Compartir
Publicidad
Comienza la temporada de gripe 2018-19: te contamos todo lo que debes saber sobre la vacuna en niños y embarazadas
Salud infantil

Comienza la temporada de gripe 2018-19: te contamos todo lo que debes saber sobre la vacuna en niños y embarazadas

Publicidad
Publicidad

Ha dado comienzo en nuestro país la campaña de vacunación contra la gripe, y el Ministerio de Sanidad y el Comité Asesor de Vacunas de la AEP (CAV-AEP) han publicado las recomendaciones al respecto.

La gripe estacional es una infección vírica aguda, que en determinados pacientes puede ser grave o incluso mortal. Por eso, la OMS recomienda la vacunación en aquellos grupos de riesgo, entre los que se encuentran las embarazadas y los niños a partir de seis meses que presenten determinadas condiciones. Te contamos todo lo que debes saber si te encuentras en alguno de estos grupos.

¿Qué personas deben vacunarse frente a la gripe?

Según las recomendaciones de los expertos, la vacuna de la gripe está dirigida, preferentemente a personas mayores de 65 años, mujeres embarazadas en cualquier trimestre de la gestación (con especial hincapié en las embarazadas adolescentes), y bebés a partir de los seis meses, adolescentes y adultos con enfermedades de base o que presenten las siguientes particularidades:

  • Enfermedades crónicas cardiovasculares, neurológicas o respiratorias (displasia-broncopulmonar, fibrosis quística y asma).

  • Enfermedad metabólica crónica, como la diabetes mellitus o errores congénitos de metabolismo.

  • Enfermedad renal crónica o hepática y síndrome nefrótico.

  • Malnutrición moderada o grave.

  • Obesidad mórbida (índice de masa corporal ≥40 en adultos, ≥35 en adolescentes o ≥3DS en la infancia).

  • Enfermedad inflamatoria intestinal crónica.

  • Enfermedades reumáticas.

  • Inmunodeficiencia congénita (se excluye el déficit aislado asintomático de IgA) o adquirida (incluye la administración de corticoides sistémicos a dosis altas y mantenidas)

  • Asplenia funcional o anatómica.

  • Cáncer y hemopatías malignas.

  • Enfermedad hematológica moderada o grave, como por ejemplo la hemoglobinopatía con repercusión clínica, que requiera hemoderivados.

  • Enfermedades neuromusculares graves.

  • Implante coclear o en espera del mismo.

  • Enfermedad celíaca: Novedad incluida este año.

  • Inmunidepresión (incluida la originada por la infección por VIH, por fármacos, y en los receptores de transplantes).

  • Fístula de líquido cefalorraquídeo: Novedad incluida este año.

  • Prematuridad, preferentemente de <35 semanas o existencia de comorbilidad.

  • Trastornos y enfermedades que conllevan disfunción cognitiva: síndrome de Down, demencias y otras.

  • Los niños entre seis meses y 18 años que reciban tratamiento prolongado con ácido acetilsalicílico, por la posibilidad de desarrollar un síndrome de Reye tras la gripe.

  • Niños de seis meses a cinco años institucionalizados o tutelados por la administración.

  • Tratamiento con eculizumab: Novedad incluida este año.

Además, también se recomienda la vacuna a todo el personal sanitario, trabajadores de los servicios públicos esenciales, y cuidadores y familiares que convivan con personas de riesgo o con lactantes por debajo de los seis meses de edad en situación de riesgo.

La vacuna antigripal estaría contraindicada en dos casos: lactantes por debajo de los seis meses, y niños o adultos que hayan tenido una reacción alérgica grave a una vacuna antigripal previa.

El CAV-AEP considera que la vacunación antigripal de los niños mayores de seis meses no incluidos en grupo de riesgo, si sus padres lo solicitan y su pediatra lo considera conveniente, es una medida recomendable, dada la elevada tasa de complicaciones asociadas a la gripe en este grupo de edad y el impacto global de la infección en la población infantil.

¿Cómo se administra la vacuna en niños?

Gripe Y Ninos

El Comité Asesor de Vacunas de la AEP publicó el pasado mes una ficha técnica de las vacunas antigripales disponibles para uso pediátrico, con su composición y forma de administración.

Según el tipo de vacuna, deberá ser administrada a partir de los seis meses o de los cinco años, y siempre con inyección intramuscular puesto que las vacunas intranasales recomendadas para niños entre dos y 18 años, tampoco estarán disponibles en España esta temporada. Como novedad para esta campaña es la recomendación de que los niños de entre seis meses a tres años reciban la dosis completa de la vacuna (0,5 ml).

Para asegurar una protección óptima frente al virus, los niños menores de nueve años que se vacunen por primera vez deberán recibir dos dosis separadas por, al menos, cuatro semanas. La primera dosis deberá recibirse tan pronto como la vacuna esté disponible.

Cabe mencionar, además, que la vacuna de la gripe puede administrarse junto al resto de vacunas del calendario.

Vacunacion De La Gripe Vía CAV-AEP

Si tengo alergia al huevo, ¿puedo vacunarme?

Actualmente, las vacunas contra la gripe para menores de 18 años más ampliamente utilizadas en España son las trivalentes inactivadas, procedentes de cultivos en huevos embrionados de gallina, aunque las cantidades de huevo que contienen son mínimas.

Esto puede generar dudas en el caso de las personas que presentan alergia al huevo, una de las alergias alimentarias más comunes en bebés y niños de corta edad. Pero, según podemos leer en las recomendaciones aprobadas por el Ministerio de Sanidad:

"Existe evidencia científica suficiente para recomendar la vacunación a las personas con alergia al huevo, sin la necesidad de tomar ninguna medida de precaución especial"

No obstante, en los casos de reacciones alérgica graves o de anafilaxia, la vacunación será llevada a cabo por personal con experiencia y supervisión durante 30 minutos tras la administración.

¿Cuándo es el mejor momento para vacunarse contra la gripe?

Desde el punto de vista epidemiológico, en el hemisferio norte del planeta la gripe comienza cada año en la semana 40 y finaliza en la semana 20 del año siguiente. Es decir, la temporada de gripe abarcaría desde principios de octubre de 2018 hasta mediados de mayo de 2019.

Lo ideal es recibir la vacuna entre los meses de octubre a diciembre, y en el mejor de los casos hacerlo del inicio de la temporada gripal. Pero el CAV explica que mientras el virus esté circulando, la vacunación puede llevarse a cabo en cualquier momento.

La vacuna de la gripe en el embarazo

vacunas

Como hemos visto al inicio, la vacuna contra la gripe está recomendada durante el embarazo en cualquier etapa de la gestación. Esta recomendación viene dada tanto por parte de todos los organismos internacionales (OMS,CDC) como de los nacionales (Ministerio de Sanidad y sociedades científicas).

Con la vacuna a la mujer embarazada se consigue una triple protección:

  • Por un lado, se protege a la madre de sufrir complicaciones respiratorias, sobre todo a partir del segundo trimestre. Y es que se ha demostrado que el riesgo de complciaciones asociadas a la gripe es mayor en mujeres embarazadas que en las no embarazadas.
  • Por otro lado, la vacuna protege al feto ya que la gripe en embarazadas aumenta el riesgo de prematuridad, bajo peso al nacer y muerte perinatal.

  • Y en tercer lugar, recibir la vacuna durante el embarazo protegerá al recién nacido en sus primeras semanas de vida, gracias a los anticuerpos de origen materno que pasan a la placenta.

Pero a pesar de los beneficios evidentes que proporciona esta vacuna, el CAV-AEP se lamenta de las bajas coberturas vacunales en este sector de la población, debido en gran parte al miedo, desconocimiento y desinformación por parte de los propios profesionales sanitarios.

Síntomas y prevención

gripe

Los niños menores de dos años son, junto con los ancianos, el sector de la población con mayores tasas de hospitalización por gripe, y es que según informa el CAV-AEP "en ocasiones, esta enfermedad puede cursar con extremada gravedad, así como complicarse con sobreinfecciones bacterianas graves"

Los síntomas suelen durar entre una y dos semanas, siendo los más habituales la fiebre, el malestar general, el dolor muscular, los escalofríos, la tos y los mocos. El tratamiento está destinado a aliviar los síntomas, porque al tratarse de un virus no hay fármaco que lo cure, ni tampoco antibióticos.

La gripe se contagia con gran facilidad de persona a persona, a través de las secreciones respiratorias y de las manos contaminadas con estas secreciones. Es muy difícil prevenir el contagio, pero podemos ayudar con una serie de medidas que minimizan los riesgos:

  • Que los niños se laven las manos antes de comer o de llevárselas a la boca.

  • Evitar que se toquen la nariz, la boca y los ojos (y si van a hacerlo, que sea con las manos limpias).

  • Evitar el contacto directo con gente enferma, y no llevarlos al cole si son ellos los que están enfermos.

  • Enseñarles a taparse la boca para toser o estornudar, y enseñarles a limpiarse los mocos y tirar el pañuelo a la basura.

  • Limpiar y desinfectar los juguetes y objetos que tocan y chupan los niños (sobre todo si los van a tocar y chupar otros).

  • Ventilar la casa cada mañana, pasar tiempo al aire libre y evitar sitios cerrados con mucha gente.

  • Tener hábitos saludables que ayuden a fortalecer su sistema inmunitario, como mantener una dieta equilibrada y descansar bien por la noche.

Fotos | iStock

Vía | Ministerio de Sanidad, CAV-AEP, CAV-AEP

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio