Compartir
Publicidad

Estoy embarazada y mi barriga se pone dura, ¿a qué se debe?

Estoy embarazada y mi barriga se pone dura, ¿a qué se debe?
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si estás embarazada, seguramente hayas notado que a veces la barriga se pone dura o tensa, incluso desde las primeras semanas de embarazo. Muchas mujeres se asustan cuando sucede, ya que a veces esta sensación es acompañada de dolor o incomodidad.

Te contaremos a qué se debe que la panza se ponga dura en el embarazo o que se produzcan contracciones, algo absolutamente normal durante la gestación. Dependiendo del momento en el que se producen, su función es diferente y provocan sensaciones diferentes.

En el primer trimestre

Es posible que en el primer trimestre notes tensión en el bajo vientre o en ocasiones una especie de bulto duro sobre un lado del abdomen.

Se debe a que el útero empieza a estirarse para albergar al bebé que crece dentro de ti realizando pequeñas contracciones. Siempre que estas contracciones del útero no estén acompañadas de dolor intenso (que podría ser síntoma de embarazo ectópico) o pérdidas de sangre, no hay de qué preocuparse.

A partir del segundo trimestre

El útero es un músculo que crece constantemente durante el embarazo hasta multiplicar varias veces su tamaño. Hacia el final del embarazo tendrá la función de ayudar a expulsar al bebé para que pueda nacer. Para ello, realiza algunas prácticas o lo que se conocen como contracciones de Braxton Kicks o "contracciones falsas", con las que el útero se prepara para el momento del parto, y que son diferentes a las verdaderas contracciones de parto.

A partir de la segunda mitad del embarazo comenzarás a notar las contracciones con mayor frecuencia a medida que avanza la gestación. Algunas mujeres no se dan cuenta de ello ni tampoco experimentan dolor, mientras que para otras resultan bastante molestas.

Son especialmente dolorosas e incómodas si se producen por los movimientos del bebé dentro del útero, haciendo que la barriga adquiera formas muy curiosas: por ejemplo, en forma de pico, de ola o desplazada completamente hacia un lado.

En ocasiones puede que al producirse el endurecimiento de la barriga sientas también dolor en la ingle o en la entrepierna al involucrar también los ligamentos de esta zona.

Puede que sobretodo notes que la barriga se pone dura por las noches cuando estás acostada y tranquila y eres más consciente de las sensación de tu cuerpo.

¿Cuándo debo preocuparme?

Consulta con tu médico si:

  • Las contracciones son muy frecuentes: se repiten varias veces al día con intervalos de poco tiempo (aproximadamente cuatro en una hora)

  • Las contracciones son muy intensas y dolorosas.

  • Están acompañadas de pérdidas de sangre, tapón mucoso o líquido amniótico.

  • Si tienes algún otro signo de parto.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio