Compartir
Publicidad

El Omega 3 de los pescados protegería a la embarazada de los efectos nocivos del mercurio

El Omega 3 de los pescados protegería a la embarazada de los efectos nocivos del mercurio
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El pescado es un alimento muy sano, incluso para las embarazadas. El temor a los efectos nocivos del mercurio que contienen ha hecho que muchas mujeres se planteen la conveniencia de incluir pescados y mariscos en su dieta habitual. Si bien es cierto que se recomienda evitar ciertos pescados con alto contenido en mercurio por su potencial neurotóxico durante la gestación, no se pueden negar los grandes beneficios que tiene el Omega 3 que contienen para el desarrollo cerebral del bebé.

Un nuevo estudio realizado en las islas Seychelles, donde las mujeres embarazadas consumen pescado con mucha más frecuencia que en otros páises, sugiere que el Omega 3 podría proteger a la embarazada de los efectos nocivos del mercurio de los pescados.

Las mujeres de las Seychelles comen pescado unas doce veces por semana, y su exposición al mercurio en el pescado es unas diez veces más alta que la de, por ejemplo, un estadounidenses promedio, indican los autores del estudio. Y aclararon "no hallamos ninguna asociación entre esas exposiciones al mercurio y los resultados del desarrollo".

Creen que el aceite del pescado vence al mercurio. Los ácidos grasos omega 3 que se hallan en el pescado graso podrían proteger al cerebro de los efectos tóxicos potenciales del mercurio. Sólo hallaron problemas del desarrollo relacionados con el mercurio en los niños cuyas madres tenían unos niveles bajos de omega 3 pero niveles altos de ácidos grasos omega 6, que se asocian con las carnes y con los aceites de cocina.

Los resultados del estudio sugieren que deberían revisarse las indicaciones sobre el consumo de pescado, o bien aumentar la ingesta de Omega 3 que ha demostrado tener grandes beneficios para el bebé, mejorando, entre otras cosas, la función cognitiva y neurológica y ayuda al desarrollo de la visión.

No dejes de consumir pescado en el embarazo dos o tres veces por semana. Sólo limita la ingesta de aquellas especies que contienen mayores niveles de mercurio tales como el pez espada o el atún y elige aquellos pescados que se pueden comer sin riesgos en el embarazo.

Foto | Thinkstock
Más información | AMJCN
En Vitónica | Mercurio de los pescados, ¿realmente malo en el embarazo?
En Bebés y más | Las mujeres españolas, entre las más contaminadas de Europa, La ingesta de mercurio en el embarazo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio