Compartir
Publicidad
Publicidad
De padres que llevan a sus hijos con fiebre a clase (previamente medicados)
Salud infantil

De padres que llevan a sus hijos con fiebre a clase (previamente medicados)

Publicidad
Publicidad

Confieso que una vez llevé a mi hijo al cole con fiebre. En mi descargo, decir que fue sin querer, y que sucedió con el más pequeño, cuando tenía 3 años, en uno de esos días que lo despiertas "corre que no llegamos" y el crío se queda dormido en el coche, pensando tú que lo que tiene es sueño.

Diez minutos después de dejarlo me llamaban para decirme que tenía fiebre, y que me lo llevara de nuevo a casa. Y eso hice. Pero no todos pueden llevárselo a casa, o dejarlo con alguien, o le supone un problema mayúsculo empezar a tirar de hilos y pedir favores, y por eso hay padres que llevan a sus hijos con fiebre a clase, previamente medicados.

Por qué no hay que dejar a los niños enfermos en clase

Parece de perogrullo hablar de esto, pero es importante que las madres y padres sepan que los niños que están enfermos no deberían ir a clase. Los niños, por su condición de pequeños con un sistema inmunitario menos eficaz que el de los adultos, se contagian con bastante facilidad.

Además, es más fácil que toquen o chupen (según la edad) objetos que otros han tenido en sus manos, boca (o mocos) y que se vayan pasando los virus y bacterias con una facilidad pasmosa.

Así, la razón principal de que la recomendación sea "cuando el niño está enfermo no debería ir a clase" es evitar que ese niño contagie a otros niños, y a su vez, que otros niños no contagien de algo más al que ya está malo.

Que esta es otra: muchos niños van enfermos y llegan a casa aún más enfermos porque al virus que le provocaba mocos, tos, malestar y fiebre se le junta uno que causa diarrea.

Y es que lo importante no es que el pequeño esté por debajo de 37ºC, como quien va a más de 120 km/h por la autopista y frena cuando pasa por un radar para que la aguja no sobrepase el límite, sino que esté sano, no contagie enfermedades, no pueda contagiarse a su vez, y esté en buen estado para escuchar, participar, jugar y aprender.

¿Y si damos más valor a la salud de los pequeños?

Niños enfermos en el colegio

Ahora bien. Aun no compartiendo esa estrategia de saber que está malo y darle lo que sea para que pase por la puerta de clase con buena cara y "no te lo echen para atrás", puedo entender que algunos padres lo intenten por aquello de que "Seguramente es poca cosa", "Probablemente esta tarde ya se encuentre mejor" y "Como se ponga malo, no sé con quién dejarlo".

Y es que igual que los permisos de maternidad y paternidad son tremendamente cortos para criar a un bebé, que en la semana 16 tiene que quedarse ya con una tercera persona (si tenemos en cuenta que para que se cumpla el derecho constitucional de tener una vivienda digna tienen que trabajar los dos miembros de la pareja), esos primeros años en que aún se ponen bastante malitos siguen siendo un problema que en España no se ha resuelto.

Si le dices a tu jefe/a que ese día no vas a trabajar porque tienes al niño a 37'1ºC, ¿qué te va a decir? ¿Y si le dices que no vas a trabajar porque lleva un par de días con una tos que no le deja dormir, y que volverás en un par de días?

Quien tiene a las abuelas (o abuelos) cerca se puede apañar con ellas, pero quien no, ¿qué hace? ¿Contratar a una canguro? ¿Así, de repente, una que ni siquiera conozca al niño? ¿No cuesta más dinero contratarla que el que se gana trabajando ese día? Y si faltas mucho porque tu hijo se enferma mucho, ¿no corres riesgo de que te echen del trabajo?

Vamos, que igual soy yo que pido mucho, pero me encantaría que nuestro estado empezara a fomentar una conciliación donde los padres de niños pequeños tuvieran ciertas licencias en esos días en que los peques se ponen malitos.

Pero eso no pasará, ¿sabéis por qué? Porque siempre se pensará que nos lo estamos inventando, que el niño en realidad no está tan malo y que estamos abusando del sistema. En España somos así: todos corruptos y mentirosos hasta que se demuestre lo contrario (no hace falta preguntarnos por qué).

Porque otra opción es llevarlo al médico para que te haga el justificante... pero ¿qué sentido tiene llevar a un niño que lo único que necesita es un poco de cama y cariño? ¿No es un abuso de un sistema de seguridad social que anda bastante desbordado ya en su día a día, solo para "demostrar" que el niño no estaba para ir al cole?

En fin. Como veis, no tiene buena solución, pero es lo que hay y así os lo tengo que decir como padre y enfermero: si está malito, no lo lleves. Seguro que cuando va y está sano, tú también prefieres que sus compañeros no vayan enfermos, a riesgo de contagiar al tuyo, ¿no?

Fotos | iStock
En Bebés y más | Enfermedades más frecuentes en invierno y cómo prevenirlas,

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos