Publicidad

Histerosalpingografía: todo lo que necesitas saber sobre esta prueba radiológica y su relación con los estudios de fertilidad

Histerosalpingografía: todo lo que necesitas saber sobre esta prueba radiológica y su relación con los estudios de fertilidad
Sin comentarios

La histerosalpingografía se utiliza principalmente como prueba diagnóstica cuando la mujer está teniendo dificultades para lograr un embarazo. Se trata de una prueba radiológica que permite observar el útero y las trompas de Falopio.

Si tu médico te ha recomendado someterte a una histerosalpingografía te explicamos en qué consiste, cómo se realiza y qué sentirás durante y después de la prueba.

¿En qué consiste la histerosalpingografía?

histerosalpingografia

Tal y como su propio nombre indica ('histero', ver útero y 'salpingo', ver trompas) esta prueba se utiliza para comprobar el estado y nivel de permeabilidad de las trompas de Falopio, así como el útero, con el fin de descartar anomalías que puedan interferir en el proceso de fecundación.

El procedimiento es relativamente sencillo y rápido (20 minutos) y se realiza en una sala de radiología. La mujer debe tumbarse en una camilla debajo de la máquina de rayos X y colocar los pies en los estribos, como si le estuvieran realizando un examen ginecológico.

El médico introduce un espéculo por la vagina para dilatarla, limpiar el cuello uterino y proceder al examen. A continuación se introduce un tubo pequeño a través de cual se administra el contraste. Este contraste teñirá el útero y las trompas, permitiendo una mayor visibilidad en la radiografía. Las imágenes que se obtienen podrán evidenciar i existe algún bloqueo en el canal o algún tipo de malformación en la cavidad uterina.

Cuándo se indica realizar una histerosalpingografía

Tal y como decíamos al inicio, la histerosalpingografía es una de las pruebas rutinarias de fertilidad que se realiza cuando la mujer está buscando quedarse embarazada y no lo consigue, o si ha tenido abortos espontáneos de repetición.

Según leemos en la web de VITA Medicina Reproductiva, la histerosalpingografía serviría para analizar:

Preparación y realización de la prueba

histerosalpingografia
El mejor momento para realizar esta prueba es en la primera mitad del ciclo menstrual; aproximadamente una semana después de haber finalizado la regla

Antes de proceder al estudio es fundamental asegurarse de que la mujer no está embarazada (de ahí que la prueba se realice en los días no fértiles), ni ha sufrido nunca ninguna reacción alérgica al contraste.

Por lo demás, no es necesario ninguna preparación previa especial, aunque se suele recomendar la administración de antibiótico antes y después de la prueba, con el fin de reducir las posibilidades de sufrir una infección.

También hay médicos que aconsejan el uso de laxantes o enemas para la obtención de imágenes más nítidas, así como la toma de medicamentos con efecto relajante o sedante el mismo día de la prueba, para aliviar la tensión y minimizar el dolor que pueda sentirse durante la intervención.

¿Es una prueba dolorosa?

La mayoría de mujeres describen la histerosalpingografía como 'molesta', pero no especialmente dolorosa, aunque lógicamente todo depende de la sensibilidad y el umbral de dolor de cada paciente.

El momento de introducir el espéculo en la vagina es algo molesto, y similar a lo que se siente en una revisión ginecológica rutinaria. Durante la prueba pueden sentirse dolores tipo cólico o contracciones, parecidas a las que algunas mujeres experimentan durante la menstruación.

Este dolor suele permanecer unas horas después de haber finalizado la prueba, y venir acompañado de un leve sangrado. Si el sangrado fuera abundante o aparecieran otros síntomas como fiebre elevada, flujo maloliente o intenso dolor pélvico, es necesario consultar de inmediato con el médico.

Efectos secundarios de la histerosalpingografía

Salvo el dolor y el sangrado vaginal leve, lo normal es que no se produzcan otro tipo de efectos secundarios más graves, aunque el mayor riesgo se encuentra en la infección de vagina, útero o trompas, de ahí que se suela recomendar tomar antibiótico como medida de prevención.

También podría presentarse una alergia al contraste yodado, así como perforación de la pared vaginal, el útero o las trompas al introducir el catéter, aunque se trataría de un riesgo muy excepcional.

¿Se trata de una prueba definitiva antes de comenzar un procedimiento de fecundación?

Desafortunadamente no, pero sí que es una de las pruebas más importantes por todo lo que puede llegar a diagnosticar. En cualquier caso, cabe mencionar que este examen solo permite visualizar el interior del útero y las trompas de Falopio, pero no los ovarios o cualquier otra estructura pélvica.

Como dato curioso diremos que en algunos casos, la irrigación de las trompas con el líquido que se inyecta puede ayudar a separar pequeñas adherencias que estuvieran impidiendo el paso de los espermatozoides, y por tanto aumentar las posibilidades de quedarse embarazada sin necesidad de tratamiento.

¿La Seguridad Social cubre esta prueba?

Si, la histerosalpingografía está incluida dentro del programa de fertilidad de la Seguridad Social. Sin embargo es importante tener en cuenta que generalmente hay listas de esperas de meses, así que entre el momento en que te dan la orden para practicartelo y el momento de llevarlo a cabo, puede pasar mucho tiempo.

Fotos | iStock

Más información | Radiology Info, Salud Mapfre

En Bebés y Más | Sólo tres de cada diez parejas con menos de treinta años consigue un embarazo cada mes

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios