Compartir
Publicidad

Osteosarcoma: así afecta este cáncer óseo a niños y adolescentes

Osteosarcoma: así afecta este cáncer óseo a niños y adolescentes
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ayer el ex jugador de fútbol y ex seleccionador nacional, Luis Enrique, comunicaba en su cuenta de Twitter que su hija, Xana, de solo nueve años, había fallecido a causa de un osteosarcoma (también llamado sarcoma osteogénico), el cáncer de huesos contra el que luchaba desde hacía cinco meses.

Pero ¿qué es exactamente un osteosarcoma? ¿Cómo afecta este cáncer óseo a niños y adolescentes? Te contamos todo lo que hay que saber sobre esta rara forma de tumor en los huesos, cuyos primeros síntomas pueden confundirse con los dolores de crecimiento.

¿Qué es un osteosarcoma?

Se conoce con este nombre a la enfermedad tumoral que destruye las células del tejido óseo y lo debilita. Se origina en las células óseas más inmaduras que son las que generan hueso nuevo (los osteoblastos), por lo que tienden a afectar a los niños que están experimentando el estirón propio de la adolescencia.

Según Kids Health, divulgadora de la Fundación estadounidense Nemours, el osteosarcoma es el tipo más frecuente de cáncer de huesos, y representa aproximadamente un 3% de los cánceres infantiles.

Es uno de los pocos cánceres que se empiezan a desarrollar en los huesos y a veces se extiende a otras partes del cuerpo, como a los pulmones y a otros huesos.

Puede aparecer en cualquier hueso del cuerpo humano, pero es mucho más frecuente en las partes óseas cercanas a la articulación de la rodilla, como son el extremo distal del fémur y el proximal de la tibia. Y, también, cerca de la articulación del hombro.

Síntomas más frecuentes del cáncer de huesos

La Fundación estadounidense advierte que los padres deben consultar con el médico si el niño presenta alguno de estos síntomas:

  • Empieza a cojear de forma inexplicable. El tumor puede dificultar el movimiento de la articulación más cercana, como la rodilla.

  • Se queja de dolor, que aumenta después de hacer ejercicio físico o por la noche, en la rodilla o el hombro.

  • Si el dolor despierta al niño repetidamente por la noche o le duele en reposo.

  • Aparece un bulto o hinchazón en el área afectada hasta varias semanas después de que empiece el dolor, ya que el tumor, al crecer, invade los tejidos que rodean al hueso y lo debilitan.

  • Si sufre pequeños traumatismos. En algunos casos, el primer signo de la enfermedad es una fractura en el brazo o en la pierna, que ocurre porque el cáncer ha debilitado el hueso y lo ha hecho más vulnerable a la rotura.

Factores de riesgo

Cancer 2

Según, el osteosarcoma suele aparecer "de manera esporádica y no guarda relación alguna con otras enfermedades en el paciente o en la familia".

Si es cierto que los niños que lo padecen tienden a ser altos para su edad, lo que sugiere que el rápido crecimiento óseo favorece el desarrollo de esta enfermedad.

Tampoco hay explicación genética, excepto en el caso de niños con historia familiar de retinoblastoma (un tumor del ojo) que sí tienen un mayor riesgo de padecer este cáncer óseo.

. Además, la AECC también señala que la persona que haya seguido un tratamiento con quimioterapia o radioterapia que incluya radiación en algún hueso, tiene más riesgo de llegar a desarrollar un osteosarcoma en ese lugar.

Y también afecta más a los adolescentes, por el crecimiento de los huesos, con mayor incidencia en los niños que en las niñas.

La mayoría de los osteosarcomas surgen a partir de errores aleatorios e impredecibles en el ADN de células óseas en proceso de crecimiento durante periodos de intenso crecimiento óseo.

Diagnóstico

Según Kids Health, para diagnosticar un tumor óseo, el médico:

  • Solicitará radiografías para detectar cualquier tipo de cambio en la estructura ósea.

  • Pedirá una resonancia magnética del área afectada para encontrar la mejor área para tomar una biopsia e indicará si el osteosarcoma se ha extendido del hueso a los músculos y al tejido adiposo (grasa) circundante. La biopsia de puede obtener cortando o raspando un pequeño fragmento del tejido afectado (por anestesia general) o bien extrayendo la muestra mediante aguja y jeringuilla (con local).

  • Si se diagnostica un osteosarcoma, hará una tomografía computarizada de tórax, una gammagrafía ósea y, a veces, resonancias magnéticas adicionales. Estas pruebas se repetirán una vez iniciado el tratamiento, para seguir la evolución del cáncer.

Tratamiento del tumor óseo

Según la Fundación estadounidense no existe ninguna forma eficaz de prevenir este tipo de cáncer, aunque con un diagnóstico y un tratamiento adecuados, entre un 60 y un 80 por ciento de los niños con osteosarcoma se recuperan.

La forma de atacar este tumor óseo incluye la quimioterapia por vía intravenosa, que entra en el torrente sanguíneo para destruir las células cancerosas y reducir el cáncer. Después, interviene la cirugía, con el objeto de para extirpar el tumor o tumores y más quimioterapia para terminar con las células malignas que hayan podido resistirse o minimizar las probabilidades de que reaparezcan.

Un niño con osteosarcoma en un brazo o una pierna suele tener mejor pronóstico, ya que se suele tratar con una cirugía de salvamento en lugar de amputación. Consiste en extirpar el hueso y el músculo afectados. El hueco que queda se rellena generalmente con una prótesis especial de metal o, en algunas ocasiones, con un injerto óseo (que suele proceder de un banco de huesos).

Cuando la enfermedad ya afecta a las costillas, los omóplatos, la columna vertebral o los huesos de la pelvis, es más difícil de tratar.

La Fundación Nemours también señala que "se está investigando el papel que desempeñan ciertos factores de crecimiento en el desarrollo del osteosarcoma. Estos estudios pueden permitir el desarrollo de nuevos medicamentos que enlentezcan estos factores de crecimiento como tratamiento contra el cáncer".

Sin duda, una puerta a la esperanza para aquellos niños y adolescentes que pueden verse afectados por este tumor óseo.

Mientras, nos quedamos con las hermosas palabras de Luis Enrique a su hija Xana en su cuenta de twitter:

"Te echaremos mucho de menos pero te recordaremos cada día de nuestras vidas con la esperanza de que en un futuro nos volveremos a encontrar. Serás la estrella que guíe a nuestra familia. Descansa Xanita".

Vía | Asociación Española contra el Cáncer y The Neumors Foundation

Fotos | iStock

En Bebés y Más | Las preciosas fotografías de cuatro niñas que lucharon y vencieron juntas al cáncer, Cinco años después, tres niñas y un niño vuelven a recrear la foto viral que representa su lucha y victoria contra el cáncer

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio