestias pueden durar más tiempo. Es importante que el niño guarde reposo relativo hasta que esté curado. El pediatra podría recomendar ibuprofeno durante unos días para reducir la inflamación y combatir las molestias.

En un 17% de los casos la sinovitis se repite al cabo del tiempo, sin que esto tenga ningún impacto negativo para la articulación. Sin embargo, cuando la sinovitis es recurrente conviene realizar pruebas para descartar otras enfermedades reumatológicas.

A mi hijo le duele la pierna, ¿cuándo debo preocuparme?

fiebre

Los dolores de piernas en los niños son bastante frecuentes, y en la mayoría de los casos se asocia a "dolores de crecimiento" que no tienen ninguna importancia y que remiten de forma espontánea en pocas horas. En otros casos el dolor podría deberse a pequeñas lesiones deportivas, un sobre esfuerzo de la musculatura o como acabamos de mencionar, a sinovitis transitoria de cadera.

Debemos consultar con el médico si los dolores se suceden con frecuencia y son de intensidad creciente, o si no desaparecen al cabo de unos días. Igualmente, si el dolor va acompañado de fiebre mayor de 38,5 grados y malestar general hay que consultar de inmediato, pues podría tratarse de un cuadro de ua artritis séptica que requiere tratamiento inmediato.

Fotos | iStock

Vía | En Familia (AEP), Redacción Médica,, AEPap

En Bebés y Más | Logran que un niño con un grave problema en la cadera que le impedía andar, vuelva a caminar por sí solo, Fracturas de huesos en niños: cuáles son las más frecuentes y cómo se tratan

Temas
Inicio