Compartir
Publicidad

Prohiben el mono postparto de Serena Williams, pero nosotros (como Nike) la apoyamos

Prohiben el mono postparto de Serena Williams, pero nosotros (como Nike) la apoyamos
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El 29 de mayo la tenista Serena Willians regresaba a un Grand Slam tras haber sido madre en septiembre de 2017. Y lo hacía en Roland Garros ganando, como es costumbre en ella.

También es habitual que marque tendencia con sus modelos en la pista. Y en esta ocasión no fue diferente: lució un mono completo de Nike, con el que afirmaba en redes sentirse como una heroína y ser un homenaje a las madres que lo pasaron mal en su postparto.

Pero el traje ceñido, elegido por razones médicas, ha sido prohibido por la Federación Francesa de Tenis y Nike ha salido en defensa de la tenista en Twitter:

“Puedes quitarle al superhéroe su traje, pero nunca podrás quitarle sus superpoderes”. 

Una elección de salud, no de estilismo

La sustitución del clásico conjunto de falda pantalón y top deportivo por una malla completa negra, de manga corta, pantalón largo y una cinta roja ceñida a la cintura, tenía una explicación médica:

Desde que Serena dio a luz a su hija, Alexis Olympia Ohanian, tuvo problemas de coagulación de sangre, algo que ya casi le cuesta la vida durante el parto. Tal y como explicaba la tenista en un artículo publicado en la CNN:

“Tras el parto sufrí una embolia pulmonar, que me provocó una tos tan intensa que abrió la herida de la cesárea. Al entrar de nuevo a quirófano para cerrar la incisión, los médicos encontraron un gran hematoma de sangre coagulada en mi abdomen. Así que tuve que someterme a una nueva operación para evitar que los coágulos llegaran a mis pulmones. Y cuando finalmente pude irme a casa, me pasé las primeras seis semanas de maternidad en la cama”.

Aún así, se siente afortunada por haber sobrevivido. “Llegué al punto en el que apenas podía respirar. Algunos días ni siquiera podía salir de la cama”.

De ahí que cuando reapareció en París, decidió elegir un modelo ajustado y de una sola pieza, que le ayudara con sus problemas de coagulación y que sirviera de ejemplo a otras madres recientes. Así lo explicaba en su cuenta de Instagram.

"Para todas las madres que tuvieron una difícil recuperación del parto. Aquí está, si yo puedo, tú también".

Como explicaba Trendencias, Serena quería “hacer un homenaje a todas las madres y a lo difícil que es la recuperación post-parto”.

Y es que la misma Serena comentaba: “Me siento como una guerrera cuando lo uso, como una reina de Wakanda quizás”, señaló la jugadora haciendo referencia a la película ‘Black Panther’. Y añadió: “Además es cómodo de llevar”.

Lluvia de críticas y apoyos

A pesar de sus explicaciones, a muchos les seguía intrigando por qué la deportista había elegido este conjunto que, con 25º C de temperatura, no parecía el más adecuado para jugar al tenis.

Bernard Giudicelli, presidente de la Federación Francesa de Tenis, fue más allá en una entrevista concedida a ‘Tennis Magazine’ que saldrá publicada en septiembre (según L’Equipe):

“Creo que a veces hemos ido demasiado lejos. La combinación de Serena de este año, por ejemplo, ya no será aceptada. Hay que respetar el juego y el lugar. Todo el mundo quiere disfrutar”.

Ahora, la Federación ha prohibido jugar con modelos como el de Serena. Y los comentarios no se han hecho esperar. La deportista declaró que respetaba la decisión de los organizadores, pero que lo usó por razones de salud. Y ha aclarado que ya no necesita usar este conjunto porque ha descubierto que las medias de compresión también permiten una buena circulación sanguínea. De hecho, las vestía en Wimbledon, cuando llegó a la final.

Y la guinda del pastel la ha puesto Nike, con su tuit de apoyo, que ya ha sido retuiteado miles de veces y cuenta con más de 2.000 comentarios aplaudiendo la iniciativa de la marca de ropa.

Serena Willians

Serena, icono de la maternidad

Es indudable que Serena Willians se ha convertido en un ejemplo para otras madres. Desde que nació su hija Olympia el 1 de septiembre de 2017, la tenista se ha unido a la lista de celebridades, como Chrissy Teigen, que hablan abiertamente de su maternidad, compartiendo incluso momentos en los que se siente vulnerable.

Este es su último tuit de Serena con su pequeña, donde cuenta con sencillez una anécdota que otras madres reconocen como propia y que hacen que una se sienta identificada con la deportista norteamericana. Pero su cuenta de Twitter de está llena de 'pequeños grandes' detalles.

"Los niños nos humillan. El otro día, en un vuelo a casa, Olympia insistió en correr por el pasillo y cuando finalmente conseguí que se quedara quieta, vomitó encima de mí".

Porque a veces la maternidad no es tan idílica como en principio se piensa y es más difícil aún en casos de deportistas de élite.

Al igual que la tenista bielorrusa, Victoria Azarenka, que volvió recientemente a las canchas de tenis después de tener a su hijo en diciembre, declara lo difícil que resulta para una mujer ser madre sin perder su reconocimiento en el deporte.

En primer lugar, hay que tener en cuenta que en este deporte se equipara el embarazo con una lesión, por lo que la carrera deportiva queda en suspenso hasta el regreso a las pistas, perdiendo el lugar en el ránking internacional. Serena Willians pasó del primer puesto al 491, en solo 14 meses. Aún jugó estando embarazada de ocho semanas y no regresó a las pistas hasta que Olympia había cumplido seis meses.

El estricto calendario, que obliga a las jugadoras a recorrer el mundo para acumular puntos para clasificarse para las mayores competiciones, hace que el tenis sea uno de los deportes con menos facilidades para que las mujeres puedan conciliar tener un hijo y mantener su nivel profesional.

Y es que la política de la Asociación Femenina de Tenis (WTA) solo les protege su ránking durante ocho torneos, y sin la opción de hacerlo como cabezas de serie, una medida que presiona a las jugadoras a tener que volver lo antes posible, con las dificultades psicológicas y físicas que supone su profesión.

Pero la ganadora de 23 Grand Slam confía en estar arriba en poco tiempo. Hoy ya ocupa el puesto 26 del ránking del WTA, aunque también reconoce no vivir igual su carrera deportiva desde que es madre:

“Saber que tengo a este precioso bebé esperándome en casa hace que sienta que no tengo que jugar otro partido. No necesito el dinero o los títulos o el prestigio. Los quiero, pero no los necesito. Es un sentimiento diferente para mí”.

Ya la realidad ha demostrado que se puede ser madre y seguir en la élite del deporte. Como hizo Blanca Manchón, que la dieron por acabada al quedarse embarazada y, ha vuelto a ser campeona del mundo en Windsurf solo siete meses después de que naciera su hijo Noah.

Y es que en España, incluso se obliga a las futbolistas españolas a firmar 'cláusulas antiembarazo' para seguir ejerciendo su profesión.

Por suerte, los ejemplos de estas madres coraje nos ayudan a las demás a superar el día a día. Así que cuando incluso nos sentimos malas madres por seguir con nuestra carrera profesional en lugar de dedicarnos exclusivamente al cuidado de tus hijos, podemos pensar en ellas y en su afán de superación. No estamos solas.

Fotos | Trendencias, @serenaWilliams y @Nike

En Bebés y Más | Antes y después de ser madre: cómo cambia el valor de las cosas En Trendencias | Serena Williams zanja la polémica de su indumentaria debutando en el US Open con este impresionante tutú

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio