Publicidad

Sin pinchazo no hay paga: Australia retirará beneficios fiscales si no vacunas a tus hijos

Sin pinchazo no hay paga: Australia retirará beneficios fiscales si no vacunas a tus hijos
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

Australia es uno de los países donde los antivacunas más se han extendido en los últimos años. Si bien la tasa de vacunación es cercana al 90 por ciento, el número de menores de 7 años no vacunados asciende a los 39.000 niños. Hace tiempo que se venía ideando una fórmula para frenar esta tendencia y el Parlamento acaba de aprobar una medida que se pondrá en práctica el próximo año: sin pinchazo no hay privilegios.

A partir del 1 de enero de 2016, los padres que no vacunen a sus hijos dejarán de recibir los beneficios fiscales que perciben por el cuidado de los hijos. Dicen que tocar el bolsillo es lo que más duele, así que el gobierno australiano ha decidido poner este castigo fiscal a los padres antivacunas, excepto cuando haya una justificación médica, como los niños con sistemas inmunes comprometidos.

Castigo fiscal para los antivacunas

De esta manera se elimina la exención de los padres como objetores de conciencia y aún así seguir recibiendo los beneficios para el cuidado infantil financiados por los contribuyentes.

De acuerdo a las leyes de ese país, las familias con niños reciben 15.000 dólares australianos (10.800 euros) al año por hijo para sufragar los gastos derivados de su cuidado, guardería y demás. Lo mismo reciben las familias que vacunan como las que no vacunan, teniendo en cuenta que el no vacunar a los hijos, además de ser un peligro para la salud de todos, también supone un gasto extra para la sanidad pública.

"La elección que las familias hagan de no inmunizar a sus hijos no es apoyada por la política pública o la investigación médica, y tampoco debería tal acción ser sostenida por los contribuyentes en pagos para el cuidado infantil", dijo Tony Abbott, primer ministro australiano.

Los más críticos con la medida sostienen que esto afectará de manera desproporcionada a los de familias más desfavorecidas, y por el otro, se ubican quienes creen que las familias no tienen por qué subvencionar a quienes toman decisiones irresponsables como no vacunar a sus hijos.

¿Funcionaría algo así en España?

vacunas-infantiles-australia

Con los últimos brotes de enfermedades como sarampión, varicela, tos ferina, que incluso han provocado la muerte de niños pequeños, se ha cuestionado la obligatoriedad de vacunar a los hijos. La AEP cree que no es necesario por ahora pedir la obligatoriedad, su postura es la de convencer a los padres en base a argumentos científicos y éticos, informarles sobre los beneficios de las vacunas y el peligro de no vacunar, pero en la práctica hay posturas muy difíciles de cambiar.

¿Creéis que si se pusiera en práctica una medida similar a la de Australia aumentarían las tasas de vacunación?

Vía | IflScience
En Bebés y más | Australia paga a las familias para que vacunen a los niños

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir