Compartir
Publicidad

Tras superar una leucemia tendrá que cambiar de colegio porque algunos compañeros de su clase no están vacunados

Tras superar una leucemia tendrá que cambiar de colegio porque algunos compañeros de su clase no están vacunados
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Thomas es un niño italiano de ocho años que acaba de superar una leucemia mieloide agua. El año pasado cayó enfermo, y tras someterse a quimioterapia y a un transplante de médula, este pequeño y su familia quieren comenzar a recuperar su vida.

El niño tiene muchas ganas de volver a la escuela y reencontrarse con sus amigos, pero es probable que tenga que cambiar de colegio, pues en el suyo hay varios niños sin vacunar. Tras su enfermedad, Thomas no tiene defensas y rodearse de compañeros no vacunados podría poner en riesgo su vida. Una triste historia que nos demuestra, una vez más, la importancia de vacunar a nuestros hijos: por ellos mismos y por quienes les rodean.

Acaba de superar una leucemia

En 2017 los padres de Thomas acudieron preocupados a la consulta de su pediatra porque su hijo llevaba varios días con fiebre alta. El examen médico y unos análisis de sangre confirmaron el peor de los diagnosticos: el pequeño padecía una leucemia mileoide agua, uno de los cánceres más frecuentes en la infancia.

Thomas tuvo que recibir quimioterapia y un transplante de médula, gracias a la compatibilidad de su hermana, dos años mayor que él. Ha sido un año muy duro para este niño y su familia, y aunque aún no tiene el visto bueno de sus oncólogos para comenzar a acudir al colegio, es cuestión de tiempo que pueda regresar a las aulas.

Pero deberá cambiar de colegio por culpa de los antivacunas

Aula

Thomas se está recuperando muy bien de la enfermedad, pero la quimioterapia y el transplante le han dejado sin defensas, por lo que es vital extremar las precauciones para evitar cualquier tipo de contagio.

Y llegados a este punto es donde su familia ha encontrado el principal problema, pues saben que en la clase de su hijo hay cinco niños sin vacunar, y en la clase de al lado otros tres, una situación que puede poner en riesgo su vida.

Los padres de Thomas han hablado con varios pediatras sobre el tema, y todos les han aconsejado buscar una escuela donde los niños de su clase estén correctamente vacunados, ya que la protección que ofrece la inmunidad de grupo es fundamental en su caso.

"Cuando un colega me contó el caso de este pequeño pensé que esto no era propio de un país civilizado. Hay personas que creen que las vacunas son dañinas, pero para niños como Thomas que han recibido quimioterapia, los antivacunas ponen en riesgo su vida. Ahora el niño tendrá que buscar una clase de estudiantes vacunados, probablemente a varios kilómetros de distancia de su hogar" - señala la doctora Oriana Maschio, al Corriere della Sera.

"Los hijos de los antivacunas constituyen un serio problema para nuestros pacientes oncológicos, ya que carecen de defensas debido a la quimioterapia y el transplante. Simplemente entrar en contacto con el virus influenza común (gripe) ya supone un grave riesgo para él. Lo mismo ocurre si asiste a una clase donde la presencia de compañeros no vacunados comprometa la inmunidad de grupo" - afirmaba Giuseppe Basso, director de una Clínica Oncológica Pediátrica.

Thomas tiene muchas ganas de volver a recuperar su infancia; de jugar con sus amigos en el patio de la escuela y reencontrarse con sus compañeros en el aula. De momento debe esperar unas semanas para recibir el alta médica, tiempo que aprovecharán sus padres para buscar una solución.

La importancia de la inmunidad de grupo

No es difícil ponerse en el lugar de estos padres y sentir rabia e impotencia. Después de todo lo que han vivido y sufrido, es probable que ahora les toque buscar otro colegio para su hijo, quizá a varios kilómetros de distancia de su hogar (con las implicaciones que esto tiene), y todo por la irresponsabilidad de algunos padres de sus compañeros.

Las personas vivimos en sociedad, por lo que es muy importante tomar conciencia del riesgo que supone no vacunar voluntariamente a nuestros hijos, tanto para ellos como para el resto.

El riesgo de no vacunar lo afrontan tanto los propios niños no vacunados (ahora y en su futuro) como el resto de personas que los rodean, y que por diversos motivos son más vulnerables y requieren de la protección de todos: niños inmunodeprimidos o enfermos que no pueden ser vacunados, ancianos, bebés que aún no han recibido todas sus vacunas, embarazadas....

Y es precisamente la inmunidad de grupo lo que ayuda a estas personas a no contraer enfermedades que podrían evitarse si los demás estuvieran correctamente vacunados. Por ello es tan importante corresponsabilizarse, y leer información contrastada, científica y veraz sobre las vacunas.

La OMS considera adecuadas o eficades las coberturas vacunales situadas por encima del 95 por ciento, por lo que los antivacunas constituyen un serio problema, ya que bajan la tasa de las coberturas vacunales de su país, rompiendo la inmunidad de grupo.

Medidas drásticas contra la no vacunación

Vacunar2

Ante los graves problemas que supone la no vacunación, son varios los países que se han sumado a la obligatoriedad de las vacunas, imponiendo multas a los padres, retirada de beneficios fiscales o incluso prohibiendo la entrada a guarderías y colegios a los niños que no tengan puestas las vacunas obligatorias.

El último país en estudiar esta medida (pendiente aún de aprobación) ha sido Holanda, que vendría a sumarse a otros países como Australia y Francia, donde la vacunación es obligatoria para acceder a las escuelas.

Italia es otro de los países europeos que el pasado curso decidió imponer la vacunación obligatoria contra 12 enfermedades para acceder a los colegios. Pero esta obligatoriedad sólo afecta a los niños de entre cero y seis años, por lo que no aplicaría en el caso de Thomas.

Según datos del Comité Asesor de Vacunas de la AEP, en nuestro país las coberturas vacunales son excelentes, especialmente en primovacunación, situándose por encima del 97 por ciento. Por ello, los expertos no creen necesario imponer la obligatoriedad, y apuestan por seguir concienciado a las familias sobre los beneficios de las vacunas, y importancia de vacunar a sus hijos.

Fotos | iStock

Vía | Corriere della Sera.

En Bebés y Más | La OMS vuelve a advertir de los peligrosos mitos sobre la vacunación, El 3,5% de los niños de Barcelona no están vacunados, 3.000 de ellos por motivos ideológicos, Otra mamá comparte la reacción de la varicela en su hijo y pide que todos los niños puedan vacunarse

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio