Publicidad

Iker, un niño de cinco años con displasia caudal, pide ayuda para cumplir su sueño: poder caminar con "piernas de robot"

Iker, un niño de cinco años con displasia caudal, pide ayuda para cumplir su sueño: poder caminar con "piernas de robot"
Sin comentarios

Iker tiene que ir siempre en silla de ruedas, porque le falta casi la mitad de la columna, no tiene sacro y sufre malformaciones en sus piernas a causa de su displasia caudal.

Pero, tras años de visitas continuas al hospital en busca de soluciones, le han ofrecido una alternativa: poner una prótesis en las dos piernas para que pueda caminar. Para poder costearlas, su madre, Macarena Fernández Rodríguez, ha pedido ayuda a través de una campaña de crowdfounding.

Una enfermedad muy rara

La displasia caudal consiste en una malformación congénita rara de los segmentos inferiores de la columna vertebral, que provoca el acortamiento de los miembros inferiores y le impide caminar.

Esta enfermedad, que se presenta en 1 a 25 casos por cada 100.000 embarazos, es muy poco conocida en España, donde apenas se conocen casos e Iker es el único niño con tan graves afectaciones.

Iker 3

Según explicaron sus padres, el embarazo de riesgo pudo estar detrás de la aparición de este síndrome, ya que su madre era diabética y tenía sobrepeso. Sin embargo, añade la madre de Iker que siempre les aseguraron que la gestación iba bien hasta que Iker nació: "en el ginecólogo siempre me habían dicho que todo iba perfectamente hasta que en la semana 34 (octavo mes de embarazo) me provocaron el parto".

Estudios han revelado que "la diabetes materna es un factor de riesgo importante para el desarrollo del síndrome, que es hasta 200 veces más frecuente que en la población general".

Pero tras años de peleas para mejorar su calidad de vida, al fin Iker ve una esperanza real:

"Hace una mes y medio no dijeron que sus piernas no tienen solución. Nos han propuesto amputar sus extremidades inferiores y poner 'piernas de robot', como dice Iker. Hemos decidido hacerlo".

"La operación será entre octubre-diciembre, pero antes hay que ponerle también una máquina para unir las caderas, que también las tiene mal, para poder colocar luego sus prótesis. Él no tiene musculación y hay que creársela para sujetar las prótesis".

Así explica Macarena el duro camino que le queda por delante a su hijo, añadiendo que "no piensa rendirse" hasta lograrlo, ya que se trata de una operación "compleja" que implica la compra de forma privada de las prótesis, ya que la respuesta de la Seguridad Social es "demasiado lenta".

Para lograr los 12.000 euros que cuesta el proceso, Macarena, ha iniciado una campaña en GoFundMe. Va camino de lograr cumplir el sueño de Iker de poder caminar, porque en solo unos días ya llevan recaudados más de 7.100 euros. Entre todos seguro que podemos ponerles "las piernas de robot" a Iker y lograr que su bonita sonrisa, que enamora a primera vista, no desaparezca nunca.

Vía | Tele 5

Fotos | Facebook "Todos con Iker", con autorización expresa.

En Bebés y Más | Logran que un niño con un grave problema en la cadera que le impedía andar, vuelva a caminar por sí solo, Un niño de dos años con espina bífida es capaz de desplazarse con libertad gracias a un invento de sus padres

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios