Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Cómo será el parto?

¿Cómo será el parto?
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Muchas madres, sobre todo las primerizas, nos hemos sentido nerviosas acerca del momento del parto. La duda de no saber cómo se dará todo nos inquieta. Por eso, cuánto más informadas estemos, mejor.

El día menos pensado, entre la semana 37 y 42 de gestación, las complejas interacciones hormonales entre madre, hijo y placenta deciden que ha llegado el momento.

Comienzan las contracciones rítmicas y dolorosas, que desencadenan el parto, acortando y dilatando el cuello del útero. Empiezan cada 10 minutos y duran unos 15 segundos, luego aparecen más seguidas y duran más, hasta repetirse cada 2 minutos con 1 minuto de duración. La primera fase del parto, es decir, la dilatación puede durar entre 6-8 horas si la madre es primeriza o si no, entre 4-6 horas.

La segunda fase es la expulsiva y puede durar entre 30 min y una hora. Cuando el cuello ha dilatado 10 cm y la cabeza del bebé está en la vagina (se ve desde el exterior) está todo preparado para que tu hijo salga. Si no te han puesto la epidural sentirás ganas de empujar producidas por la presión del bebé; con la anestesia no las podrás sentir, por eso el médico te indicará cuando debes hacer los pujos. Probablemente, te hagan una episiotomía, una incisión en la piel y paredes vaginales que se realiza para evitar desgarros.

Parto 2.jpg
Si la fase expulsiva se extendiera más de 2 horas en primíparas, más de una en multíparas, o si hubiera alguna señal de pérdida de bienestar del feto, el médico puede recurrir a algunos instrumentos que ayudarán a la salida del feto: espátulas, ventosas o fórceps. Si algo fallara en algún momento, es probable que deba practicarse una cesárea.

Una vez que ha salido el bebé se corta el cordón y comienza la tercera fase del parto: el alumbramiento, es decir la expulsión de la placenta y la contracción del útero que dura unos 15 minutos.

La última fase es el post-alumbramiento, o sea, el control y la recuperación de la madre después de semejante esfuerzo, así como la atención al recién nacido. En los próximos diez días el útero se ira contrayendo hasta quedar su límite por debajo del ombligo y las pérdidas de las primeras 3-5 semanas irán disminuyendo hasta desaparecer.

Fuente | Departamento de Obstetricia y Ginecología del Instituto Universitario Dexeus

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos